La Cumbre ASA: La sepultura de los imperios

El encuentro de las regiones que poseen la mayor riqueza del universo no puede sino ser celebrada por los pueblos del mundo, más aún cuando estos encuentros van dirigidos a consolidar loa lazos entre las dos partes del mundo que producto de la política imperial se mantuvieron desunidas, alejadas y sin conocerse por largo tiempo. Sin duda el mundo está cambiando vertiginosamente, las cosas que pudieran ser consideradas anatemas hace algún tiempo hoy son ampliamente discutidas, estudiadas y analizadas en distintos escenarios del mundo por los líderes de los países del mal llamado tercer mundo, por cierto, categoría implantada por los países desarrollados para catalogarnos como países “en vía de desarrollo”, cuando, por el contrario, éstos imperios se empeñaron siempre en negar la posibilidad de permitir siquiera que estos pueblos se encaminaran hacia el desarrollo; siempre debemos recordar que hemos sido objeto de modelos de desarrollo enmarcados en la estrategia universal del imperialismo y ello ha generado la más perversa forma de desarrollismo que ha sumido a los pueblos en meras factorías proveedoras de materias primas. En los días actuales los pueblos paulatinamente comienzan a tener mayor conciencia de su importancia por encima de los modelos imperiales y las imposiciones; progresivamente se desmarcan países del llamado tercer mundo de los designios imperiales y se abren paso en la ruta de la esperanza, es decir, en la ruta de su liberación y autonomía.


De la nota aparecida en la página web de Telesur, para recordar los principales puntos aprobados en la cumbre http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/58454-NN/cumbre-asa-cierra-con-el-compromiso-birregional-de-fortalecer-relaciones/, se desprende lo esencial de la misma, "FORTALECER LOS SISTEMAS REGIONALES", lo cual indica que todo esto nos lleva a la necesidad de articular distintos modelos de desarrollo en la más amplia gama de conceptos y definiciones que engloba la mayor policromía en el proceso de liberación de nuestros pueblos, lo cual contribuye a solidificar nuestros modelos tomando en cuenta el concepto más amplio de complementariedad entre los pueblos. Aunado a esto está la propuesta del líder libio Moamar El Kadaffi, o mejor dicho, las reflexiones de éste en torno a la conformación de la ONU y el Consejo de Seguridad de este organismo internacional, nos obliga a pensar en una nueva arquitectura internacional en donde "la fuerza inercial" que señala el presidente Chávez está obligada a desaparecer por una nueva dinámica mundial que incluya democráticamente  a los pueblos del mundo, esto sería sin duda un gran avance y una derrota a la dictadura internacional impuesta por cinco países en estos organismos con el llamado “derecho a veto”. El fortalecimiento de las instituciones regionales pasa por consolidar el aspecto financiero, político, cultural y de interrelación entre los pueblos que establezca mecanismos que no formen parte de los cenáculos inservibles en que el capitalismo ha convertido las instituciones financieras del universo, del universo. Aclaramos, inservibles para los pueblos, porque para los capitalistas éstos mecanismos forman parte imprescindible de su supervivencia y hegemonía y de la perversión misma de su propia configuración que no es otra que explotar a los pueblos pobres del planeta. Propuestas como las del Banco del Sur hecha por Chávez, entre otras, representan una ventana para que los pueblos se liberen de la dictadura financiera internacional impuesta por el capitalismo imperialista. Sin duda que se trata de una empresa gigantesca, en donde la labor de los pueblos es darle el calor necesario para que este conjunto de ideas impulsadas por ese liderazgo emergente en donde Chávez, Correa, Evo, entre otros, destacan, tomen la potencia requerida y que las mismas no puedan ser detenidas por las maniobras del imperio.  Sin duda, las amenazas contra la revolución bolivariana, la revolución ciudadana y la revolución multiétnica de Bolivia, por sólo citar unas, nos demuestra hasta que punto se está en condiciones de producir los cambios que el mundo requiere.


Por lo pronto, desde ahora mismo se inicia en el mundo un debate en torno a los modelos expuestos tanto por la cumbre capitalista celebrada en Pittsburgh y la cumbre de Margarita, Venezuela, el epicentro de un gran movimiento mundial. En estos precisos momentos, en donde estamos obligados a tomar conciencia del terrible riesgo que atravesamos como especie humana, en estos momentos, en donde el problema de cualquier rincón del universo se convierte en algo que retumba en el mundo, la visión de los pueblos no puede limitarse a espacios pequeños y lugares comunes, los pueblos estamos obligados a entender el momento histórico que vivimos. De todos los pueblos de este continente quizás el que posee mayor responsabilidad ante la historia es, sin duda alguna, Venezuela, sobretodo por ser la patria de ese gran pensador Simón Bolívar, el padre Bolívar y paradójicamente también es la patria que vivió la mayor traición a las ideas bolivarianas. Sólo basta leerse alguno de los documentos históricos de Bolívar para entender la magnitud histórica de su obra, pero también basta con leer las cartas del Libertador en sus últimos días, o sólo leerse la extraordinaria obra de Gabriel García Márquez, el General en su laberinto, para entender un poco la magnitud de la traición de los que vendieron el sueño de este gigante por las apetencias y las maniobras imperiales que nos ha mantenido divididos durante siglos. No queremos en estas líneas hacer un tratado histórico, estamos muy lejos de pretenderlo, sin embargo, la Cumbre ASA, la unidad Latinoamericana, los esfuerzos que hace Venezuela para consolidar esa unión y muy particularmente el presidente Chávez, ese acto que es el mismo de Bolívar encontrado en el tiempo, nos obliga como pueblo a estudiar el tema de la unidad y el tema internacional como parte del enfoque necesario para lograr la liberación de os pueblos. La ventaja que los imperios han tenido es que han logrado mantenerse unidos a pesar de sus diferencias y sus competencias desleales entre ellos mismos, los pueblos debemos entonces renunciar a los prejuicios chauvinistas para dimensionarnos exactamente en el momento histórico que vivimos, permitamos que los deseos del padre de la patria, del gran Simón se hagan realidad.  La posición de líderes como Chávez, Fidel y Kadaffi, deben ser apoyadas por todos los pueblos del mundo. La arquitectura capitalista mundial se estremece, se hace “inservible y ridícula”, tal como lo señala el líder libio, y, aunque parezca algo tragicómico, la realidad no obstante lacera y nos demuestra unas instituciones que son capaces de llegar al extremo de permitir en sus narices situaciones como las de Honduras; verbigracia  la OEA, la propia ONU, y en medio de aquellos mecanismos inservibles un imperio que afronta la más terrible crisis conocida hasta ahora, intenta mostrar una "tranquilidad" que no es tal, tal como lo señala Fidel en sus reflexiones sobre la cumbre de Pittsburgh.  La declaración final de la Cumbre ASA, en donde se exponen 95 puntos  que abordan temas como: La Cooperación multilateral, la Paz y la Seguridad, la economía, el comercio y la inversión, la energía y minería, los asuntos educativos, culturales y sociales, además de otros temas de interés como el caso de Honduras, el embargo a Cuba y la exhortación a la reanudación del diálogo sobre el caso de las Malvinas, demuestra lo denso del temario a su vez la importancia y  pertinencia de abordar los temas que afectan a los pueblos pobres del mundo y que con una respuesta de unidad es capaz de poner a temblar al imperio mismo.


Seguramente los laboratorios imperialistas desde ya tienen a sus expertos en la tarea de contrarrestar el profundo impacto que la cumbre de Margarita tiene en la escena mundial, seguramente estamos en medio de la activación de los poderosos laboratorios mediáticos que sean capaces de generar un manto que oculte y coloque en un segundo plano la profundidad de los asuntos planteados allí, lo que no podrán evitar jamás es que esta cumbre de Margarita representa el reencuentro de una gran cantidad de pueblos que se proponen una agenda común en donde seamos capaces de articularnos en una nueva ingeniería institucional mundial que permita el desarrollo de nuestros pueblos y el aprovechamiento de la riqueza que somos capaces de generar, tomando en cuenta que representamos la mayor riqueza del planeta tierra. Llegó la hora de buscar mecanismos de encuentro y de liberación, esto pasa por seguir ampliando la sepultura de los imperios y ello sólo es posible retomando a Bolívar, su pensamiento y su acción que nos dice el camino y nos guía para reencontrarnos con nosotros mismos y nuestras potencialidades. Razón tiene el imperio de condenar con saña a Chávez, Fidel y  Kadaffi, lo hacen porque representan el ideario libertario, el mismo que representó, labro y fraguo en el curso de la batalla el propio Bolívar, es la libertad, es la unión el camino para la derrota del imperio, con ellos estamos sepultando la espada de Damocles que atenta permanentemente contra las cabezas de la especie humana.


latojeda@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2334 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor