La generación del caos

Trece bases militares rodeando la patria de Bolívar no es cualquier cosa, amenaza tras amenaza, provocación tras provocación, corroboran con fuerza la hipótesis del imperialismo en su búsqueda por crear las condiciones factibles para derrumbar el ensayo venezolano. Demasiado peligro para el imperialismo representa la revolución venezolana, más aún cuando cuenta con el sólido liderazgo del presidente Chávez, ellos lo saben y por eso tratarán de convertirlo en el estigma, es decir, en la “causa” de todos los males, esto en la realidad virtual para lo cual son ellos expertos, la campaña se afianza en ese sentido; aplicando el librito los gringos pretenden hacer de Venezuela el experimento perfecto para frenar la insurrección de los pueblos en esta hora.

La presencia de trece bases militares entre Colombia, Curazao y Aruba; las provocaciones permanentes con sobrevuelos y el escenario electoral de 2010 se conjugan en un plan en donde la desestabilización y el caos forman parte del plan maestro de los EEUU, caos, desorden y descontrol. Ellos (los imperialistas) buscan llegar a ese punto. La canalla criolla hace su papel de peones, desde los personajes grises como Oscar Pérez, hasta los más “sesudos analistas” se unen al coro de la estrategia imperial: presentar a Venezuela ante el mundo como una amenaza a la seguridad del imperio y por otra parte, presentarlo hacia afuera y hacia adentro como un país ingobernable. Desde los intentos por presentarnos como país narco, país que apoya a la guerrilla, el terrorismo y todo lo peor, hasta la guerra de amedrentamiento con incursiones aéreas como chantaje y el caos internop con asuntos como la especulación, todo para presionar a nuestro gobierno, todo este conjunto de cosas forma parte de un mismo plan: Desestabilizar y derrocar el gobierno revolucionario de Venezuela.

Por otra parte la estrategia imperialista cuenta con los opositores venezolanos, sector cada día más comprometido en los planes diseñados en EEUU y lanzados contra el país, con la finalidad de preparar el terreno en el ámbito político-electoral. Desde todos los ángulos el ataque es constante, la estrategia del caos sigue su marcha y en ello el estado junto al pueblo tiene que prepararse para la defensa de la patria.

La presencia de la bases militares tienen un objetivo estratégico, la ocupación de Colombia, Aruba y Curazao pretende generar tensión y por otra parte se intenta desde adentro desarticular las iniciativas revolucionarias que consolida la revolución socialista, si ese plan se les cumple no tienen ni siquiera la necesidad de invadirnos, aunque esta es una carta que ellos jamás dejan de tenerla allí. Los gringos intentan generar la sensación de una crisis insalvable en Venezuela, seguramente desde ya la especulación se asentúe, luego del anuncio de la modificación del tipo de cambio, fíjernse, ese es un elemento clave paar generar temor, sinseguridad y desconcierto, también genera descontento, si esto es logrado, el resultado para la estrategia imperial es redondito. Lo más probable es que inmediatamente se activen todos los mecanismos capitalistas para especular y crear problemas dentro del propio gobierno. Aunque elucubramos sobre el particular, no es muy difícil adivinar las intenciones de la contra revolución interna, aliñada con sobrevuelos y provocaciones de tipo militar.

En una situación como la actual, los actores revolucionarios deben salir a la calle y estructurar las redes necesarias en coordinación permanente con todos los organismos del estado. El pueblo movilizado dará al traste con los planes imperialistas. La defensa de la soberanía patria no es un problema único y exclusivo del estado, es una obligación de todo el pueblo, que de manera organizada se active para defender la patria.

En definitiva la concentración del poderío militar por parte de EEUU en la región nos da una idea del duro golpe que el liderazgo del presidente Chávez causa a la oligarquía imperial, el lanzamiento de ideas para organizar a los pueblos del continente en organismos como la ALBA, UNASUR, BANCO DEL SUR, etcétera, coloca en el epicentro de los cambios en el continente el proceso venezolano. Esto en vez de asustarnos debe llenarnos de orgullo, somos dignos herederos de la historia y nos nutrimos de la savia que dejaron regada en nuestro territorio gran americano hombres como Bolívar, Sucre, Miranda, Zamora, Simón Rodríguez, entre muchos otros. El presidente nos anuncia las mejoras de nuestra inteligencia estratégica, ésta es una obligación de todos y todas, venezolanos y venezolanas y una prioridad, nuestro país no puede estar huérfano en materia de inteligencia estratégica, menos cuando nos enfrentamos a la amenza imperialista.

El imperio en su librito concibe que a Venezuela la embochinchará con sus ensayos, ejecutados por los cipayos de acá; surge la teoría del caos, surge entre ellos la necesidad de colocar a Venezuela, a su gobierno, para los propios venezolanos en una especie de estado inservible, sin capacidad de respuesta y paquidérmico, incapaz de reaccionar para corregir errores y fallas, esa es una de las armas conque el enemigo cuenta y que estamos obligados a evitar. En esa parte el imperialismo activa a la canalla interna, a los medios, a los corruptos, al sector capitalista vinculado a mafias y negocios ilegales. Es imposible imaginarse a Venezuela, país con una inmensa frontera con Colombia, el primer país productor y distribuidor de droga del mundo, que los tentáculos de este mal no hayan penetrado el sistema financiero y la estructura económica de Venezuela, más aún en la concepción capitalista de otrora, y sería ingenuo pensar que aún no padecemos esos males, es un cancer que penetra todo el tejido social y apenas el país entra en revolución para sanar esos males, diez años es un suspiro. En este sentido el mejor combate es no bajar la guardia y no detenernos un instante en la concreción del socialismo bolivariano.

En medio de una situación como la actual, amenazados por, nada más y nada menos que, 13 bases militares alrededor nuestro, con los gusanos oligarcas en nuestra propia patria, con nuestra gusanera mayamera aquí entre nosotros, haciendo negocios y bastante dinero, corrompiendo gente y generando la sensación de que la honestidad, el espíritu de solidaridad, lo colectivo, la conciencia del deber social y otros principios socialistas es algo utópico, una canalla interna que agrede al pueblo, lo llama chusma, desacredita al gobierno, ataca al líder, promueve la corrupción y destaca el lujo, lo fatuo e inservible. Una oligarquía grosera paseándose como si nada en nuestras narices, comprando jueces, sobornando funcionarios y llevando la putrefacción a todos lados, todos esos bombardeos juntos persiguen un solo objetivo: derrotar este hermoso ensayo y abortar la esperanza de liberación del pueblo y la construcción del socialismo.

La promoción de vicios, las ancias de enriquecimiento, todos los antivalores humanos están activados hoy en Venezuela, el imperialismo lo promueve y apuesta duro a que esta sea la causa del derrumbamiento de la revolución. La espada de Damocles que representan estas bases cumplen la fucnión de distracción, provocarán a Venezuela, provocarán a la Fuerza Armada, soliviantarán en los cuarteles, intentarán hacer ver las medidas socialistas como algo sin sentido, nos invadirán de mensajes donde el mensaje subliminal es: ser rico, ser corrupto, ser deshonesto, ser vicioso, ser consumista, etcéterá es sinónimo de éxito; ser honesto, ser socialista, humano, democrático, solidario, tener conciencia del deber social es igual a ser pendejo.

Los imperialistas, juntos a los capitalistas criollos juran y perjuran que tendrán éxito, qué éxito pueden tener si con sus concepciones excluyen al 80% de los venezolanos, mientras tanto apuestan a que parte de ese 80% de humildes los apoyará, para ello su estratagema se circunscribe al engaño, la mentira y la manipulación.

El anquilosado estado burgués que no termina de morir activa los anticuerpos para complicar todo, la estrategia es generar miedo, llevar al estado y al gobierno revolucionario a una situación de indefensión total, aislar a Chávez del pueblo y producir el zarpazo, el golpe de estado o magnicidio, luego la represión sería bestial y contra el pueblo humilde todo, incluso contra el propio pueblo que hoy es opositor, éste no dejará de ser pobre.

Las elecciones parlamentarias de septiembre forman parte de una oportunidad para la oposición de “calentar” la calle para favorecer la tesis de los sectores golpistas y fascistas, se colocan con ello el ropaje de ovejas, el lobo se esconde con ropaje “democratico” en las elecciones, pero la verdadera intención esta en la desestabilización, en el golpe de estado y en el magnicidio contra Chávez, aunque en un hipotético triunfo opositor, para ellos el mandado está hecho, la experiencia de Honduras será repetida en Venezuela y la represión será de tal magnitud que Pinochet terminará siendo un niño de pecho en comparación a lo que se desataría en el país, también es una extraordinaria oportunidad para las fuerzas revolucionarias de profundizar el socialismo en todas las instancias, he allí la lucha y la batalla del 2010, el imperio lo sabe y por ello generar el caos es determinante. El imperialismo conoce el vínculo del comandante con el pueblo, sabe que a una convocatoria de Chávez el país se moviliza, sabe que ante la amenaza a Chávez el pueblo saldrá como el 13 de abril, y sabe también que un contragolpe para ellos es mortal, por eso juegan con sigilo, juegan al desgaste, juegan a la desarticulación del pueblo, juegan a la desorganización y desactivación de las redes populares, hay distintos mecanismos para ello activados, son los mecanismos capitalistas que con toda su carga cultural se vuelca en nuestras conciencias para detener el avance al socialismo, es de esta manera como no nos queda sino acentuar la marcha, ir a fondo, con leyes revolucionarias que impacten el ámbito económico de tal forma que permita desarticular a la canalla capitalista. Asimismo el combate al pasado, al hombre viejo, a la cultura de la mezquindad, del individualismo tiene que ser a fondo. Es así como, lo que se haga en el corazón económico de la patria, PDVSA, nos señalará la senda futura. Son muy importantes los cambios en PDVSA, el fortalecimiento de ese movimiento de trabajadores, eso no se puede limitar solo a ganar un sindicato, hay que ir más a fondo, pero eso lo explicaremos luego, por lo pronto sigamos... Es por ello que sus voceros, (los capitalistas), adentro y afuera, manejan un doble discurso, por una parte hablan de paz pero callan ante las agresiones militares de los yanquis, hablan de paz, pero no dicen nada del presidente narco colombiano. En este coro se suman los intelectuales pequeño burgueses, instrumentos imperiales, quienes lanzan, vestidos de fraseología revolucionaria, dudas sobre el necesario liderazgo de Chávez. Asimismo instigan a la anarquía a través de un falso colectivismo inexistente e impracticable en la actualidad al menos, hablan de democracia pero su espíritu es prepotente; el desprecio hacia el pueblo y todo lo que represente socialismo y revolución es permanente aunque lo oculten con poses llenas de ambiguedad, estos personajes terminan siendo más peligrosos que los capitalistas declarados, ocultan las cosas y siembran la duda y la confusión.

Continúa el plan del caos imperialista, se nutre de puro capitalismo, hacen onerosos negocios con el estado y en sus propios medios llaman al asesinato del presidente, se hacen los locos en la toma de medidas socialistas y aplastan, o al menos lo intentan, toda idea socialista, se calan a Chávez por temor y cobardía, le dan vivas, pero en el fondo quisieran desaparecerlo de la faz de la tierra...continúa la teoría del caos y siguen cumpliendo con su papel.

Quieren presentar a Chávez como un loco que nadie le cree y nadie le para, es allí donde se requiere un partido a la altura del momento histórico, el pueblo ha dado muestras de heroísmo supremo, lo hizo el 13 y lo haría de nuevo, sin embargo, sin organización permanente y revolución permanente es imposible que se logren los objetivos; sin elevar el nivel politico del pueblo es imposible. Es imposible lograr los objetivos con una burocracia incapaz, es imposible lograr los objetivos con una burguesía oradando como sanguijuelas y sin compasión alguna la estructura de la revolución desde adentro, en lo económico fundamentalmente, pero esto tiene consecuencias graves en lo político y social.

La burguesía criolla, a diferencia de otros casos, mantiene mucho poder, sobretodo en el ámbito económico, esto le permite desde adentro hacer el juego y entorpecer la marcha del proceso. La batalla de hoy está planteada en todos los frentes, la mentira y la difamación forman parte de la estrategia imperial, a eso recurren... Por ejemplo, los EEUU viola el espacio aéreo venezolano, genera provocación y luego desmienten las incursiones aéreas al país, acaso ¿Están buscando que derribemos esos aviones para demostrarles que son ciertas las violaciones a nuestro espacio aéreo? Lo que si es cierto es que la provocación continúa en marcha, las escaramuzas en donde evidentemente persiguen un objetivo que consiste en atemorizar al colectivo y echarle la culpa al gobierno luego, allí entra a cumplir su papel la canalla mediática. Esto lo resumirían los opositores en una estrategia electoral basada en la reacción del pueblo ante “la violencia” supuestamente generada y promovida por el gobierno, cuando son ellos quienes la generan; es el formato tal cual ocurrió en Nicaragua con los sandinistas en los ochenta, no cabe duda que el imperio busca fórmulas similares, su creatividad es tan pobre que desempolvan viejos libritos y copian fórmulas que otrora le funcionaron, pero que ahora, si estamos mosca, dudamos que les funcione. El pueblo derrotará a todos los enemigos del socialismo, los de afuera y los de adentro también serán barridos. Por otra parte está el brazo armado del narcotráfico colombiano, los paramilitares, ya ensayaron una vez con una incursión armada en la propia Caracas, afortunadamente el gobierno actuó a tiempo; pero, la situación de la frontera, agravada por años con la existencia del contrabando y demás delitos que se generan con el narcotráfico, genera un caldo de cultivo propicio para los planes de desestabilización y la compra de conciencias. Todo ello conforma un cuadro complejo que nos invita a la acción articulada y coordinada por parte del pueblo; no podemos hacer análisis de lo que ocurre sin tomar en cuenta todos los elementos que inciden como contrapeso de la revolución, esto nos corrobora que la batalla no es sencilla y que no podemos dormirnos en los laureles de la indiferencia. Por más humilde que sea la responsabilidad de cada uno de nosotros el deber de todos es estar atentos al desarrollo de los acontecimientos.

El gobierno recientemente tomo acciones en materia económica cuando definio un nuevo tipo de cambio, la canalla burguesa desde sus nichos económicos desatarán la especulación, desde los pequeños hasta los grandes distribuidores intentarán “hacer su agosto”, los productos los dipararán en una espiral especuladora incontrolable, es una prueba de fuego para instituciones del estado y también para el pueblo, el partido socialista y los aliados; es una prueba para los revolucionarios. No podemos dejarnos desbordar por las ancias de enriquecimiento, hay que darle con todo a la especulación y la usura, eso es un delito grave que debe ser castigado como tal, sin compasión ni miramientos. Por la inoperancia en los servicios públicos, la inseguridad y la especulación se cuela la estrategia imperial, estos no son casos aislados, se deben a una centrífuga en donde están involucrados medios de comunicación, funcionarios corruptos, desviaciones capitalistas y todo un cúmulo de cosas. No podemos dejarnos desbordar por esas fallas. El pueblo, la fuerza armada, el PSUV, las organizaciones sociales y todos los revolucionarios derrotaremos la estrategia imperialista.


latojeda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3057 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor