Lucha Olímpica

Con los últimos acontecimientos políticos ocurridos en Tibet y con la marcha de la antorcha olímpica, China debería despertar de un largo sueño como era el que su desarrollo pacifico les permitiría integrarse dentro del sistema capitalista mundial sin crear conmociones entre sus miembros mas importantes.

Sin embargo, China se declara un país que busca el socialismo y cuenta con un nivel de decisiones centralizado y un Partido Comunista que esta presente en todos los niveles del Estado Chino aunque en algunos casos pareciera que la clase obrera no tuviera el papel dirigente que en la teoría clásica se le asignaba en este partido. Igualmente podríamos decir que si bien el Plan no ha sustituido el mercado, el mercado es planificado en su dirección y objetivos.

Todos estos aspectos son completamente distintos a los imperantes en los países capitalistas centrales y que por lo tanto imposibilitan su aceptación como “miembro pleno” del “sistema económico mundial” capitalista. Antes por el contrario y parecía que China no se ha dado cuenta de esto, es un “enemigo” potencial o real para ese sistema ya que es junto a Rusia un referente mundial alternativo a las leyes que ha impuesto a todos los países el capitalismo global y que al beneficiar a los países industrializados condena a la pobreza y al atraso al resto de los países del globo.

Como parte de esa situación de entendimiento en que trascurría el devenir de China, recibe la sede de los Juegos Olímpicos para el año 2008 donde todos esperaban que seria la “vitrina” que permitiría mostrar los avances logrados por ese país, siguiendo una linea político-económica propia y que le permitió alejarse definitivamente de aquella visión de pobreza que caracterizó durante tantos años a ese país. Pero algo cambió en las reglas políticas con que Occidente venia manejando las relaciones con China y todos los países capitalistas se han lanzado para mostrar sus verdaderas intenciones con ella, que no son otras que dividirla y destruirla para impedir que se convierta en el competidor global que amenace sus intereses e inclusive se convierta en el mediano plazo en la economía hegemónica a nivel mundial con la consiguiente imposición de leyes y normas que con un espíritu distinto al capitalismo tradicional, dictaría ese país.

Es así que súbitamente se materializa una campaña contra China, que inicialmente comienza con una supuesta rebelión popular en el Tibet por su independencia y la cual contó con el respaldo inmediato de los gobiernos capitalistas, asociando la consiguiente represión de estas manifestaciones como una “muestra” de la violación de los derechos humanos por el Gobierno Chino, para continuar con un saboteo internacional al recorrido de la antorcha olímpica, todo lo cual es organizado por la International Campaign for Tibet (ICT), con sede en Washington, brazo ejecutor de las campañas del Dalai Lama y financiada directamente, como es de suponer, por los Estados Unidos.

Tibet es una provincia de China, bajo un régimen de autonomía, nunca ha sido considerado un país independiente, y siempre ha tenido que luchar por mantener ese estatus, durante el siglo XX ante las apetencias Británicas y de los Estados Unidos y ahora de los Estados Unidos y de todos los países imperialistas,

ya que Tibet se encuentra en el centro de las políticas que están ejecutando estos países para intentar de perpetuar su dominación, ante el agotamiento de su potencialidad imperial.

En estas políticas de dominación están aplicando el mismo recetario ya conocido en otras regiones del mundo como es el de dividir a sus opositores, como en el caso de Kosovo, a fin de debilitar su capacidad de confrontación y facilitar su manipulación. El primer paso en esta estrategia es crear una imagen negativa del país-objetivo, que en este caso fue ampliamente logrado, lo que permitiría realizar movilizaciones contra el país escogido, donde no importa el numero de asistentes sino que se realicen con cierta regularidad para luego a partir de allí iniciar un proceso mas amplio de enfrentamientos donde participarían cada vez mas otro tipo de organizaciones vinculadas a los centros imperialistas de inteligencia. En este contexto de políticas imperiales, debemos suponer que a China le espera un reconocimiento por parte de los Estados Unidos de la Independencia de Tibet y una larga pugna político-estratégica mundial donde deberá hacer gala de sus mayores habilidades políticas y diplomáticas para convertir esa posible afrenta en una derrota para los Estados Unidos.

Para ello considero que es necesario que China, e igualmente Rusia, tome en cuenta dos elementos básicos como son por una parte entender que no tendrá una aceptación “social” por parte del imperialismo mundial a pesar de su disposición pacifica a relacionarse con otros países, por lo que tendrá que prepararse para la lucha, una lucha global, donde deberá consolidar aliados que encuentren razones para unificarse en una confrontación de este tipo, que amenaza a todos los pueblos del mundo. Por otra parte considero que deberá aplicar aquello que la mejor estrategia es el ataque, y los Estados Unidos y el Sistema capitalista también tienen “eslabones débiles” sobre los cuales puede ir armando una estrategia que obligue a los Estados Unidos a dividir sus esfuerzos y por lo tanto a debilitar su ofensiva sobre China.

El Sistema capitalista se encuentra en una crisis cuyas dimensiones no se pueden predecir, pero a diferencia de las crisis anteriores recientes, esta ocurre en el país central, el cual agotará todas las medidas que considere necesaria para salir de ella aun a costa de destruir a pueblos inocentes, como esta haciendo en Irak. Ante esta situación ningún país se encuentra protegido, China inclusive, por lo que no debe esperar comprensión o compasión por parte de unos enemigos que lo ven como la víctima propicia para salir de sus conflictos y acceder sin limitaciones a su inmenso mercado y someterla nuevas formas de domino colonial.

oscar111147@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2828 veces.



Oscar Rodríguez E.

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: