EEUU sigue su ataque contra Venezuela

La vieja y nueva estrategia expansionista del “gran garrote”

La práctica del terrorismo de estado, ha sido una constancia histórica de EEUU, desde la conquista de su territorio y exterminación de sus pobladores, la usurpación de territorios a México, el anexionismo de Puerto Rico, la intervención en Cuba, como las invasiones a Centro América. Esa etapa consolido una concepción intervencionista, sustentada en la tesis del presidente, Theodore Roosevelt, del “gran garrote”, para imponerse en la relaciones internacionales, la cual se agudizada en el siglo XX en Corea, Vietnam, Afganistán, Irak, como cientos de intervenciones o presencias militares en América y el Resto del Mundo.

El ataque a Venezuela esta enmarcado en esa estrategia, destruir el modelo bolivariano y eliminar al presidente Hugo Chávez, para luego seguir con Bolivia y Ecuador, a los que ha calificado de “populistas” y con vínculos con el terrorismo internacional. Muchos políticos de oposición y la prensa nacional e internacional, han querido desmentir la tesis del “magnicidio”, como los ataques de EEUU, pero como desmentir a los padres del “magnicidio”, con varios presidentes y congresistas asesinados, como Abraham Lincoln o Jhon Kennedy, o el asesinato del presidente Salvador Allende en el golpe militar, de septiembre de 1973.

La falsa apología a la democracia y los derechos humanos de la administración Bush.

La defensa sustentada del presidente Bush, de su modelo de democracia y los derechos humanos, muestra la hipocresía mas abierta a la naciones del mundo, en recientes declaraciones de de la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, e su visita a Brasil donde afirmo que: “Los países no pueden ser amenazados ni desde adentro ni desde afuera”, será que esa funcionaria vive en otro planeta, o sufre de amnesia, obviando la invasión Afganistán o a Irak, sin autorización de la ONU. Por el contrario ella es participe de la política intervensionista de EEUU, mintiendo descaradamente en cada presencia pública, para defender la geopolítica de la administración Bush.

También la secretaria estadounidense insistió, en calificar “a las FARC como ‘terroristas’ y garantizó que ‘la ley y el orden’ han sido restablecidos en ese país por un ‘presidente democrático’, en alusión a Álvaro Uribe. Como la satisfacción de “Estados Unidos por apoyar a Colombia en la lucha contra el narcoterrorismo” y valoró los “esfuerzos de Brasil para liberar a la región de aquellos que matan”.

Estas aseveraciones de Rice son perfectamente aplicables a EEUU, sobre el “Terrorismo de Estado”, como sobre las grandes mafias de narcotraficantes en suelo estadounidense, hay un viejo refrán que dice “no mires la paja en el ojo ajeno, sin ver el tronco que tienes en el tuyo”, pero en este caso se aplica “no hay peor ciego, que el que no quiere ver (o en este caso seria, el que arma la mentira sobre obscuros intereses)”.

El presidente Chávez alerta sobre los intentos de Bush de atacar a Venezuela.

El presidente Hugo Chávez alertó que “en la coyuntura política actual, en el marco de la cual se generan ataques, por parte de factores internos y externos contra la estabilidad nacional, el objetivo del imperialismo es derrocar al Gobierno Bolivariano”. A lo que agregó “nueva arremetida desde Estados Unidos a su juicio, es la reacción del Gobierno de Washington, es la respuesta a los acontecimientos ocurridos en la XX Cumbre del Grupo de Río”.

Para Chávez “la reacción de la administración de Washington, como la visita reciente de la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, a Brasil y Chile, forman parte de la respuesta imperial a los acontecimientos ocurridos en los acuerdos alcanzados en la Cumbre del Grupo de Río”. También mencionó la amenaza que se ha hecho desde Estados Unidos, en cuanto a incluir “a Venezuela en una lista de países que apoyan a grupos terroristas”, diciendo en sus declaraciones que “hagan esa lista y se la metan en el bolsillo”.

La intencionalidad de una posible agresión, han quedado bien clara en declaraciones de funcionarios estadounidenses.

Concebir como improbable una agresión a Venezuela, no hablemos de una invasión armada, pero si de acciones desestabilizadoras, que van desde el sabotaje, hasta intentos de golpe de Estado, esta ideas no son nuevas, han sido parte de la estrategia imperialista. Las aplicaron en el Cono Sur en las décadas del 60 al 80, siendo la mas descara contra el gobierno de Allende en Chile, la desarrollaron en Centroamérica contra la revolución sandinista, con la acción de grupos paramilitares “contras”.

En Venezuela aplicaron en el 2002 - 2003, la estrategia del paro petrolero y el golpe de estado de abril, posteriormente el plan de sabotaje y asesinato del presidente, fue orquestado con más de 100 paramilitares colombianos, como la aplicación de planes de desabastecimiento, intentos de paros de transporte, como recientes niples explosivos, sin claro autor. Son hechos tangibles y comprobados, como la autoría intelectual de la administración Bush, en su campaña de enfrentar al “populismo” y los objetivos “expansionistas”, del gobierno bolivariano.

Toda esta campaña esta difundida y apoyada por los medios internacionales de prensa, que con informaciones manipuladas, tratan de tergiversar los avances del gobierno del presidente Chávez, como los logros en la arena internacional, liberación de rehenes y su propuesta en la reciente Cumbre del Grupo de Río.


E-mail: diegojolivera@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2110 veces.



Diego Olivera

Periodista. Director de Barómetro Internacional

 diegojolivera@gmail.com

Visite el perfil de Diego Olivera Evia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: