¡Silencio en la cumbre que el Rey va hablar!

Desde tiempos remotos muchos países han tenido distintos sistemas de gobiernos, y sobre todo podemos decir que unos de los mas anárquicos y pervertidos han sido aquellos donde la cual existen los indeseables y despreciables monárquicos, claro está que estos gobiernos son siempre instaurados de un carácter vitalicios y trasmitidos hereditariamente; podemos hablar que dentro de esos gobiernos nefastos y retorcidos está el del malévolo de Enrique VIII Rey de Inglaterra e Irlanda 1509-1547, cuya mente arqueada hizo de crueldades su voluntad en contra de su pueblo en la cual gobernaba, hiendo un poco mas allá la mala presagia que sufrieron sus cinco esposas empezando por Catalina de Aragón cuyo divorcio se avizoro por el impedimento en la procreación de hijos con esta, podemos recordar que después de estos padecimientos se sigue observando la existencia de la monarquía en Inglaterra; quisiéramos recordar un poco mas y observamos la aberración y endemoniada actitud de Carlos I Rey de España 1517-1556, tiempo y espacio del imperio español y donde fue el principios del éxodo de Abya Yala (nombre dado a la américa que significa Tierra Fértil o Tierra que florece), donde los Indios fueron masacrados, torturados y vejados por los supuestos descubridores, pero esa historia no nos las cuentan habrá que pasearse por las innumerable paginas de Bartolomé de las Casas; podemos dirigir nuestros saberes a las debilidades sistemáticas de Carlos II llamado El Hechizado, Rey de España 1665-1700 donde su locura llena de letargos tuvo como objeto la conclusión de delegar en su cargo a sus adulantes, mediocres e ineptos consejeros inescrupulosos de su gobierno, su mandato termino por ceder parte de Flandes y por entregar el Franco Condado, éste por no tener descendencia nombro como su heredero a Felipe V Rey de España 1700-1746, cuyo gobierno fue centralista y despótico la cual reformo el estado a su medida bajo la figura de un gatopardismo (cambiar todo para que nada cambie).

El absolutismo de Carlos III Rey de España 1759-1788, no fue menos traumáticos que los anteriores ya que su manera de gobernar fue basado a través del despotismo ilustrado, la influencia y el acercamiento que tuvieron a lo largo del pueblo de España por parte de los Jesuitas no gusto a este desalmado Rey la cual ordenó la expulsión de todo Jesuita.

Aquí podríamos escribir todas las atrocidades cometidas por estos Reyes que en su mayoría fueron encubiertos por las altas esferas católicas utilizando sus brazo despiadado y ejecutor llamado El Tribunal de la Inquisición, cuyo papel no era mas que castigar brutalmente y hasta con la muerte aquellas personas que no creyeran en la Fé del catolicismo; pues la historia no sigue quedando allí, el sanguinario y dictador Franco cuyo mandato fue uno de los mas horrendos del Siglo XX y que dejo su legado en este ser depravado, de otra manera pero con la misma esencia ocurrió en Chile la abominable y aterradora dictadura de Pinochet que aun anda suelta en las altas esferas del gobierno “socialista” de Chile, pues este dictador Franco designan “democráticamente” a Juan Carlos I de Borbón I Rey de España en 1975 para ser la continuación de la asquerosa y excrementicia aristocracia real, que sigue ocupando la impúdica y envilecida monarquía imperecedera en España, ese mismo Rey Juan Carlos I de Borbón patético y sabandija nauseabundo, como dicen en su tierra ese jilipolla, no creo que le haya pasado por su muy pequeño cerebro putrefacto y enmohecido las tanta atrocidades que cometió el muy ex–presidente José Maria Asno-Aznar contra el pueblo de Irak, de Afganistán y hasta su propio pueblo, ese mismo fascista, mentiroso, denigrante y delincuente de cuello blanco que hoy es defendido por el inmoral Juan Carlos I, pues le avizoro amigo Rey miserable que su dictámenes prepotente en Latinoamérica no son aceptados porque la sangre de los indios y de los negros aun corren por las calles de nuestro pueblo y están arraigados en el epicentro de los corazones de cada Hombre de Maíz, de cada Tupac Amaruc, de cada negro Miguel o de cada José Leonardo Chirinos y de todos las corrientes aborígenes de nuestras tierras, pues con todo el poder que nos confieren nuestros antepasados le decimos a Ud que aquí nadie nos calla, y como les dijeron una vez: ¡ANA KARINA ROTE AUNICON PAPAROTO MANTORO ITOTO MANTO! que en castellano es: ¡SOLO NOSOTROS SOMOS GENTE, AQUÍ NO HAY COBARDES NI NADIE SE RINDE Y ESTA TIERRA ES NUESTRA!.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2672 veces.



Carlos Gutierrez


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a44827.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO