Del 9/11 al 25/11 “Septiembre Negro”. ¿Quiénes son los beneficiados?

El “efecto Wall Street” (la quiebra financiera en EE.UU.) produjo -como era de esperar- el “efecto domino” en las economías Europeas y en todos los países apéndices del imperio. Ni la ayuda prestada a los EE.UU. por varios bancos centrales del Asia y Europa, ni el plan de rescate de la actual administración republicana pudieron evitar el desplome que muchos vieron venir (uno de ellos, Alan Greenspan, quien fuese presidente de la Reserva Federal). Hoy más que nunca queda develado el fracaso del sistema capitalista y la trampa que alberga la globalización. Pero la crisis del capitalismo no cayó del cielo, aunque es su naturaleza, alguien la alimenta.

El famoso “plan de rescate” de la economía de los EE.UU. que recién fuese aprobado por la Cámara de Representantes de ese mismo país nos revela una verdad muy dolorosa para el pueblo norteamericano y para todos los pueblos del mundo. Y es que, del terror y la muerte y de las crisis financieras las grandes corporaciones transnacionales (la burguesía), quienes conforman al imperialismo, logran confiscar los dineros del pueblo. La naturaleza genocida y destructiva del sistema capitalista se hace cada vez más descarada e insoportable.

En un artículo publicado por la página Web www.rebelión.org, firmado por la Agencia de Noticias IAR, bajo el titulo: “Habemus plan: En marcha el mayor negocio financiero privado con dinero público, se recoge un dato muy importante y que nos permite ver con mayor claridad nuestra afirmación. Veamos.

El artículo dice lo siguiente: “El primer tramo del macro-negocio de "crisis" comenzó con la aprobación (el miércoles) por parte del Senado del plan de rescate por US$ 700.000 millones (…) Se trata de la mayor "inversión" estatal (dinero público) para rescatar empresas del sector desde el 11-S (…) En septiembre de 2001, el Congreso de EEUU aprobó una inversión estatal en la industria militar (Boeing, Northrop Grumman, General Dynamics, Raytheon...) de US$ 500.000 millones, para favorecer e inyectar dinamismo a los grandes consorcios armamentistas del Complejo Militar Industrial (…) Por entonces, la administración de George W. Bush presentó ante el Congreso estadounidense un plan para "proteger América" del terrorismo, en los mismos términos que utilizó siete años después el secretario del Tesoro, Henry Paulson, para rescatar al sistema financiero imperial estadounidense de las garras de la crisis subprime.”

Si contrastamos estos datos con las investigaciones realizadas por el periodista y analista internacional Manuel Freytas, junto a las innumerables publicaciones realizadas por el sociólogo norteamericano James Petras, quienes refieren al alarmante poder e injerencia de los lobbys sionistas en los EE.UU.; de los beneficios que estas agrupaciones han obtenido de la guerra y por las adquisiciones de entidades financiera y empresas quebradas realizadas por estos mismos grupos, todos estos análisis sumados a los estudios realizados por el francés Thierry Meyssan, quien ha demostrado que lo sucedido el día 9/11 (atentados terrorista a las Torres Gemelas y el Pentágono) fue producto de un auto atentado para justificar los planes guerrerista de la actual administración estadounidense, entonces nuestra sorpresa es mucho mayor.


basemtch@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4231 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI