¡Qué viva ALCASA por siempre!

Invocar la paz laboral en C.V.G-alcasa y hacer gestiones para que esto se cumpla, es una responsabilidad compartida de todas y cada una de los que laboramos en planta, esto significa cumplir con nuestras responsabilidades cotidianas de horario y trabajo concreto, apegado a la convivencia revolucionaria.

Estas premisas contienen un alto sentido de mejorar la productividad y establecer un clima laboral que permita dar respuesta a las más sentidas necesidades de las y los trabajadores, cooperativistas y las comunidades, para la construcción del control obrero, expresado en el plan Guayana socialista 2009-2019.

No se puede seguir permitiendo, actos vandálicos en planta que afecten la emocionalidad de la clase trabajadora, que viene a planta a dar lo mejor de si, para colocar su trabajo al servicio de la sociedad en su conjunto y que este redunde en los aspectos sociales, económicos, educativos y el buen vivir, o sea la suprema felicidad social del pueblo bolivariano, expresado en el plan SIMON BOLIVAR 2007-2013.

Aquí cada quien, debe asumir con valentía el resultado de sus actos, no se puede defender lo indefendible, debemos como revolucionarios y constructores del socialismo garantizar el derecho al empleo a nuestros hermanos y hermanas de clase, pero esto no significa avalar y ser cómplices de individualidades o grupos que amparados bajo la protección de corrientes de poder, cometen los actos mas abusivos e irracionales, dando muestra de la mas absoluta impunidad y que además atenta contra los principios elementales del buen funcionamiento operativo y administrativo de nuestra reductora.

Actualmente alcasa vive un momento estelar en su historia, por un lado el gobierno revolucionario bolivariano aprueba la inversión de 403 millones de dólares para las adecuaciones tecnológicas en las líneas de reducción, fundición y laminación que incluye la instalación de una planta extrusora, para darle valor agregado al aluminio y garantizar parte del material necesario para la misión vivienda –Venezuela, como también aprobó 70 millones de dóllares para la compra de insumos de manera corporativa, que garantice la incorporación de celdas, para aumentar la capacidad de aluminio liquido, como también la integración de las plantas de aluminio que se expresa en la consolidación de la corporación del aluminio, todo este proceso libertario que esta a la vuelta de la esquina, con ejercicio en pleno proceso, requiere del compromiso, la convicción y la voluntad política de quienes defendemos la revolución y de quienes han dado toda su vida al servicio sincero y honesto por la patria y por el bienestar de su honrosa familia.

Quiero entonces en esta hora estelar recordar al comandante general de esta revolución al libertador SIMÓN BOLÍVAR, cuando en el manifiesto de Cartagena el 25 de diciembre de 1812, manifiesto, el por que se había perdido la primera república, entonces dijo:

“A CADA CONSPIRACIÓN SUCEDÍA UN PERDON Y A CADA PERDON SUCEDÍA OTRA CONSPIRACIÓN QUE SE VOLVÍA A PERDONAR”

No dejemos que se nos pierda alcasa, todo servidor público alcasiano tiene que asumir una postura patriótica y revolucionaria, esta en nuestra manos salvar alcasa de conspiradores y apátridas.

 

(*) Trabajador alcasiano-miembro activo del plan Guayana socialista 2009-2019.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2789 veces.



Alcides Rivero*


Visite el perfil de Alcides Rivero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Control Obrero, Cooperativismo y Desarrollo Endógeno