…Mucho gusto, me llamo: Exxon-Mobil

Muchas personas desconocen el corazón de otros, esto lo digo por aquella folklórica frase: “ojos vemos, corazones no sabemos”; pero claro está, que con las acciones que se hacen, ya uno va conociendo quien es quien, o como dice el viejo proverbio: “por sus obras lo conoceréis”, incontables personas en el mundo han tenido pugnas legales por esta misma situación, y nunca faltan las infamias que se presentan cuando los litigios están en su mayor efervescencia; esto lo anuncio por una “persona” que les presentaré a continuación, llamada Exxon-Mobil. Cuya residencia principal se encuentra en los EE.UU. en Irvin, Texas; y se alimenta de la sangre del trabajador y el medio ambiente. Una “persona” que es racista en la escogencia y la relación con sus empleados, gasta anualmente mas de 2.5 millones de dólares en campañas para falsear evidencias que arrojan los centro de investigaciones para el cambio climático, Exxon-Mobil es una de las firmas más contaminantes del planeta, por sus continuos desechos tóxicos que arroja a los mares situación que lo ha llevado a tener disputas judiciales con conservadores del medio ambiente; no es coincidencia que la administración de Bush suela aparecer ligado a este nefasto “amigo”, y sobre todo cuando se trata de bloquear políticamente informes a cerca del medio ambiente. La Fundación Internacional de Derechos del Trabajo mantiene una denuncia a Exxon-Mobil en Washington por violaciones contra los derechos humanos en Indonesia, la cual ha sido llevada a los tribunales, vecinos de la provincia de Aceh en Indonesia acusan a Exxon de ser cómplice de asesinatos, torturas y abuso sexuales a la población, esta organización pro-derechos humanos aseguran que Exxon ofreció a las fuerzas de seguridad de Indonesia material y equipamiento para abrir fosas comunes, centros de torturas y de interrogación. Su antiguo Presidente, el pérfido Lee Raymond, odiado por los ambientalistas, y de lenguaje soez y arrogante, mantuvo una política perversa para convertir esta nociva compañía en la más “rentable” de todas, gestión que se ocupó de elevar su capital mediante los altos precios del gas, y a su vez ponía en peligro al medio ambiente con su enfoque indiferente hacia el calentamiento global, mientras en las costa de Alaska ocurría unos de los mayores derrames petroleros conocidos hasta hoy. El reemplazo se acerca, y es el Ingeniero Civil, Rex W. Tillerson, cuyas intensiones son catalogadas como la “evolución de los perjuicios”, su política es llevar a Exxon-Mobil a explorar más zonas petroleras y gasíferas, para aumentar las provisiones a los consumidores, Tillerson manifiesta que no buscará alternativas a los combustibles fósiles, ya que para él cualquier opción ofrece pocas probabilidades para reemplazar dicho combustible, y su mayor ambición es elevar las ganancias que esta empresa presenta anual, como la “modesta” cifra de 40 mil millones de dólares, y materializar los 32 proyectos que tiene en su escritorio, este ser a expresado: “rechazamos la idea de que el mundo se queda sin petróleo, y que todavía hay más esperado ser localizado para su explotación”. Exxon-Mobil ha sido seriamente cuestionada por organizaciones mundiales en manejar fundaciones y sobornar a científicos e intelectuales para que cambien de opinión y sostengan que sólo se trata de una psicosis pasajera sobre el calentamiento global. Esta empresa ha obligado al gobierno de los EE.UU. (consumidor del 25% del petróleo que se produce en el mundo) en no firmar el tratado de Kyoto, convenio el cual busca reducir las emisiones de gases contaminantes para desacelerar el calentamiento global; el retiro de Raymond le costo a Exxon-Mobil la cantidad de 400 millones de dólares, el monto más grande que una compañía estadounidense a pagado. La American Enterprise Institute (AEI) es un centro de estudio conservador, que es financiado por la Exxon-Mobil, la cual se dedica a refutar cualquier informe respecto a los cambios climáticos, un número significantes de ejecutivos de la AEI asesora la Casa Blanca. La Royal Society, una academia británica ha denunciado y exigido la suspensión de financiamiento de Exxon-Mobil a 32 instituciones privadas que se dedican a eludir y falsear las aprobaciones científicas sobre los cambios climáticos, entre ellas: Centro para el Estudio del Dióxido de Carbono y el Cambio Global, la Coalición Nacional de las Zonas Húmedas, el Instituto Nacional de Política Ambiental y el Consejo Americano para la Ciencia y la Salud. Queridos lectores analíticos, presento uno de los mas feroces seres que puedan existir en nuestra tierra, de nosotros depende su existencia, pues mientras nos quedemos brazos cruzado sin hacer nada, estos flagelos seguirán siendo inducidos por personajes como Condolezza Rica ex-funcionaria de Chevron-Texaco (cuya empresa tiene una causa en EE.UU. por el derrame causado en Ecuador) o Dick Cheney ex-presidente de Halliburton y sus perversidades en la guerra contra Irak. Es necesario conocer de esto porque ésta misma empresa que hoy demanda a PDVSA, ha mantenido una política intervencionista estadounidense en, Irán, Afganistán, Cuba, Colombia, Corea del Norte, Palestina, Líbano, Angola, Chad, Indonesia y pare Ud amigo de contar, y ahora quieren volver a Venezuela, mientras tanto los pueblos del mundo ya saben quien es verdaderamente Exxon-Mobil, y le dicen: NO ES UN PLACER CONOCERTE!

(*)Estudiante de Estudios Jurídicos de la UBV
carlosg2021@yahoo.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2788 veces.



Carlos Gutiérrez(*)


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a51112.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO