Las bases militares gringas en Colombia

Los gringos no escatiman esfuerzos para frenar el avance indetenible de los pueblos Latinoamericanos, de Manta Ecuador ahora se trasladan a Colombia en una clara ofensiva que amenaza a Venezuela. Dentro de la modalidad gringa están incluidos los llamados "contratistas", mercenarios que actúan en una franja de ilegalidad tal que no debe extrañarnos la articulación con los cuerpos paramilitares existentes ya en Colombia. Los contratistas son paramilitares, solo porque son gringos les llaman "contratistas", es decir, los que llevan a cabo el "trabajo sucio" según ellos, para mi entender, toda la política intervencionista de EEUU es trabajo sucio, no obstante, los eufemismos y las edulcoraciones saltan a la vista.

Ya el presidente Chávez advirtió y anunció la revisión de las relaciones con Colombia, no es la primera vez que Uribe nos sale "con las patas torcidas", es un peón del imperio, obedece sus designios y actúa amparado por la superestructura imperial. El propio congreso norteamericano hace cuestionamiento a las políticas desarrolladas en Colombia, sin embargo, el presidente Obama recibe "en familia" al presidente colombiano y los analistas consideran que la reciente visita de Uribe a EEUU representa algo importante porque es el tercer país de Latinoamérica que recibe el presidente Obama y "estar de tercero en una lista de más de 30 países deja ver la importancia de este país para EEUU", quien duda eso, sería necio negar el inmenso costo para los planes imperiales que le acarrea ser "el tercero en el orden" con un imperio herido que viene buscando agredir, no les extrañe que próximamente el congreso gringo apruebe el TLC con Colombia, todo en aras de “la seguridad estratégica imperial”. El ejemplo de Honduras, la agresión contra Venezuela al lanzar los bodrios de laboratorio con el tema de la droga, entre otros importantes servicios que el estado colombiano en detrimento incluso de sus propios connacionales le presta al imperio. (Fuente de nota) http://www.eluniverso.com/2009/07/22/1/1361/03345BEF372F4AD4AB7F8EA1C6D9E1D7.html)



El primer gran cuento fue el plan Colombia en supuesta lucha contra el narcotráfico, en realidad se quería combatir a las guerrillas y al mismo tiempo servía para vigilar a la Venezuela revolucionaria; ahora, luego del ensayo hondureño, la instalación de cuatro bases militares con sus soldados y equipos y aunado a ello los llamados "contratistas" paramilitares gringos, más que una amenaza vedada es una ingerencia directa en lo que le queda de traspatio al imperialismo norteamericano.

Si concluimos que los "contratistas" gringos y los paramilitares son la misma cosa, se ocupan del mismo "trabajo sucio" y entendemos las fuertes vinculaciones del estado colombiano con los grupos paramilitares de ese país, si venimos observando los intentos por llenar al país de paramilitares, ayudados por algunos gobernadores fronterizos, los anuncios del imperio y sus políticas en el vecino país debe preocuparnos absolutamente y llenarnos de una gran conciencia nacional del enemigo que nos están colocando allí cerquita en la propia frontera. Si Pérez Vivas y Pablo Pérez se sienten "guapos y apoyados" con los actuales paramilitares colombianos, si es vox populi que Pérez Vivas busca "ayudas" en el vecino país, ¿Como se sentirán luego de estar instaladas formalmente las bases gringas en varios puntos de la geografía colombiana?

El maridaje entre "contratistas" gringos y paramilitares colombianos debe producirse con la química del "amor a primera vista", no debe ser muy complicado que ambos sectores "intercambien experiencias" y ejecuten planes en coyunda, es muy obvio que contra Venezuela y Ecuador...recuerdan "el arco" o "la media luna" que tanto se denunció en alguna oportunidad, algo similar pretenden llevar a cabo estos personajes que junto a la oposición fascista venezolana, apátrida y sin sentido nacionalista están dispuestos a cualquier cosa con tal y salgan de Chávez.

Recientemente la revolución sandinista cumplió 30 años, 30 años de aquel julio de 1979 que impactó al país, el triunfo del Magallanes en la serie del caribe y la revolución sandinista formó parte de lo más noticioso de ese año 1979, también recordamos la contra nicaragüense en años sucesivos y las denuncias del papel de las bases gringas en Centroamérica, específicamente en Honduras. Ahora se trasladan a Colombia en donde los gringos tienen rato actuando so pretexto del plan Colombia. El presidente Chávez nos invita a estar vigilantes, el ministro del interior interviene en la Asamblea Nacional y en extraordinaria exposición nos habla de datos que delatan absolutamente los vínculos entre el imperialismo y el tráfico de drogas, esto siempre ha existido; el flagelo de la droga tiene su origen en el capitalismo, en el mercado, en la libre competencia, es decir, en la filosofía del capitalismo. Todo este cuadro nos obliga a estar el máximo alerta a todos; nuestras organizaciones sociales, nuestro partido, nuestras autoridades y todo el pueblo. Más alerta aún cuando tenemos de gobernadores en esa zona fronteriza a dos personajes como Pérez Vivas y Pablo Pérez. En este orden de ideas es menester que se produzca una respuesta institucional, todas las instituciones alerta, el pueblo preparado, atento, sin perder movimiento a estos personajes y sus redes fascistas y pro imperialistas.

El paramilitarismo colombiano recibirá entonces su dosis de refuerzo con los llamados "contratistas" gringos, yo prefiero llamarlos paramilitares gringos como lo hace el presidente Chávez, es lo más acertado; el mismo concepto, la misma filosofía, la misma función, conclusión: todo el trabajo sucio en la frontera, en la de Venezuela y la de Ecuador por parte de ese maridaje de la muerte, paramilitares colombianos y paramilitares gringos.

Con toda razón el presidente Chávez alerta al mundo, por eso sostiene: "dentro de poco comenzarán a llegar miles de soldados a Colombia, además de los que ya existen,, a cuatro nuevas bases militares. Soldados y esos que llaman contratistas que no son sino mercenarios paramilitares y asesinos, aviones, radares, armamento sofisticado, bombas". Conociendo los procedimientos de estos contratistas en Iraq, al igual que en otros países ¿Nos puede quedar alguna duda de lo conflictivo de la situación?

Los procesos Latinoamericanos se vienen desarrollando dentro de la visión democrática de la participación, de la diversidad, dentro del libre juego democrático en donde se confronta con reglas claras y en donde los factores opositores gozan de todas las prerrogativas que les otorga la ley, sin embargo, recuerden los decretos del gobernador del Táchira sobre el tema de la seguridad, de data reciente, en donde, como dijimos días atrás, se parecen mucho a la experiencia colombiana que le dio origen al paramilitarismo, recuerden el espíritu fascista de los mismos dirigentes que están en el gobierno en el Táchira actualmente aquellos 11 y 12 de Abril en contra de Blanco La Cruz y el pueblo bolivariano del Táchira, recordemos lo del Zulia en el tema de inseguridad y protección de grupos criminales, igualmente la forma como el exgobernador Rosales avaló el golpe de estado de Carmona Estanga ¿Se puede considerar a esa oposición, democrática? Es en ese contexto en donde debemos actuar, los gringos y paramilitares de cualquier parte del mundo deben tener en cuenta que no se pueden equivocar con Venezuela, este pueblo es heredero de Bolívar, de Miranda, de Guaicaipuro, del Negro Primero; por nuestras venas corre sangre a borbotones, no se equivoquen imperialistas y lacayos, Venezuela no es Honduras, no obstante, todo revolucionario lucha por alcanzar la paz y la justicia, eso es lo que nos mueve, es decir, haremos todos los esfuerzos por prevenir situaciones que pongan en riesgo al pueblo, en ese contexto el presidente Chávez denuncia ante el mundo las intenciones del imperio en Colombia para frenar la autodeterminación de estos pueblos que están decididos a ser libres. Por lo antes expuesto, estamos en presencia de un momento crucial en donde la unidad y la respuesta de todas las instituciones es requerida en aras de la defensa nacional, nos quieren poner sobre nuestras cabezas una espada de Damocles, no podemos permitirlo. El llamado es a estar alerta con la actuación de esa derecha fascista venezolana disfrazada de oveja en esta circunstancia, por ello no puede temblarnos el pulso a la hora de salvaguardar los intereses del pueblo, es hora de repudiar lo que intentan sembrar en la frontera con todas las fuerzas, si es necesario que todo el país se movilice a la frontera lo haremos, nos jugamos la patria, no es poca cosa, pero los fascistas internos y sus amos imperialistas no lograrán detener a la patria de Bolívar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3444 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor