Los aumentos salariales

A partir del primero de mayo, y por decreto presidencial, hubo un aumento nominal y en bolívares del llamado salario mínimo nacional, para todos las y los trabajadores que realizan funciones laborales en el territorio venezolano…el cual quedó establecido en 7 millones de salario básico mensual, más 3 millones por concepto de ticket alimentario, y que da un total de 10 millones de bolívares mensual, y que se constituye como "el mínimo ingreso mensual" que deben recibir la clase trabajadora, como producto de su contraprestación laboral…y hay una situación recurrente y que desde hace mucho tiempo ha generado polémicas y posiciones encontradas, cuando se dice: cada vez que se aumenta el salario mínimo, se disparan los precios de tal magnitud, que el salario del trabajador queda más golpeado, que antes del aumento salarial, y hay personas que hasta se preguntan si vale la pena que te aumenten el sueldo, cuando al siguiente día, se te convierte en sal y agua…

La discusión se radicaliza, cuando hay una posición muy firme, que dicen que es preferible que aumenten regularmente los salarios, porque de todas maneras, todos los días te aumentan los precios de los productos de la canasta básica alimentaria y de los servicios...eso significa de que estamos en presencia de una economía que se caracteriza por tener "salarios bajos y precios altos"…y que el dilema no debería ser si vale la pena o no aumentar constantemente el salario mínimo nacional…ya que el propósito de justicia social, es que el Estado debe proteger el principal ingreso de las masas trabajadoras: el salario…

Por lo tanto, uno de los mecanismos es la aplicación de "una real indexación", es decir, que los aumentos salarios deben estar por encima de los porcentajes inflacionarios, combinado por un ataque frontal a la ola especulativa con los precios de los productos que han decretado de hecho, una dolarización de la economía doméstica del día a día y que ha generado un perverso ambiente hiperinflacionario…

Sospecho que estamos ante un falso dilema, sobre si vale la pena o no aumentar el salario mínimo nacional…y el epicentro del problema es ¿cuál es el poder de compras de un salario mínimo?...y nos llevara a que el principal enemigo del salario, son los altos precios…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1107 veces.



Oscar Bravo

Un venezolano antiimperialista

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: