Análisis de "El Arte de la Inteligencia"

El Arte de la Inteligencia de Allen W.Dulles 
Rodolfo Walsh(*) - www.aporrea.org 
02/12/09 - http://www.aporrea.org/tiburon/a91019.html

No se pierdan una coma del breve extracto; luego, saquen sus conclusiones. 
 
 
Sembrando el caos en la Unión Soviética, sustituiremos sus valores, sin que sea percibido, por otros falsos, y les obligaremos a creer en ellos. Encontraremos a nuestros aliados y correligionarios en la propia Rusia. Episodio tras episodio se va a representar por sus proporciones una grandiosa tragedia, la de la muerte del más irreductible pueblo en la tierra, la tragedia de la definitiva e irreversible extinción de su autoconciencia. De la literatura y el arte, por ejemplo, haremos desaparecer su carga social. Deshabituaremos a los artistas, les quitaremos las ganas de dedicarse al arte, a la investigación de los procesos que se desarrollan en el interior de la sociedad. Literatura, cine, teatro, deberán reflejar y enaltecer los más bajos sentimientos humanos. Apoyaremos y encumbraremos por todos los medios a los denominados artistas, que comenzarán a sembrar e inculcar en la conciencia humana el culto del sexo, de la violencia, el sadismo, la traición. En una palabra: cualquier tipo de inmoralidad. En la dirección del estado crearemos el caos y la confusión. De una manera imperceptible, pero activa y constante, propiciaremos el despotismo de los funcionarios, el soborno, la corrupción, la falta de principios. La honradez y la honestidad serán ridiculizadas, innecesarias y convertidas en un vestigio del pasado. El descaro, la insolencia, el engaño y la mentira, el alcoholismo la drogadicción, el miedo irracional entre semejantes, la traición, el nacionalismo, la enemistad entre los pueblos, y ante todo el odio al pueblo ruso; todo esto es lo que vamos a cultivar hábilmente hasta que reviente como el capullo de una flor. 
 
Sólo unos pocos acertaran a sospechar e incluso comprender lo que realmente sucede. Pero a esa gente la situaremos en una posición de indefensión, ridiculizándolos, encontrando la manera de calumniarles, desacreditarles y señalarles como desechos de la sociedad. Haremos parecer chabacanos los fundamentos de la moralidad, destruyéndolos. Nuestra principal apuesta será la juventud. La corromperemos, desmoralizaremos, pervertiremos.” . 
 
 
 
El texto pertenece al libro titulado EL ARTE DE LA INTELIGENCIA, de ALLEN W. DULLES, fundador e ideólogo de la CIA en la década de los 50. 
 
 
(*)ANCLA (Agencia de Noticias Clandestina), 1976

Articulo leido aproximadamente 120 veces

 
 
 
 

En días luy recientes leía con la atención requerida el fragmento del libro El arte de la Inteligencia escrito por Allen W Dulles quien fuera director e ideólogo de la CIA en la década de los 50, y quien era hermano, sí no me equivoco del inefable secretario de estado de los Estados Unidos para esa misma época Foster Dulles, quien estuvo de visita en Venezuela en esos años y me cuenta mi mamá, que era en ese momento militante de la Juventud Comunista que fue recibido con pitas y lanzadas de huevos y tomates por parte de los comunistas en su visita al Panteón Nacional, por todo lo que significaba ya en ese momento las políticas de dominación imperialistas.

Realmente les comento que quedé impresionado cuando leí el fragmento anterior, y viene a mi memoria la frase que con frecuencia repetía mi amigo y compañero de trabajo, durante los primeros cuatro años que estuvo el Ministro Navarro en Educación, el Lic. Luis Oblitas “estamos jodidos hermano”, por cierto gratos recuerdos de esos momentos, los cuales fueron de altísima conflictividad laboral, lo que nos obligaba a correr casi a diario para Miraflores a resolver los problemas que se presentaban con el Ministerio, pero eso es un cuento digno de otro artículo, volviendo a lo que me ocupa en este, es que cuando uno lee el párrafo del libro, publicado en aporrea, verdaderamente podemos decir “estamos jodidos hermano” y hagan un ejercicio y cambien al final del texto el nombre de Rusia por el de Venezuela y nos daremos cuenta que eso es lo que han hecho los organismos de inteligencia de los Estados Unidos hacia nuestro país desde que apareció la televisión por estas tierras, y creo poder afirmar con un margen de certeza válido que no solo hacia nuestro país, esta es una estrategia aplicada hacia todos los países occidentales, e inclusive hacia lo interno de los mismos Estados Unidos, ya que de esta manera la manipulación de la percepción de la realidad con intencionalidad preestablecida se facilita muchísimo, para así controlar la situación. Además les comento que impresiona la claridad de pensamiento y la facilidad con la que se plasmó en aquel libro en los años cincuenta, lo cual además tiene plena vigencia en nuestros días.

Comentaba con un compañero de trabajo ayer como esta estrategia hace innecesaria en muchos casos el uso de fuerza militar, ya que con el control de la realidad mediante ese mecanismo la afectividad y costo son mucho mejores y más barato que una acción militar directa, por lo menos en los países occidentales, otra situación muy distinta es la que se presenta en los países orientales, asiáticos y del medio oriente, tal y como lo decía en un artículo anterior, la realidad en los países islámicos es muy distinta, ya que por ser una religión minoritaria (el islamismo) con respecto al cristianismo, el cual se ha pervertido sobremanera desde sus inicios, es fundamental acotar que en el caso del comportamiento de los grupos minoritarios estos actúan  de manera más cerrada por propia protección, y por ello se hace más difícil su penetración, y en el caso del islamismo la predominancia y rigurosidad de su práctica religiosa funciona como un blindaje ante una estrategia como la que evidencia el libro en cuestión, quizás por ello que la estrategia para vulnerar a estos pueblos se centra en el desarrollo de las acciones militares liderizadas fundamentalmente por los Estados Unidos , tal y como lo esbocé en un escrito anterior, y cuyos resultados en la mayoría de la veces no coinciden con lo planificado, véase Afganistán, Irak y otros casos en el pasado reciente y no tan reciente, tal y como fue el caso de Vietnam.

Pero que podemos hacer aquí y ahora, considero que el único elemento estratégico que tenemos para salvaguardar nuestro proceso revolucionario, cuya oportunidad histórica dudo que se vuelva a repetir en los próximos cien años, es la educación pero no una educación que reproduzca las estructuras de dominación reales e ideológicas, tiene que ser una educación para la liberación que le permita al educando tener la capacidad de analizar y discernir la realidad, para así comprender la poderosa estrategia permanente, la cual en este momento histórico se ha agudizado en nuestro país al igual que en los países hermanos de Latinoamérica,  solo así, lo cual, además no es de corto plazo, y ya han transcurrido diez años, podríamos dejar de estar jodidos, y para ello se hace estrictamente necesario la articulación del Estado como totalidad concreta, es decir es urgente la articulación y coordinación de todos los medios de comunicación existentes, para lograr así la mayor efectividad posible, educadores  y comunicadores somos todos.

¡Hasta la Victoria Siempre! 

planificador_estrategico@yahoo.es




Esta nota ha sido leída aproximadamente 11032 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a91378.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO