Gustavo Martínez, Camarada, la Revolución te quitó tu Sustento, pero nunca tu Dignidad

Queremos ante todo solidarizarnos con el camarada Gustavo Martínez, trabajador de Fama de América, el cual fue botado de manera oprobiosa el día 29 de enero de 2016. La calificación de despido aplicó por haber incumplido con su horario de trabajo en tres ocasiones en el año 2014.

Llama la atención el hecho de que el camarada Gustavo Martínez ha sido y es uno de los trabajadores más aguerridos y comprometidos, junto a otros que al igual que él han librado una batalla sin cuartel contra la corrupción y otras desviaciones que se han sucedido en Fama de América.

Sin duda el pase de factura no se hizo esperar, habida cuenta de que el camarada Gustavo se ha mantenido irreductible en su lucha, que es la misma de todo aquel que se propugne un verdadero revolucionario.

Cabe destacar que el camarada Gustavo Martínez es miembro del grupo de Marea Socialista, el cual ha sido perseguido, estigmatizado, vilipendiado y execrado por las cúpulas del poder político y esto es una verdad más grande que un templo, lo cual ha sido público, notorio y comunicacional, con el único fin de pretender acallar sus voces que denuncian verdades que a algunos funcionarios no les conviene que sean escuchadas, tales como el gran Desfalco a la Nación con los dólares del control de cambios.

Una muestra de ello fue lo que en su momento denunciaron los camaradas Gustavo Martínez y Gaby Becerra, en marzo de 2015, que motivó un escrito de mi parte el cual invito a releer (¿Corrupción en Fama de América?: http://www.aporrea.org/trabajadores/a204936.html), pues allí podrán enterarse, mis respetados lectores, de lo que ha ocurrido en Fama de América, bajo el silencio cómplice del entonces Ministerio del Poder Popular para Industrias.

Camaradas, hoy es el caso de Gustavo Martínez, mañana pudiesen ser ustedes o yo, los que por denunciar la corrupción obscena seamos objeto de una cacería de brujas. ¿Será que tenemos que callar cuando vemos cómo se afectan los intereses del pueblo y de la Patria y convertirnos en cómplices, traicionando con ello el legado de nuestro Comandante Hugo Chávez Frías, nuestro gran referente de lucha, de la ética y de la moral revolucionaria que a muchos de los que hoy nos dirigen les falta?

Es contradictorio que nuestro gobierno revolucionario, quien hasta la saciedad se pronuncia en contra de la corrupción y el burocratismo, a la hora de apoyar a quienes la denuncian, arremeta contra ellos, entronizando inexplicablemente la inoperancia, la indolencia, el amiguismo, la CORRUPCIÓN, el nepotismo, el burocratismo y la gran sociedad de cómplices que campea a sus anchas en todas las estructuras del Estado Burgués.

Es bueno recordarle a los camaradas que conforman nuestra dirección política, que este pueblo ya no es la masa amorfa e impensante del pasado. Hoy es dueño de su destino, gracias a la toma de conciencia que alcanzó junto a Chávez y a la capacidad de lucha que a lo largo de estos 17 años ha logrado en defensa de sus reivindicaciones.

Así que no se equivoquen, no hagan que el pueblo despierte abruptamente para defender su dignidad. Hoy las voces del chavismo gritan como nunca al unísono: rectificación, respeto a los derechos humanos, como el derecho al trabajo. Se dice una cosa y se hace otra. Se nos pide la unidad y se convoca a todas las fuerzas vivas de la Revolución, pero ese llamado se diluye en mera retórica cuando vemos que un camarada como Gustavo Martínez es despedido injustamente por combatir rodilla en tierra contra la corrupción enquistada en una de nuestras más emblemáticas empresas socialistas.

Como revolucionaria me siento total y absolutamente indignada con lo que le han hecho al camarada Gustavo Martínez y levanto mi voz, pues mi conciencia así me lo exige. No tengo nada que perder, excepto a mí misma si me callo. Pienso que aquel que abandona la lucha se convierte en un cobarde, pues la revolución la hacen los valientes, con todas las consecuencias que dicha lucha conlleve.

Llegue entones nuestro reconocimiento al camarada Gustavo Martínez y a todos quienes como él libran de manera valiente la batalla contra la corrupción y el burocratismo en cualquier lugar y circunstancia.

Camarada Gustavo, gracias por ser un referente de lo que debe ser un verdadero revolucionario. Recordemos siempre aquel pensamiento del Comandante Ernesto Ché Guevara: "Si eres capaz de temblar de indignación en cualquier parte del mundo donde se cometa una injusticia, somos compañeros". ¡Hasta la Victoria siempre camaradas! Aquí nadie se rinde. Más pronto que tarde el pueblo despertará para transitar las anchas alamedas que nos llevarán hacia la construcción del socialismo, como tarea pendiente legada por nuestro Comandante Chávez, y nuestra consigna será: ¡Patria Socialista o Muerte! Como siempre debió haber sido. ¡Por el control obrero lucharemos y venceremos!

Camarada Gustavo, cuando el hambre apriete en tu hogar, producto de tu despido, y tus dos hermosas niñas te pregunten por qué no hay nada que comer, diles la verdad, que fue por haber luchado por un mundo mejor para ellas, en contra de corruptos y burócratas, que pretenden desmontar nuestra revolución, y enséñales a luchar a ellas también, que su hambre se convierta en rabia y la rabia en lucha revolucionaria. ¡Chávez vivirá mientras el pueblo luche!

En Guatire, la Villa Heroica, a los 31 días del mes de enero de 2016.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4926 veces.



Zulika King

Coordinadora General del Movimiento de Batalla Social Punta de Lanza. Presidenta de la Fundación Punta de Lanza. Coproductora del Programa Radial "Trinchera del Poder Popular".

 zulikaking@yahoo.com      @ZulikaKing

Visite el perfil de Zulika King para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad