Venezuela bajo ataque

El Imperio y su frente de Combate alimentario

La estrategia de “Guerra Blanda” del gobierno imperial norteamericano, empleada contra nuestro país, cuyo fin es destruir la Revolución Bolivariana y disminuir el liderazgo del Presidente Hugo Chávez, comenzó con mucho vigor su fase de ataque en el Frente de Combate Alimentario, cuyos objetivos son; emprender acciones de desabastecimiento, acaparamiento y especulación, todo esto con el fin de exacerbar descontentos en la población, presentar un gobierno débil e ineficiente y crear crisis y caos social.

En reunión de emergencia solicitada por el Batallón Socialista, “Alta Vista Martha Heller,” para tratar este urgente tema, –la cual contó con la presencia de varios representantes de batallones de diversas circunscripciones y autoridades locales-- nos recordaba la Camarada María Montero (una venezolana nacida en Chile), que los días antes del bombardeo al Palacio de la Moneda, las industrias y los transportistas recibieron fuertes sumas de dinero para que se mantuvieran en huelga y no salieran a distribuir los productos alimenticios de primera necesidad, escondieran los alimentos de la dieta diaria, y el sobreprecio hacia que lo poco que se encontraba fuera inalcanzable a la gente de a pié. Horas más tarde de la criminal incursión aérea, todo apareció como por arte de magia. Aquí, los objetivos estratégicos del imperio se alcanzaron con rigurosidad.

Los venezolanos debemos aprender de la experiencia chilena, y de los otros casos –como la guerra de colores—que el imperio ha realizado exitosamente en el mundo. No podemos esperar cruzados de brazos que ese nefasto expediente se aplique en tierras de Bolívar. La Administración Bush y sus peones locales, están desesperados en acabar con nosotros, y el estómago de los más débiles es una buena opción para alcanzar sus viles y apátridas pretensiones.

En algunas ciudades y barriadas de Venezuela se comienzan a ver largas colas, de día y de noche, para comprar leche, huevos, harina de maíz, y azúcar, por mencionar algunos productos. Entre los humildes que sufren esa estridente tortura bajo el sol, agua y oscuridad, para adquirir alimentos para sus hijos y nietos, se observan agitadores políticos vociferando y gritando consignas culpando al gobierno por no hacer lo que deben para evitar tal tragedia. Eso produce desesperanza, zozobra y rabia. Inclusive, algunos de esos revoltosos incitan al saqueo y a la “desobediencia civil” como forma legítima de reclamar sus derechos fundamentales.

En algunas oportunidades hemos observado la presencia policial, sólo para asegurarle los intereses y bienes a los grandes acaparadores-especuladores, y maltratando al pueblo.

Estas acciones obedecen a una siniestra estrategia de guerra no convencional contra Venezuela, la revolución bolivariana y su gobierno. Por lo tanto, todos debemos de activarnos de una vez. ¡Estamos en emergencia! Desde diferentes frentes ¡nos están atacando!

Proponemos que se haga un Plan de Acción Inmediata; una Contraofensiva Conjunta y Combinada que involucre al pueblo organizado y al poder constituido. Por ejemplo;

1.- La Vicepresidencia Ejecutiva de la República, el MIJ y Mindefensa, deben organizar-colocar un “Punto Rojo” en cada Parroquia del país (un toldo con radios y teléfonos e información sobre el tema alimentario), con representantes de los grupos sociales, partidos políticos de la revolución, consejos comunales, reserva militar y cualquier otro nivel de organización social, que sean capaces de vigilar, recibir denuncias y transmitirlas de inmediato al Indecu/Seniat/GNB, y estas dependencias accionen de forma eficaz contra la gestión delictual cometida. Esta operación civicomilitar, debe perdurar en el tiempo mientras persista la amenaza.

2.- Movilización social activa; protestas cívicas frente a grupos empresariales/comerciales/industriales encontrados en estas prácticas antinacionales, presencia en los medios impresos y audiovisuales de nuestras localidades, manifestando nuestro desacuerdo con esta acción criminal. Realización de marchas de apoyo al gobierno nacional y a la Revolución Bolivariana. (Grupos sociales/AN/Gobernación /Alc/Dip. Regionales/Concejales)

3.- Activar la Red Nacional de Inteligencia Social (Minpades/MIJ/MinDef)


4.- Comenzar una masiva realización de talleres sobre organización social con conciencia política, y crear la contraloría social de abastecimiento. Revisar nuestros hábitos alimentarios, sustitución de insumos proteicos, etc. (Minpades/Milco/MAT/Minep)

La agresión contra Venezuela, no es un problema sólo del Presidente Chávez. Pues, están amenazando la soberanía y la estabilidad de nuestra Nación, y todos somos corresponsales de defenderla.



Por los Voceros del Poder Popular (Vocería de 15 organizaciones sociales)

Tcnel. Héctor Herrera Jiménez
Presidente del Frente Cívico Militar Bolivariano.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2487 veces.



Héctor Herrera Jiménez


Visite el perfil de Héctor Herrera Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: