La mafia internacional contra Venezuela

La CIA, el Mosaad y las demás agencias criminales del imperio no disimulan ni cambian los formatos que utilizan a través del perverso cártel comunicacional mundial para desestabilizar a gobiernos cuyos líderes y pueblos no responden a sus intereses.

Estamos en una situación parecida a la que confrontaron los bolcheviques cuando surgía el estado de los soviets. En aquellos gloriosos años del pueblo ruso de finales del 17 y hasta la década de los 40, cuando el naciente poder soviético tuvo que enfrentarse a la rebelión interna de los traidores cooperadores de los ejércitos: alemán, japones, ingles, francés, norteamericano y polaco en defensa de la soberanía de la patria soviética, portar un carnet del PC bolchevique era llevar consigo la condena a la horca si caía en manos de los Guardias Blancos, de los esceristas, comunistas de izquierda o los ejércitos invasores.

Ahora mismo ser suramericano y pertenecer a las organizaciones que impulsan los procesos de liberación en el continente, es la tarjeta de presentación como terrorista, narcotraficante, cómplice de ETA, FARC, Alqaeda y paremos de contar. El narco - paramilitarismo colombiano y el franquismo en España afloran como los principales peones del imperio contra Venezuela y sus aliados del Alba.

Toda esa entente se teje a través de los medios de comunicación mundial que están al servicio del imperio en connivencia con jueces venales del viejo y nuevo continente, que son capaces de enlodar hasta a su propia madre con tal de quedar bien con el amo que les paga y que los mantiene en sus posiciones mientras le sirvan, porque cuando se chatarrizan de tanto rayarse vergonzosamente ante la comunidad mundial, entonces les espera el merecido destino de Manuel Noriega, que seguramente alcanzará también al paisa huésped del Palacio de Nariño en Bogotá, cuando deje la conserjería imperial, que hasta ahora le permite hablar en nombre del noble pueblo colombiano.

Seguramente que al salir de mandadero del imperio entonces la DEA va a encontrar a “Alvarito” el narco 83 de su lista de los más buscados y como Noriega, irá a parar a una celda en el norte, para que no pueda hablar.

Los cierto es que la mafia internacional está encrespada contra el pueblo venezolano y el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías. El ataque contra Venezuela y la revolución bolivariana ahora se apuntala en las cúpulas podridas de la justicia franquista española y la gringa, de allí salen un par de jueces cantamañanas, tratando de enlodar al comandante y a la revolución, a través de sus vergonzosos señalamientos, difundidos por todo el mundo, colocándonos como socios de las FARC y ETA.

Pero aun cuando resultan risibles los argumentos de estos “Cachorros del Pentágono”, los pueblos no solo de Venezuela, sino de Suramérica debemos permanecer en alerta, porque se trata de las viscosas garras imperiales que se extienden en busca de la formula para detener el proceso de liberación definitiva de nuestro continente.

No es casual que los ataques contra Chávez y Venezuela, surjan precisamente cuando comienza a consolidarse el sueño del Libertador Simón Bolívar, como es la construcción de una federación de repúblicas de Suramérica y el Caribe sin la presencia de Estados Unidos y Canadá. Para nadie es un secreto que esa ha sido la bandera de la revolución bolivariana desde que llegó al poder en Venezuela Ese proyecto fue boicoteado por Estado Unidos y Santander, con el saboteo al Congreso Anfictiónico de Panamá, convocado por Simón Bolívar.

El gobierno de Estados Unidos en contra de la opinión de la ONU, que tiene a Venezuela entre los países más eficaces en la lucha contra el narcotráfico, insiste en descertificarla. Lo risible de todo esto y que no dicen, ni Washington, ni la canalla mediática mundial, es que la ONU, a través de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), clasifica a Estados Unidos, como el primer consumidor de Cocaína y primer productor mundial de marihuana transgénica (Supermarihuana) en la cual la THC (Tetrahidrocanabinol) que en la orgánica es de 4%,en la super es de 20% y produce alzeimer en jóvenes de 16 a 26 años, de acuerdo a denuncias mundiales y es manipulada en laboratorios por científicos estadounidenses. De allí mismo sale la K2 (droga sintética), amén de la cannabis, que es consumida por 25,8 millones de norteamericano, 10,3% de la población mayores de doce años. De acuerdo a estudios serios Estados Unidos tiene 64 millones de drogadictos, de allí que el Estado tiene que garantizar que a cada uno le llegue su dosis diaria; de lo contrario se expondría a una implosión social de magnitudes incalculables, pues el adicto cuando le falta la sustancia es capaz de todo por encontrarla. Su principal proveedor de Cocaína es Colombia donde tiene siete bases militares antinarcóticos y la ruta por donde se va es la del Pacífico, entrando a territorio gringo a través de México, pero eso no lo ven en la Casa Blanca, ni en el Pentágono, porque la mala es Venezuela, que captura y deporta de ipsofacto a los narcos extranjeros solicitados por la DEA e incinera toda la droga que confisca cuando los traficantes tratan de utilizar el territorio bolivariano para sus negocios.

El otro caso es España, donde el “eficiente y recto juez”, ignora la droga que pasa por su territorio proveniente de Marruecos, rumbo al viejo continente y a los consumidores españoles, no encuentra a los etarras que en su territorio le queman el trasero a cada instante, pero quiere buscarlos en Venezuela a instancias de su pana, el inquilino del Palacio de Nariño, que los colombianos con su característico humor lo denominan Palacio del “Narquiño” por la condición de quien lo habita.

Menos mal que el presidente Chávez, no se queda con una, y sin miramientos mandó a lavarse el saco al juez y a sus voceros, dejando bien sentado que Venezuela es soberana y no tiene porque dar explicaciones a las calumnias que a la canalla internacional se le ocurra inventar por mandato de sus amos. Un presidente, digno hijo de Simón Bolívar.

Hoy más que nunca se impone la unidad y la organización de todos los revolucionarios del continente para de manera articulada estar preparados y enfrentar los embates de la poderosa mafia internacional, que pugna por la recolonización de Suramérica, lanzando sus zarpazos contra Venezuela.

Periodista

CNP 2414

cd2620@gmail.com cadiz2021@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1866 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: