EE UU y sus drogómanos de la IV, ahora cuando nos declaran narcoestado

Ante todos los fracasos por derrocar a Chávez, ahora se persiste más que nunca en el plan de EE UU por declararnos NARCOESTADO. La declaración la hace el subsecretario para narcóticos internacionales, David T. Jonson. Es un plan que se enmarca dentro de la misma lucha que nos hace la EXXON.

Estamos calificado en el informe de Johnson como un "país importante de tránsito del narcotráfico", una calificación que el presidente George W. Bush ya le había dado en una notificación al Congreso en septiembre. Y agregan: "Obviamente, Venezuela es una gran preocupación para nosotros… también para países en el Caribe, que son la parada inmediata de ese tránsito de drogas, y estamos consternados de que así sea".
En el informe añade que existe un "ambiente tolerante y corrupto" en las altas esferas del gobierno del presidente Hugo Chávez lo que ha hecho de Venezuela "una de las rutas preferidas del narcotráfico" que llega mayormente a Estados Unidos, pero que en tiempos recientes ha estado fluyendo también a África y Europa. Sostiene que el Gobierno venezolano se ha resistido a dialogar de narcotráfico desde que en 2005 cortara la cooperación con la DEA, la agencia antidrogas estadounidense a la que acusó de espionaje. "Pero contamos con nuestros vecinos y nuestros socios europeos para contener esta amenaza a nuestra seguridad", dijo Johnson. "Eso es algo que tenemos que armonizar con nuestros socios, dada la total falta de cooperación de Venezuela".

Cuando en Venezuela AD y COPEI eran financiados por el narcotráfico, EE UU no decía ni pío. Hace unos pocos años atrás, un grupo de periodistas analizaba la estatua ecuestre del Bolívar en Rubio, su pueblo natal, y comparaba el caballo con la descripción que dio Fabio Ochoa, el padre de los capos colombianos, sobre la famosa yegua “Porcelana” que éste le regaló a CAP. La DEA lo sabía y no dijo nada.

La historia es la siguiente. Durante la campaña electoral de 1988 se denunció en la prensa caraqueña que dineros de la droga estaban financiando la campaña electoral y que uno de los principales candidatos tenía vínculos con el narcotráfico. Los señalados directamente eran Eduardo Fernández y Carlos Andrés Pérez. La DEA callaba astutamente porque ella siempre ha sido la gran beneficiada de estos negocios. La droga y el petróleo son los dos grandes carteles que financian la guerra y la venta de armas en el mundo, controladas por EE UU.

“Yo no he sido ni seré jamás aludido por una actividad tan terrible y tan dañina para toda la humanidad como lo es el narcotráfico”, declaró CAP, adelantándose a los acontecimientos. (El Diario de Caracas, 2/14/88).

Ambos comandos de campaña –el de Acción Democrática y el del Partido Socialcristiano Copei– se asustaron y comenzaron a denunciarse entre sí, para mostrar que no se trataba de su candidato, sino del candidato rival. Henry Ramos Allup, de Acción Democrática (AD), publicó unas fotografías donde aparece el candidato de Copei, Eduardo Fernández, con un grupo de la mafia italo-canadiense de la droga –varios de ellos solicitados luego por la justicia–, en un acto de recolección de fondos para su campaña. Todos estos documentos los tuvo en sus manos la DEA, pero se limitó a guardarlos sólo para la eventualidad de que CAP o Fernández y alguien de su entorno en algún momento se deslindase de la política que impone el imperio.

Fue entonces cuando se supo lo del caballo. Leonardo Ferrer, congresista de Copei, respondió aludiendo a un caballo de paso que le había regalado a CAP el padre de los hermanos Ochoa. El asunto trascendió lo meramente anecdótico dada las contradicciones y el descontrol con que, en forma desacostumbrada, lo asumió CAP cuando surgió el punto crucial.

CAP dijo primero que no había tenido nunca relación con Fabio Ochoa ni había recibido ningún caballo. La prensa colombiana y la venezolana interrogaron entonces al viejo Fabio Ochoa, y éste declaró: “Es muy raro que el ex presidente Pérez diga que nunca recibió el animal. Por eso le mando a aclarar eso. Él tiene la yegua allá en su caballeriza y todos los domingos la disfruta… Fabio Ochoa lo que promete lo cumple”.

Ochoa dio más detalles al diario bogotano “El Tiempo”, y dijo que a mediados de 1986 le entregó a CAP “la famosa yegua ‘Porcelana’ ”, uno de los mejores ejemplares de Colombia, valorada en 20 millones de peso (80.000 dólares). “Yo la crié”, dijo Ochoa, quien aseguró que CAP la tenía en su hacienda cerca de Caracas. “Me mortifica quedar como un mentiroso; esa yegua la tiene Carlos Andrés y la monta, porque yo vi las fotos”, aseguró Ochoa.

Según la prensa, Ochoa explicó también que él le regaló esa yegua a CAP “como agradecimiento en la intervención para que fuera liberada su hija Marta Nieves Ochoa, quien había sido secuestrada por guerrilleros del M19” “De acuerdo con la versión de Ochoa” dijo un cable de AP fechado en Medellín, Colombia, y publicado por El Diario de Caracas del 28 de febrero de1988, “transcurrieron alrededor de nueve años entre la gestión de Pérez en favor de la liberación de Marta Nieves y la entrega de la yegua. Ochoa dijo a El Tiempo que ‘me demoré en hacerlo’, pero no explicó cual fue la causa”.

El 11 de marzo de 1988, El Diario de Caracas publicó dos nuevas entrevistas sobre el tema, una con Fabio Ochoa y otra con Carlos Andrés Pérez. A continuación, parte del diálogo con Fabio Ochoa, quien habla de otro caballo, de nombre “Cupido”, y de los motivos de los dos obsequios a CAP:

FO: (La yegua) se la regalé a Carlos Andrés por el secuestro de mi hija; él ayudó a encontrar la hija mía.

DC: Pero también le había regalado a “Cupido”.

FO: Sí, pero “Cupido” se lo regalé… era otra cosa distinta.

DC: ¿Por qué se lo regalé?

FO: “Cupido”, era que Carlos Andrés me iba a ayudar con el Rey de España, a que le dieran la libertad a mi hijo que estaba allá preso.

DC: ¿Jorge Luis?

FO: Si, Jorge Luis. “Es necesario recordar” señaló El Diario de Caracas más adelante, “que es Arellano (a quien Ochoa menciona varias veces) quien presenta a Carlos Andrés Pérez y a Ochoa Restrepo en el Club Hípico Maturín, ubicado en fila de Mariches, el cual estaba a cargo del ganadero colombiano mientras CAP era presidente”.

CAP, por su parte, respondió de manera bastante curiosa en su entrevista con El Diario de Caracas:

DC: Ochoa dice que usted iba a interceder por la liberación de su hijo en España.

CAP: En absoluto. Jamás. Yo no tengo ninguna relación con Fabio Ochoa. Yo sólo dije que lo conocí en una feria de caballos en San Cristóbal. No tengo ninguna relación con él. Jamás podía ocuparme de ayudar a un infame narcotraficante como es su hijo… Jamás he conversado con Fabio Ochoa. Entonces mal podría yo ofrecerle interceder por él en ningún caso. No he tenido ninguna relación con él. No la he tenido nunca, con la excepción de ese servicio que le hice para la liberación de su hija Marta Nieves.

DC: Pero si se veían en el Club Hípico Maturín… Hay testimonios que indican que allí conoció a Ochoa, que montaban caballos juntos.

CAP: Jamás vi a ese señor. Yo iba al Club Hípico Maturín a montar caballo, pero jamás ese señor estuvo en ese lugar.

DC: Pero si él estaba a cargo de ese club…

CAP: Yo iba al Club Hípico… iba a una pesebrera a tomar una yegua de José Ramón Arellano, me montaba en una yegua y regresaba… sin ir a ningún club hípico… !¿Pero hasta cuando preguntas de caballos?!

En otra entrevista de la misma época, publicada en el diario El Nacional del 2 de mayo de 1988, CAP, entonces candidato, se salió del espinoso tema del caballo para hablar de otro más difícil: si él, personalmente, consume o no drogas.

El periodista le dice que Leonardo Ferrer, dirigente de COPEI, además del tema del caballo había propuesto: 1) “que los candidatos presidenciales entreguen una declaración jurada de bienes; 2) que se investiguen si tienen cuentas en el exterior; 3) que se hagan un examen antidoping”. CAP comenzó respondiendo el último punto: “Lo que me parece una impertinencia. Trata de sugerir en una forma en que a mí no me ultraja sino que me entristece, es que mi energía, mi dinamismo que tanta envidia provoca, es producto del uso de drogas” (énfasis nuestro).

jrodri@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4530 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a52083.htmlCd0NV CAC = Y co = US