El debate sobre la organización de trabajadores y trabajadoras en un movimiento laboral….

Es una realidad que las organizaciones de trabajadores y trabajadoras
en la Venezuela actual tienen una alta dispersión y por lo tanto no
ha mostrado la verdadera contundencia como organización para
imponer criterio en la dirección del actual proceso de cambios en el
país. Han salido por allí muchos voceros políticos e intelectuales a
describir como los trabajadores y trabajadoras acompañan el proceso,
lo cual es cierto, pero sus manifestación se han realizados de forma
mas notoria en organizaciones populares, en consejos comunales, en
movimientos políticos, académicos, ideológicos, pero no en sus
organizaciones sindicales, como ha debido ser, de forma clara y
precisa en sus objetivos consustanciales como organizaciones
laborales.

La mayoría de partidos políticos del pasado y los de reciente data
han impulsados en su propia organización movimientos laborales como
forma de incluir a los trabajadores en sus proyectos políticos, pero
no han hecho de los proyectos de los trabajadores sus proyectos
políticos. Por ello en la historia venezolana se destaca que las
organizaciones de trabajadores en Venezuela siempre han salido de
alguna manera directa e indirectamente de los partidos políticos,
tanto en el pasado como ahora. De allí vemos a la CTV y su relación
con AD , igualmente las relaciones de otras centrales con partidos
políticos de derecha e izquierda .

Una situación un tanto diferente pasó cuando se funda la UNETE, en
pleno proceso de desestabilizaciones del gobierno del presidente
Chávez y aun cuando la central cerro fila en la defensa del gobierno ,
nunca su estructura perteneció a un partido en especial , pero es
premonitorio que cuando la CTV tenia movilizada bajo engaño los
pocos trabajadores sindicalizados de un importante sector, esa
movilización fue suficiente para provocar un golpe de estado que saco
al presidente del gobierno.

Lo que quiero decir con esto es que toda la fuerza potencial de los
trabajadores y trabajadoras del país hasta el momento no ha sido
verdaderamente movilizada en función del proceso mismo, como
organización de trabajadores. Su movilización ha sido partidaria que
es otra cosa.

Por ello, cuando presidente Chávez se refiere a los trabajadores como
organización fundamental para apuntalar este proceso esta en lo
cierto y es notable la existencia de esa dispersión en una fuerza
con tremendo potencial como son los trabajadores y trabajadoras
organizados.

Ahora, pretender imponer organizaciones a los trabajadores desde el
gobierno es un craso error de parte del líder fundamental. Es posible
que sus cercanos asesores sindicales le hayan susurrados la necesidad
de utilizar su liderazgo para realizar semejante disparate y él en
sus necesidad urgente de posicionar un colectivo de dirección, donde
estén voceros legítimos de los trabajadores haya escuchados semejante
sofisma.

Es histórico que desde la primera internacional ha corrido mucha agua
bajo ese puente de la historia misma y desde allí se declaró que
cualquier emancipación de la clase obrera debería ser realizada bajo
su propia egida. Esa son verdades que aunque no se declaren absolutas
por el temor a errar lo son.

Observen como en Venezuela en aquellos momentos aciagos del proceso de
golpe de estado salió la UNETE con muchas fallas, pero la necesidad
histórica la parió y no pudo ser mas puntual que inmediatamente la
CTV cayo en el ostracismo del cual no podrá recuperarse jamás.

Por ello, solicitamos que nos aclaren cual es la razón histórica
actual de crear una central sindical estrictamente socialista y que
abarque elementos territoriales, del mar y de los ríos y del espacio
infinito, para justificar una nueva división de la clase trabajadora
en Venezuela. No hay nada de ello en la actualidad, solo que quienes
la promueven circunstancialmente están cercanos al líder del
proceso y solo ellos justifican el sofisma.

Pueden darse cuenta que en este escrito que no se ha defendido la
UNETE en función de sus logros o se ha menospreciados sus
desaciertos. Cada quien como líder sindical o de los movimientos
laborales del país debería juzgar para sus adentros su propias
responsabilidades en esa materia y los esfuerzos de algunos intentos
de trabajar para unidad de la clase trabajadoras.
Fortalecer la participación y unificar las corrientes internas con
objetivos programáticos comunes en la UNETE mediante procesos
electorales democráticos, transparentes y no con componendas
políticas.

Acá que cada quien asuma su guayabo.

Pero lo que si es cierto, es que históricamente nada justifica la
fundación de nuevas organizaciones de trabajadores que contribuya aún
más a la dispersión de la organización de los trabajadores. Por
ultimo, el problema económico mundial de los países más
desarrollados, por su interconexión en el sistema capitalista mas
temprano que tarde (en un año) tocara a nuestras puertas, ningún país
esta blindado y la lucha la debemos realizar no solo en la simple
defensa de nuestra nación, en la contradicción imperio-nación donde
debemos actuar unificado , sí no también en la contradicción
capital-trabajo que forma parte de la lucha interna .

Es decir entender por donde es que le entra el agua al coco.

sinafumlara@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5009 veces.



Delfín Amaro


Visite el perfil de Delfín Amaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a135439.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO