Magistrados del TSJ, es necesario tomar en consideración esta denuncia

La corrupción estructural y moral no sólo se ve reflejada en lo político, en lo ético ocupa un valor preponderante y es una clara señal de cómo el poder se maneja en función de los afectos. La incoherencia ideológica trasciende lo humano y se trasforma en un boomerang que al final del camino desdice el carácter racional de la aplicación de la justicia.

La entrega del poder a personas sin escrúpulos es una perversión signada por la naturaleza misma de quién ejerce el poder central. No hay paz con la humildad, la prepotencia irrumpe para apoderarse y jugar de manera déspota con la necesidad de la gente.

Estas líneas surgen como el resultado de la arrogancia de un funcionario en el usufructo del poder, poder conferido para truncar los sueños de paz social, justicia y bienestar. La amistad prevalece de manera inconsistente.

Entender el comportamiento de cómo funciona el PODER, no es tarea fácil. El objeto de estas líneas sólo pretende hacer justica a un grupo de trabajadores que un día se cansaron de tener tanto miedo y tuvieron la valentía de alzar su voz contra la injusticia, el acoso, el maltrato y tantas aberraciones que van inmersas en el poder de aquellos que no saben canalizarlo.

Líneas que para mí representan saldar una deuda moral a favor de esos trabajadores, más allá de las repercusiones y las consecuencias que puedan generar. Laboré en la Dirección Ejecutiva de la Magistratura 8 meses bajo la conducción del hoy candidato a la Asamblea Nacional, camarada Ing. Argenis Chávez, hermano de nuestro querido sempiterno Comandante.

Con mucho detenimiento observé siempre el comportamiento del Cnel [retirado] de la Guardia nacional, Luis Emiro Fernández Reverol, Director General de Seguridad de la DEM, así como al resto de los Directores Generales, el trato de subordinado a la autoridad siempre estuvo marcado bajo la tónica del respeto. Soy aun de los que piensa que el PODER, además de ser transitorio, se debe utilizar para el bien de la institución y no para detrimento de la misma, ni como herramienta para desencadenar pasiones contrarias al bien común. El egoísmo no debe formar parte del PODER.

Mi paso y desempeño en la DEM estuvo signado por el compromiso a la Revolución Bolivariana y mis convicciones políticas, no soy un advenedizo o un recién llegado, lógico suponer que a la entrada de un nuevo Director Ejecutivo, mi salida como personal de confianza, era un hecho, así que de inmediato puse mi cargo a la disposición, sólo hago mención de esto como un preámbulo a los hechos que aquí narraré.

Visto el desempeño del cargo que ocupaba y la naturaleza del mismo, poco a poco se acercaron a mí trabajadores de la Dirección de Seguridad para denunciar a su Director, algo que motivó mi curiosidad y comencé a realizar un trabajo que me permitió llegar a una conclusión irreversible, no hay una buena gerencia desde esa dirección, acusaciones que iban desde acoso a algunas compañeras, maltrato verbal y escrito a través del grupo de WhatsApp de esa dirección, política de terror en contra de funcionarios de carrera así como contratado, el otorgamiento de credenciales a personas ajenas a la institución. El análisis me permitió determinar muchas irregularidades las cuales de inmediato conversé y las pasé como un informe a mi inmediato superior, es ahí cuando pido una reunión con el Director Ejecutivo, quien, basado en ese informe, me instruyó solicitar de manera inmediata la renuncia del Director de seguridad.

Es de resaltar que en el informe que se consignó, 8 compañeros, entre trabajadores y trabajadoras, denunciaban al Director de Seguridad y sus aberraciones y había dos soportes de denuncias ante la Fiscalía General de la República. Se presentó en el informe el histórico de renuncias: (120) compañeros de carrera (personal fijo), así como más de 200 personas contratadas que de igual forma habían renunciado producto de la mala gerencia, desde la llegada del Cnel [retirado] de la Guardia nacional Luis Emiro Fernández Reverol.

Como es bien sabido, el acoso laboral se encuentra penado por nuestras leyes bajo la normativa establecida en la Lopcymat en su Art. 56. En este sentido se consignaron 8 denuncias violatorias del precitado artÍculo. Es sumamente preocupante la recurrencia de las denuncias hacia el Director General de Seguridad por parte de funcionarias y funcionarios adscritos a esa dirección, lo que indica y evidencia una práctica cuestionable y que atenta contra la moral y las buenas costumbres y presupone un clima laboral que afecta psicológicamente a las trabajadoras en esa Dirección así como un ambiente donde priva la violencia de género, para lo cual se deben adoptar medidas correctivas que detengan esa práctica sistemática y de abuso de poder.

Así mismo se determinó la entrega de carnets a personas ajenas a la Institución. El carnet es un documento personalizado, confiable, seguro, que identifica al trabajador y le permite acceder los diferentes espacios de la Institución. El mismo se le otorga al trabajador de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura, siendo un documento de características intransferible. El uso indebido, o la entrega de carnet a personas que no laboran dentro de la institución, es un hecho irregular y completamente ilegal, que trasgrede las normas y procedimientos que rigen la materia, por lo que representa un abuso de poder su otorgamiento a personas extrañas a la Dirección Ejecutiva de la Magistratura.

Compañeros Magistrados del máximo organismo del TSJ, irregularidades como estas y otras, en la actualidad son cometidas por el director de Seguridad, Cnel [retirado] de la Guardia nacional Luis Emiro Fernández Reverol, no sé si la Presidenta del TJS está al tanto de las mismas, yo personalmente le solicité su renuncia al cargo que venía desempeñando al Director en cuestión y de manera grosera e irrespetuosa me informó que no iba a renunciar, que su renuncia debía pasar por la aprobación de la Presidenta del TJS de acuerdo, ya que él ocupaba ese cargo por pedimento expreso de la compañera Gladys Gutiérrez y ella era la única que podía solicitarle la renuncia. De inmediato se recibió una llamada de la asistente de la Magistrada donde se nos informó que la renuncia no era procedente hasta tanto no se llegara al fondo de las denuncias. Es ahí cuando se decide su destitución, pero por cambio de las autoridades de la DEM no se pudo materializar. Repito, no sé si la Presidenta del TSJ está al corriente de este asunto, en todo caso, hoy será un hecho público y notorio.

El Cnel [retirado] de la Guardia nacional Luis Emiro Fernández Reverol sigue maltratando al personal y hay funcionarias y funcionarios que en la actualidad se encuentran bajo tratamiento psicológico debido a su comportamiento abusivo.

Reflexión final: La corrupción moral es fuente, sin duda, de todas las otras corrupciones. La moral es una ciencia que trata del bien y de las acciones humanas en orden a su bondad o malicia. La mayoría de los sistemas filosóficos sostienen que las leyes morales son principios básicos que deben regir la conducta del ser humano. Aunque estos principios difieren grandemente según las épocas y lugares, algunas han adquirido un carácter casi universal: respeto a los padres y antepasados, crianza y educación de los hijos, honradez, justicia, sentido del deber. La moralidad o inmoralidad de nuestros actos, la conocemos por la conciencia moral, nosotros sentimos en ese centro interior que es nuestra conciencia, cuando crece nuestro ser total, en el bienestar profundo.

Hoy Venezuela está sumergida en una fuerte crisis política y económica-social. Estamos inmersos en el rescate de los valores humanos (éticos y morales), la corrupción existe en cada uno de sus grados y mitificaciones por ausencia de la honestidad, la humildad, así como el sentido de la responsabilidad y el deber ser, carecemos de formación cívica. No podemos permitir conductas o comportamientos como el descrito, la utilización del poder como forma de persuasión, para ello está la justicia y las leyes.

Los hechos están a su alcance, así como la apertura o no de una averiguación que permita llegar a la verdad. Son ocho compañeros que se atrevieron a denunciar a una persona que al parecer, mantiene una conducta cuestionable, el actual Director Ejecutivo conoce ya de las denuncias, tienen Uds., Compañeros (as) Magistrados (as) la última palabra.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6007 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a214367.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO