Regresamos a la guerra fría

El reacomodo de la derecha internacional y la búsqueda desesperada por revertir las derrotas que ha venido sufriendo en todas sus manifestaciones el imperialismo desde la segunda mitad del siglo XX hasta la fecha, justifica más que nunca la convocatoria de una V Internacional Socialista y el nacimiento de un partido verdaderamente revolucionario con vocación internacionalista, capaz de unificar criterios entre los diferentes frentes obreros del mundo, para retomar la construcción del socialismo que no puede ser una tarea aislada de las trabajadoras y trabajadores de un país en particular sino que debe nuclear a todos los oprimidos del mundo.

Lo importante de todo esto es que el despertar de los pueblos nos está llevando a rápidas respuestas a las maniobras del imperio por fortalecer sus posiciones con la firme determinación de regresar a la dinámica de los 70 cuando mantenía un dominio absoluto sobre su patio trasero, con gobiernos títeres y militares subordinados que sembraban en sus comandos la idea de que Estados Unidos, es el amo y hay que respetarlo, no se puede ir contra sus intereses porque sería provocarlos y es mucho más conveniente mantener la boca cerrada y aguantar callados que exponernos a la ira del imperio.

Esa era la filosofía de los militares en cuyas manos descansaba la soberanía de la patria, tal y como sin ruborizarse lo dejó colar el ex Ministro de Defensa y ex Canciller de Carlos Andrés Pérez, en entrevista concedida a Ultimas Noticias, en su edición del domingo 29 de noviembre,en la cual culpa a Chávez y su política exterior de haber obligado a Colombia a buscar apoyo en Estado Unidos, frente a la amenaza de la exportación del bolivarianismo hacia el Continente y la asociación de Venezuela con Iran, Rusia, Bielorrus, China y otros países poco amigos de los yankis.

Las siete bases imperiales en Colombia, con la excusa de luchar contra el terrorismo y el narcotráfico, forman parte de esta estrategia del imperio y la ultra derecha servil, internacional. El estreno de Obama con el golpe de Estado en Honduras y la alfombra roja que en Costa Rica le tendió al terrorismo de Estado, su cómplice y colega del Nobel Oscar Arias, para el reconocimiento de un vergonzoso fraude electoral en ese país centroamericano y las maniobras desestabilizadoras en contra del Presidente Lugo en Paraguay, nos dan señales que esta diabólica alianza está jugando duro en contra de la libre auto determinación de los pueblos.

Pero también frente a estas arremetidas de la sangrienta bota imperial está la respuesta de los pueblos que arrastra en el lodo de la derrota al prepotente invasor.

En Afganistan pese al terror que han querido sembrar con sus prácticas criminales como son los bombardeos a centros civiles incluyendo campos deportivos, escuelas, hospitales,así como las torturas hasta la muerte a los prisioneros no han podido doblegar a ese noble pueblo,con el cual están perdiendo la guerra, pese al gobierno títere que instauraron al igual que Irán y ahora en Honduras.

La guerra de exterminio contra el pueblo palestino, a través de su brazo armado en el Medio Oriente, como lo es el genocida sionismo que somete al pueblo hebreo, en cuyo nombre cometen toda clase de crímenes tampoco ha logrado sus propósitos.

Porque la resistencia popular y la voluntad de un pueblo es mas fuerte que cualquier imperio invasor.

Esa resistencia que deja en ridículo a la mayor potencia militar en el mundo entero,es la fortaleza para la construcción de un mundo mejor, pleno de amor, solidaridad, desarrollo económico, social, político y tecnológico, donde la ciencia esté al servicio de la cultura de la vida, como medio de erradicar la muerte y la destrucción del planeta, enterrando al imperio y su capitalismo salvaje, que solo destruye y siembra a su paso desolación.

Los signos son alentadores, por una parte el movimiento bolivariano liderado por el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, está trabajando en la construcción de un partido con sólidos principios socialistas, desde las bases, como lo hizo Lenín hace más 90 años con el movimiento bolchevique, iniciativa que logró expandirse por el mundo, tal y como está ocurriendo con el bolivarianismo.

La convocatoria de una V Internacional Socialista propuesta por el líder de la revolución bolivariana encuentra eco internacional. Paralelamente 57 partidos comunistas se reúnen en la India, para discutir la situación mundial,que indica a todas luces que se agota el modelo capitalista y de allí las amenazas guerreristas del imperio y sus lacayos,en busca de oxígeno. En Uruguay José “Pepe” Mujica, un ex comandante de la guerrilla Tupamaro gana la presidencia en una segunda vuelta con más de 51 por ciento de la votación. En Bolivia, Evo Morales cada día se afianza más en la ruta a su reelección para profundizar la revolución socialista indígena, en Nicaragua el Sandinismo se atornilla en el alma Nica. En Perú, la popularidad de Alan García está por el suelo la expectativa, es que habrá cambios hacia la izquierda en los próximos comicios.

Las protestas en Colombia y en diferentes países del continente y el mundo contra la injerencia desestabilizadora de las siete bases militares en suramérica, son el dedo acusador contra Washintong y sus políticas alentadoras de guerras y genocidios contra pueblos que solo buscan ser dueños de sus propios designios, para desde esa perspectiva de libertad construir sus destinos en armonía,con la naturaleza y el resto del planeta.

El acercamiento de la Unión Europea hacía UNASUR, así como de Iran, Vietnam, Rusia, Bielorus y China, son manifestaciones que indican a las claras que la voracidad imperial y sus aspiraciones de imponer su hegemonía se está estrellando contra la conformación de un mundo pluripólar, que no está dispuesto a aceptar imposiciones y que el patio trasero de los Estados Unidos de Norteamérica, se convirtió en una muralla de contención contra los invasores. Hoy más que nunca se fortalece la unidad proletaria internacional, el marxismo - leninismo, junto a la raíces aborígenes son el abono, para el nuevo socialismo, el socialismo del Siglo XXI, que no tiene vuelta atrás. El imperio no quiere comprender esta realidad y busca que regresamos a la guerra fría.

Periodista*



CNP 2414 cd2620@gmail.com cadiz2021yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1620 veces.



Cástor Díaz*

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: