A Colombia se la considera, además de ser un "Estado Fallido", como la "Israel de América"

En nuestra anterior entrega: “Qué es Colombia, un estado fallido…” (11 agosto 2009), tratábamos de demostrar el carácter de “estado fallido”, según las tesis de los analistas norteamericanos, que se expresa en el territorio colombiano. Permítasenos informar sobre un par de noticias que se agregan a nuestra demostración. La primera de ellas es la entrevista que le hiciera la revista Cambio al máximo responsable de las FARC, señor Alfonso Cano; la segunda es la respuesta del señor Presidente de la República de Colombia, don Álvaro Uribe Vélez, quien manifestó que “…Esos bandidos [se refiere a los miembros de las FARC] pasarán de sus escondites del crimen y su protagonismo mediático a la cárcel…" (El Tiempo, jueves 13 de agosto, 2009, http://www.eltiempo.com)

Algo anda muy mal en Nariño cuando el Presidente de Colombia “contrapuntea” con el máximo representante de una organización que está considerada por los amigos íntimos y vecinos actuales y futuros de Uribe Vélez como de “terrorista” y su organización, por ende, las FARC, de “grupo terrorista”. Consideramos que quien debería responderle al señor Cano seria el señor Ministro de Asuntos Internos de Colombia, aun mejor, un “oficial” de segunda o tercer nivel (¿será que quien lo está asesorando, no se lo ha sugerido?). Pero en fin, eso es un “asunto interno” de Colombia aun cuando ello nos preocupe.

¿Por qué consideramos que don Álvaro no ha debido comentarlo? El solo comentario, de por sí, ya implica un “dialogo” de “perros y gatos” pero dialogo al fin y al cabo. Implica posiciones expresadas, públicamente, en el marco de una negociación y deja conocer la posición oficial de la más Alta Magistratura de la República de Colombia en la persona de su Presidente electo democráticamente (democracia representativa, of course) que, al unísono, manifiesta frente a los más altos representantes de la Iglesia Católica colombiana y la Cruz Roja ese criterio oficial de la Política tanto de Estado como de Gobierno de la República de Colombia, en tanto y cuanto, aquellos son los designados oficialmente del y por el Gobierno de la República de Colombia en cuanto a sostener “contactos” con los grupos irregulares colombianos, sean ellos las FARC y el ELN; es decir, ambas instituciones, la Iglesia Católica y la Cruz Roja, deberán estar reflexionando, en los actuales momentos, sobre el ridículo papel que están tratando de representar a favor de la Humanidad y la Paz hacia el seno de la sociedad colombiana cuando el criterio oficial del Gobierno de Colombia es tal cual el expresado en las palabras de Uribe Vélez, arriba expuestas. 

Ahora es cuando nos queda muy claro el por qué de la decisión del Gobierno de Colombia de alcanzar acuerdos renovados de cooperación militar con el Gobierno de Barack Obama, es decir, de los Estados Unidos de América, sobre la “expansión y profundización” de la cooperación militar para “tratar de acabar” con el “terrorismo (fundamentalmente) y el narcotráfico (más o menos; demasiado billullo)”. Acuerdos, por cierto, que son, públicamente, apoyados por los partidos políticos, los políticos y sectores de la sociedad colombiana.

El senador Juan Manuel Galán en declaraciones posteriores a su reunión con el Ministro de Defensa colombiano, Gabriel Silva Lujan, manifestó que “…Este convenio [El de las bases] tiene grandes ventajas para Colombia, pero hay que definir algunos términos que pueden tener varias interpretaciones. Por ejemplo, en el acuerdo se habla de ejercicios conjuntos para preservar la paz, la seguridad, la democracia y la estabilidad. Hay que establecer parámetros específicos para no caer en imprecisiones…" (El Espectador 12 de agosto de 2009, http://www.elespectador.com)

Continuo manifestando su acuerdo cuando expresó que “…se discutirán los recursos en defensa que tiene Colombia y cómo de aquí en adelante puede responder a los desafíos que se presentan en materia de seguridad…Hay que hacer un estudio minucioso de los submarinos, de la defensa antiaéreas, de navíos de aviones y de todo lo que significa tener una doctrina de disuasión creíble ante una posible o potencial agresión externa, ya que Colombia está en desequilibrio respecto a naciones vecinas…" (Ídem). Analicemos.

El senador Juan Manuel Galán fue muy preciso en sus apreciaciones. En primer lugar, acepta la conveniencia de la utilización de bases militares colombianas por miembros del Pentágono, es decir, acepta y apoya un aumento global de personal militar, civil y militar, y equipamiento diferente en dichas bases. Dice el senador Galán que dicha presencia servirá para realizar “ejercicios conjuntos” cuya finalidad, de esos ejercicios, es “…preservar la paz, la seguridad, la democracia y la estabilidad…” Si aceptamos el contenido de las declaraciones del senador Galán quien se acababa de entrevistar con el Ministro de Defensa colombiano, ese contenido manifiesta, aseverando nuestra apreciación, de que el Estado colombiano es un “Estado Fallido”. ¿Por qué? Dice el senador Galán que las tropas colombianas y norteamericanas realizaran “…ejercicios conjuntos…”; nada preocupante en ello, es algo normal que países aliados, como lo son Colombia y los Estados Unidos de América, realicen “ejercicios militares conjuntamente” según, evidentemente, un programa/proyecto de accionar militar frente a un “enemigo hipotético” (es decir: Venezuela, “of course, my dear”)

Ahora el objetivo fundamental de los “ejercicios conjuntos” son las siguientes variables u objetivos político-militares, a saber: “preservar la paz”, es decir, tanto las altas autoridades colombianas como las norteamericanas consideran que Colombia está en peligro –eminente o a mediano y/o largo plazo-, repetimos, en peligro de que “su paz interior” se vea alterada. Definitivamente, Hugo, las FARC son y están en una posición militar bastante solida porque “a confesión de partes…” ya que dudamos que el peligro de que el Estado colombiano vea alterada su “paz interior” provenga de Venezuela considerando que la Revolución Bolivariana es y será siempre “pacifica”.

La segunda consideración a decir del senador Galán es que Colombia necesita mantener “su seguridad”; nos imaginamos aunque el senador Galán no lo comentó que se refiere a la seguridad interna. Según nuestro modesto conocimiento, los factores que pudieran alterar la seguridad interna de Colombia son: las FARC, el ELN, los “paracos” y el “narcotráfico” y todo lo que gira alrededor del narcotráfico ya comentado en anteriores oportunidades. Reiteramos, la seguridad interna de Colombia jamás se verá alterada desde Venezuela; en todo caso, es Venezuela la que, permanentemente, ve alterada su seguridad interna por diferentes factores internos colombianos que desde territorio colombiano alteran nuestra “paz y seguridad” interna y nos producen graves problemas sociales, como son: secuestro, presencia de paracos, violación de nuestra Patria por elementos de la seguridad oficial colombiana, transito de estupefacientes por nuestro territorio nacional venezolano, entre otros.

El tercer factor que justifica el aumento de tropas norteamericanas en territorio patrio colombiano, según el senador Galán, es “la democracia”. Aquí nos “rasparon”. ¿De cuál democracia se está hablando? Absurdo si con solo leer los portales de la prensa colombiana, de lo que se está discutiendo es de un “desarrollo de la democracia formal” colombiana, es decir, la “democracia representativa” cuando está sobre el tapete nacional es el tema sobre la re-elección de don Álvaro Uribe Vélez para otro periodo del ejercicio de la Presidencia de la República de Colombia (coño! Luego critican a Chávez Frías, a la metodología que sustenta la democracia participativa de la Revolución Bolivariana y, en última instancia, a la voluntad del pueblo venezolano). Claro si hay que tomar en cuenta que la “democracia participativa” que se está generando, desarrollando, se está ejerciendo por toda la geografía social de la sociedad venezolana, es decir, entre “tirios y troyanos” es, quiérase o se rechace, la envidia de muchas sociedades que aspiran poder decir lo que piensan y sienten; esa “democracia participativa” es un verdadero ejemplo a nivel continental. Sorry, pal…that`s our fucking business; you fuck off and go to hell if you don`t like and disagree…

El cuarto punto tocado por el senador Galán es el de “la estabilidad”. Queremos agradecer al senador Galán que nos informe que dentro de los objetivos que tienen los “ejercicios [militares] conjuntos” colombo-norteamericanos a realizarse, según el propio Gobierno colombiano, dentro de la geografía colombiana sin menoscabo a los países colindantes, geográficamente, (léase: Brasil, Ecuador, Panamá, Venezuela y diferentes países de El Caribe) con la República de Colombia.

Reiteramos, le agradecemos al senador colombiano porque el concepto “estabilidad” no es solamente aplicable a la República de Colombia; nos explicamos con sencillos ejemplos cotidianos. En primer lugar y como primera consideración, estamos de acuerdo con el senador Galán y el Ministro de Defensa colombiano de que en Colombia hay, se mantiene y sigue desarrollándose un “cuadro de inestabilidad” permanente. ¿Por qué? Es evidente que el aumento del estamento militar norteamericano, en territorio colombiano, se sustenta en la calidad del Estado colombiano, es decir, los norteamericanos consideran que Colombia está en las puertas de convertirse en un “Estado Fallido”. El propio Gobierno de Colombia ha declarado que el aumento y colaboración militar colombo-norteamericana es porque el Plan Colombia no ha logrado alcanzar sus objetivos, cuáles eran y son la “derrota de las FARC” y el control ¿global? del narcotráfico; en ese marco de ideas, consideramos que con el aumento de la colaboración y con un aumento sustancial de tropas, tecnologías y equipamientos militares norteamericanos pudieran contribuir, positivamente, sobre los efectos que se han desarrollado socialmente producto del fracaso del Plan Colombia, tales como son los paracos (paramilitares colombianos), la exportación desde Colombia de la metodología para los secuestros de ciudadanos venezolanos, la exportación de la producción colombiana de drogas (cocaína, heroína, mariguana y otros) que traspasan las fronteras entre Colombia y Venezuela y, por las realidades de las actitudes de las políticas del Gobierno de Colombia de indiferencia oficial frente a las objetivas exportaciones de esas muy negativas variables producidas en Colombia y que tienen un efecto muy negativo sobre Venezuela afectando a toda la sociedad venezolana en su conjunto, es decir, a “tirios y troyanos”.

Como segundo factor en el cual incide, gravemente, la “inseguridad”, es en los desequilibrios regionales que la expansión de la presencia del Pentágono norteamericano en Colombia está ocasionando en la Región suramericana y de El Caribe. Para que me entiendan mejor; es como tratar de matar un mosquito con una bomba atómica. ¿Por qué? Pues dice el propio senador Galán que “…se discutirán los recursos en defensa que tiene Colombia y cómo de aquí en adelante puede responder a los desafíos que se presentan en materia de seguridad…Hay que hacer un estudio minucioso de los submarinos, de la defensa antiaéreas, de navíos de aviones y de todo lo que significa tener una doctrina de disuasión creíble ante una posible o potencial agresión externa, ya que Colombia está en desequilibrio respecto a naciones vecinas…" (Ibidem)

Bien “…a confesión de partes…” El senador Galán nos está informando, claro con toda la autorización del señor Ministro de Defensa colombiano, que Colombia se va a “…armar hasta los dientes…” Colombia, según su declaración, va a realizar “…un estudio minucioso de los submarinos…” Creo que el señor Cano va a tener que ir al mercado negro de armas para adquirir ¿torpedos? Y los señores narcotraficantes ¿no estaban usando un minisub para transportar droga? Quizás alguna nación de El Caribe estaría amenazando a Colombia o ¿será que ese estudio tendrá alguna relación con Venezuela? Pero no es solamente los submarinos sino también las “…defensa antiaéreas, de navíos de aviones…” con la finalidad de “…tener una doctrina de disuasión creíble ante una posible o potencial agresión externa…” es decir, que Colombia se está preparando para una posible “agresión externa” de los Estados Unidos de América ¿o será Brasil? ya que esos son los dos únicos países con capacidad de invadir Colombia, los demás nos dedicamos “Peace and love”.

Disculpen, una pregunta: ¿será que los palestinos se mudaron para Suramérica junto con el jihad, el Hellbollah, y los ayatolas conjuntamente con el Estado de Israel?   

¡Felicitaciones, Caballo! 

delpozo14@gmail.com  


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2662 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a84480.htmlCd0NV CAC = Y co = US