¿Qué hace viable el fascismo en Venezuela?

EN 1974, salió la 1era. Edición del libro “vida y Muerte del Chile Popular” de Alain Touraine y donde pude  leer hace algún tiempo, un planteamiento que en ese momento pudo parecernos intrascendente, pero que ahora cobra sentido y utilizo como parte de esta nota, porque considero que permite comprender mejor la situación Venezolana. Touraine en este libro narró día a día los acontecimientos y para el 20 de agosto de 1973, faltando  pocos días para el golpe,  vio y escribió lo siguiente:

“Me impresionó mucho ver y escuchar a un tal Guzmán, periodista, que es además profesor de derecho constitucional de la Universidad Católica. Jamás había visto un tipo de hombre así en este país. Me ha asustado. En los periódicos de tensión extrema se ven salir las cabezas más horribles. La suya está habitada por una pasión de una lógica falsa: es un inquisidor. Su palidez es la de los jóvenes fascistas de antes de la guerra. Cada una de sus palabras lanza una maniobra sinuosa. No se si forma parte de un grupo extremista clandestino. En todo caso, merecía ser uno de sus jefes, pues pertenece al mundo del fanatismo fascistas” (subrayado nuestro)

II

Hace unas semanas, Walden Bello[*] ofreció un discurso en el momento en que recibía un premio de la Sección de Economía Política Internacional de la Asociación de Estudios Internacionales, con ideas que igualmente   comprender los movimientos que se realizan desde las organizaciones que apuestan por la salida de Chávez.

Por exigencia de los promotores del premio, el discurso se centró en relatar las experiencias y lecciones acumuladas en su actividad como “intelectual publico”. Bello precisó que en su trabajo ha podido aprovecharse y aprender de tres lecciones que le permitieron iniciar y transitar ese camino de intelectual comprometido con los cambios y transformaciones que están en curso actualmente.

Una de esas lecciones, Walden Bello la calificó como  “tensión entre analisis y acción y entre verdad y política”, que fue observada o extraída a partir de sus vivencias  en Chile durante 1972 y 1973 cuando preparaba su tesis doctoral. El hallazgo lo condujo al cuestionamiento de dos ideas (verdades) que modelan el pensamiento y actuación de los revolucionarios: 1) El fascismo y Pinochet fue posible por la intervención de los EEUU y 2) La clase media es una aliada de los sectores populares.

Walden Bello sostiene, producto de sus primeros análisis que Chile para ese momento no estaba experimentando o transitando un proceso revolucionario. La contrarrevolución (dice Bello) en ese discurso ya estaba en la calle con la aparición en las calles de los jóvenes organizados en el partido Demócrata Cristiano y la movilización (con el miedo y los medios) de amplios sectores de la clase media, que muy a pesar de sus orígenes o antecedentes sociales, les aterra sentirse iguales a otros porque viven sus “sueño” de seres especiales.

III

Lo que vio y percibió Touraine el 20 de agosto de 1973, lo vemos diariamente en Venezuela, casi como una película que se repite con los mínimos detalles; es un periodista (…), es un profesor (probablemente de la universidad católica), es un “experto”  con facha de inquisidor, mente y actuación de  fascista. Aquí, el detalle esté en la producción de  clones con apariencia de clase media y verbo dirigido fundamentalmente a crear miedo a través de un libreto  cuyo contenido y sentido no admite discusión en cuanto a su orientación fascistas y  racista (perdonen la redundancia), que los hace a ellos verse como seres especiales (catiritos, ojos azules y bellos) y con mensaje, según el cual, Chávez les quitara su visión de construir en Venezuela un  “Miami”, lo volvería  indios, negro, “choluos” y desdentados.

El discurso de Bello, permite simplemente agregar un detalle a esta “foto” escrita que colocó  Alain Touraine en ese libro y que es importante tener presente. Esa “tensión análisis/acción y verdad/política” debe permitirnos ver los riesgos. El factor desencadenante de una opción fascista en Venezuela que ya tiene presencia física y operatividad política (SUMATE, Movimiento 2 D, UCAB, UCV, Globovisión),  no será producto  del poder  de los EEUU, sino de los errores políticos y de gestión que se cometan desde nuestro lado. Cada error, cada mala gestión en una Alcaldía, gobernación y ministerio pondrá el las acciones fascistas y sus mensajes  en un terreno con mejores condiciones. El apoyo financiero y mediático de los EEUU es un abono; lo determinante estará en los factores internos.

Por ahora,  la contrarrevolución está en la calle a través de los mismos actores: Jóvenes fascistas de la UCAB, UCV, S.B y de los movimientos políticos. Nuestra función es limitar su accionar dándole poder a los pobres, sin equivocarnos en relación con el sentido de esta oferta. “Poder a los Pobres” es una ecuación matemática y política que aún no se ha podido despejar totalmente.

 evaristomarcano@cantv.net


[*]Walden Bello, es profesor de sociología en la Universidad de las Filipinas, con destacada participación en los movimiento “antiglobalización” y actualmente es presidente de la Coalición por la Abolición de la Deuda Externa.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1693 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a57357.htmlCd0NV CAC = Y co = US