Justificar lo injustificable

El caso del golpe de Estado en Honduras ha dejado una estela de señales que no debemos dejar pasar por alto. La primera, quién o quiénes están detrás de los golpistas.

Quiénes son aquellos capaces de garantizarle subsistencia a un país pobre, a pesar del aislamiento internacional que supone también acciones en lo económico. Parecieran muy seguros los golpistas, de poder superar esa prueba. Por algo será.

La otra es la medición de fuerzas de los organismos de integración. El primer día, tomó la delantera la Alba con la rápida iniciativa de Daniel Ortega de reunir en su patio a los presidentes de esa instancia, del Sica y del Grupo de Río. Innegable la demostración de la fortaleza que han alcanzado los organismos regionales, cuando vimos el mismo domingo 28 a los mandatarios latinoamericanos respaldando a Zelaya. Micheletti debe haber tragado duro.

La burda acción no dejó espacios para la duda en otras instancias más conservadoras como la OEA y la ONU. Hasta la misma Unión Europea se manifestó rápidamente y ordenó el retiro de sus embajadores.

¿Cómo ha podido permanecer un gobierno de facto en el poder, pese a la condena "universal"? Las comillas vienen dadas por la duda expresada al comienzo. ¿Están Israel y EEUU fuera del golpe? Puede ser que Obama, en pleno despliegue de una estrategia de mercadeo que lo paseó por tres continentes, no sepa en verdad qué cosas trama su Comando Sur.

Pero la guinda a la torta se la puso la intervención de la Clinton, al decidir que Arias intercediera para que Zelaya y Micheletti negociaran. Creo que Zelaya pecó de incauto, cuando se montó en un avión y fue a pedir la intervención del árbitro mundial. Craso error del que no obtuvo, como era de esperarse, nada.

Ahora la OEA está en un enorme dilema del que pende su subsistencia: qué hacer frente al juego cerrado. Ante la impunidad del gorilismo, está forzada a actuar con firmeza, o desaparecer. Pero Insulza nos sorprendió, dentro de todo, con la frase de la semana, dirigida a CNN (y afines): "yo no sé por qué hay tanta gente importante en medios y otras partes, tratando de justificar lo injustificable". Mejor, imposible.

Mlinar2004@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1786 veces.



Mariadela Linares


Visite el perfil de Mariadela Linares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Linares

Mariadela Linares

Más artículos de este autor