Avance de la revolución en PDVSA Intevep

Producto de la llegada del Comandante Chávez al poder se ha despertado la esperanza en el Pueblo. El propio líder ha expresado que la solución a las lacras del capitalismo, que nos afectan tan amargamente como pueblo, es el socialismo. 

El socialismo como propuesta emancipadora se hizo cuerpo en cada hombre y mujer de nuestra patria. La clase trabajadora se ha identificado con el socialismo y ha asumido que este proceso requiere cambios profundos para que realmente sea liberador. En ese sentido el sindicato de Intevep inició el apoyo a los gérmenes de las primeras misiones sociales, entre ellas la Misión Ribas, como manera de iluminar con conocimientos al pueblo oprimido. A sí mismo se continua con el apoyo a la Gran Misión Vivienda Venezuela.

Estas misiones empezaron en PDVSA y la casi totalidad de los trabajadores no entendiamos de que se trataban las Misiónes. Aun así fuimos voluntarios y nos entregamos en cuerpo y alma a instalar esta misión en el corazón del pueblo. Cruzamos quebradas, montañas, barrios, llegamos a las cárceles del Rodeo y fuimos ganando espacio poco a poco. Nadie nos pagaba por ser voluntarios en esas misiones, estábamos por convicción y por el anhelo de hacer el socialismo una realidad. 

Al pasar el tiempo y a consecuencia de la lucha cotidiana, muchos trabajadores y militantes revolucionarios empezamos a estudiar el socialismo en sus fundamentos teóricos. En PDVSA Intevep, Sintraintevep y otras organizaciones revolucionarias emprendimos como clase  trabajadora la misión de transformar la empresa en una nueva empresa, una empresa que además de entregar la renta petrolera, entregara hombres y mujeres al servicio de la revolución. Sintraintevep inició cursos de formación socialista, participando en reuniones y asambleas para concientizar acerca de la necesidad de ser militantes activos y no pasivos, mientras que lucha incansablemente por incrementar la calidad de vida de nuestros hermanos de clase.

SINTRAINTEVEP, ayudó a luchar contra la tercerizacióny luchó por que los cooperativistas pasaran a ser nómina activa de PDVSA. Así lo hicimos en PDVSA Intevep. Pero en ese transitar surgieron muchas contradicciones. Las contradicciones son producto de la ideología capitalista que nos abarca a todos. El socialismo al ser una propuesta emancipadora y anticapitalista debe luchar contra la opresión material y contra la influencia de la ideología que emana de las relaciones sociales capitalistas. 

Las contradicciones en PDVSA Intevep llevaron a que empezaran a aparecer las listas negras contra los defensores revolucionarios más activos pertenecientes al sindicato o a otras organizaciones revolucionarias socialistas. Convencidos de lo correcto de la propuesta presidencial del socialismo Sintraintevep ha continuado la lucha por una vida digna. Pero, a mediados de 2010 ya las contradicciones se empezaron a convertir en acosos, amenazas y persecusiones. Incluso se ha llegado al despido, reenganche y transferencias que implican despidos indirectos.

En nuestra empresa, PDVSA Intevep es público y notorio que se trata de casos de acoso laboral encubiertos como medidas administrativas rutinarias. El despido indirecto consiste en un trabajo itinerante y con viajes constantes al interior del país y en funciones de trabajo alejadas de la formación profesional del transferido, sin contar con una programación ni plan de trabajo. Se cambia al transferido del ambiente de trabajo con la única finalidad de afectar la unidad de los revolucionarios, la estabilidad familiar, psicológica y física. Esto también es conocido púbicamente en PDVSA Intevep, quieren afectar la unidad revolucionaria. 

En PDVSA Intevep un profesional de Investigación y Desarrollo de Exploración y Producción o Refinación tiene funciones asociadas a los yacimientos y a los procesos de refinería, mientras que el despido indirecto consiste en transferir al trabajador revolucionario a empresas que tienen por responsabilidad obras civiles. Se quiere hacer ver estas transferencias como una misión revolucionaria que se debe cumplir. Sin embargo, en PDVSA-Intevep existen grupos voluntarios de la Gran Misón Vivienda Venezuela que se ajustan al apoyo que cada trabajador sea capaz de ofrecer, nunca es obligatorio y no es un cargo laboral definido. Este es un trabajo voluntario que todo revolucionario asume en la medida de sus competencias y es algo temporal. En los casos de acoso laboral se ubican a los trabajadores revolucionarios fuera de su área de conocimiento para el cual fueron formados, se dice falsamente que van a trabajar a Caracas, pero la base fija de operaciones no existe y es en sitios indefinidos de Venezuela. Inicialmente, los supervisores engañan ofreciendo ayudar al trabajador con sus problemas personales y familiares para que estén más cerca de su hogar y así darle estabilidad, y lo que están haciendo real y maliciosamente es planificar la destrucción familiar, psicológica y moral, a la vez que torpedear los planes a futuro de los socialistas revolucionarios.

El socialismo es para mejorar la vida del pueblo y no para destruirla y lo peor es que lo hacen en nombre del Comandante Chávez y la revolución. ¿Hasta cuando esta situación?.  

La única salida es denunciar públicamente estas acciones que son un acoso laboral y nadie puede creer que este tipo de acciones contrarias al socialismo puedan provenir de líderes socialistas. Hay que darle vida a la LOPCYMAT ya que expresa en su artículo 56, sección 5 que: "los empleadores deben abstenerse de realizar, por si mismos o por sus representantes, toda conducta ofensiva, maliciosa, intimidatoria y de cualquier acto que perjudique psicológica o moralmente a los trabajadores y trabajadoras, prevenir toda situación de acoso por medio de la degradación de las condiciones y ambiente de trabajo, violencia física o psicológica, aislamiento o por no proveer una ocupación razonable al trabajador o trabajadora de acuerdo a sus capacidades y antecedentes y evitar la aplicación de sanciones no claramente justificadas o desproporcionadas y una sistemática e injustificada crítica contra el trabajador o la trabajadora, o su labor".

Esta situación intenta crear desanimo y división en nuestras propias filas revolucionarias, precisamente en momentos en que el imperialismo ataca la soberanía tecnológica de PDVSA. 

¿Cómo se puede ser coherente con el socialismo si en cuanto la clase trabajadora organizada sindicalmente avanza cualitativamente hacia un cambio de su conciencia, entonces se le persigue y amedrenta?.

Existe rabia y frustración acumulada producto de los atropellos hacia la base trabajadora, hay que parar esta situación explosiva por el futuro de la revolución. 

Patria Socialista o Muerte…Venceremos



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3801 veces.



Lucidio Garcia


Visite el perfil de Lucidio García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social