Publicidad y propaganda: Guerra de 4ta generación

Vemos todos los días como la población mundial es bombardeada a través de los medios de comunicación de masas con distintas propagandas y publicidades, pero ante todo debemos saber que la diferencia de ambos es que en la publicidad se muestra un producto para ser comercializado con fines económicos y la propaganda son mensajes que busca la persuasión en el individuo para propagar sus ideas, doctrinas, creencias y opiniones. En muchos de ellos van insertos mensajes subliminales donde en numerosos casos no son percibidos por la conciencia del ser humano pero son automáticamente guardados en un banco de memoria muy complejo del espectador para luego ser procesado y admitido sufriendo una metamorfosis extranatural dogmática, es decir dar por aceptado algo que nos puede perjudicar directa y/o indirectamente; señalar quien realmente fue el precursor de esta practica puede ser un poco lagunoso pero podemos referenciar a Joseph Goebbels padre de la propaganda nazi y muy conocido como el ideólogo de la teoría Goebaliana, donde se fundamentaba la mentira reiteradamente para que ésta sea aceptada como una verdad, ejemplo actual la mentira insistida por el presidente de Estados Unidos George W. Bush sobre las armas de destrucción masiva que poseía Irak, esta falsedad tuvo su mutación y fue concedida de manera colectiva, verdadera y normal; ésta practica no fue sino descubierta oficialmente en 1956 en Nueva Jersey cuando James Vicary intercaló dos fotogramas en una película, el primero era en un anuncio de Coca Cola y el segundo fue en el de unas palomitas de maíz como le dicen unos poco y cotufas como le decimos la mayoría, esos fotogramas que eran imperceptible por el ojo humano provocaron un incremento en las ventas del dañoso refresco y en la cotufas en un 58%, claro está que habían otros factores que pudieron haber incrementado dichas ventas, pero la pregunta de las cuarenta mil lochas es: ¿por qué las grandes empresas capitalistas invierten millones de Bolívares Fuertes e insertan en sus publicidades mensajes subliminales, es que a caso esta practica trae como objetivo influir en el espectador?, pues la pregunta queda allí en la atmósfera contigua de cada cuerpo material. Estos mensajes subliminales no solo se presentan en las televisoras, sino también son implantadas en las vallas, en las etiquetas de los productos de consumo, en las películas, en las novelas, en las caricaturas infantiles, en los discursos y hasta en la música; la publicidad subliminal lo que busca es poder introducirse en el subconsciente de cada individuo espectador para que así éste pueda ser programado mediante sus estímulos naturales como el sexo, las emociones y la misma muerte, claro ésta que estos mensajes subliminales a veces son integrados con estímulos no naturales y que puedan responder a los intereses de quienes manipulan los mensajes subliminales para fines comerciales creando una crisis termocerebral de su sistema nervioso, muchas personas creen no ser afectadas por estos mensajes subliminales ya que si estos no se ven no causan ningún efecto, pero también estaría la teoría de que si estos se vieran ya dejarían de ser subliminales y allí estaríamos descifrando de otro tipo de publicidad que invoca a la conciencia directamente, pues eso lo vemos constantemente en nuestros días cuando un anuncio es creado por medio del gusto sexual, ejemplos sobran en esta materia pues se observan mujeres semi desnudas ofreciendo con sensualidad una bebida de cualquier tipo, parejas que se besan con una pasión radiante a su vez que muestran alguna crema corporal, jóvenes que se insinúan juegos sexuales mientras presentan un jabón de baño o mujeres que presentan una experiencia orgásmica cuando se lavan el cabello con algún champú; bueno allí no quedaría todo, Uds podrían parar. Mas aún se observa que dentro de esos mensajes está la estampa de un racismo muy penetrado porque 8 de cada de 10 publicidades se realizan con modelos o personas de piel muy clara, pero claro está que si la publicidad o propaganda es traducida con objetivos negativos la presencia de la piel oscura hace su anuncio. Así que mis queridos lectores estos mensajes son parte de una nueva guerra mundial, los empresarios saben que las guerra tradicionales ya no son favorables para sus naciones e intereses, en cambio esta guerra de 4ta generación o guerra de información mundial es “menos” traumática y no hay un enfrentamiento cuerpo a cuerpo, pero trae las misma calamidades a futuro, pues no es sino la misma miseria, pobreza, atropellos, violaciones y alienaciones de naciones.


(*)Estudiante 6to Semestre de Derecho en Estudios Jurídicos de la Universidad Bolivariana de Venezuela sede Punto Fijo, Estado Falcón.
Correo Electrónico: carlosg2021@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4805 veces.



Carlos Alberto Gutiérrez García


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: