Fidel, el sembrador de ideas

No cabe duda alguna, el comandante en jefe de los revolucionarios de Latinoamérica, del mundo, de todos, actuando siempre como una luz que alumbra el camino, y ahora con la contundencia que lo caracteriza nos lanza un reto y más que un reto, nos recuerda la obligación de todo quien se sienta revolucionario. Hoy más que nunca las reflexiones de Fidel penetran en las mentes de quienes humildemente intentamos hacer y seguir modestamente las enseñanzas de revolucionarios como el Che, entre otros, para recordarnos y guiarnos el camino revolucionario, socialista y realmente comprometido. El imperialismo pensó que ese roble sempiterno que es Fidel Castro ya le había llegado el momento, sin embargo, estos hombres, como Fidel, nunca mueren, sobretodo cuando son "sembradores de ideas", de conciencias y promotores de la esperanza y de la revolución; a lo largo y ancho de la América y el mundo todo, siempre insistirá quien indague, quien lea, analice los textos de Fidel, los escritos del Che y lleguen a la conclusión, como recalca Chávez, que "una revolución debe ser radical para que pueda llamarse revolución".

La batalla de las ideas se extiende hoy a todos los niveles, es dura y en ella el imperialismo no escatima esfuerzos y recursos; convertir "mentiras en verdades temporales" es la línea de los imperialistas. Recuerden a Iraq y el pretexto para la invasión, la guerra de los balcanes; y para no ir tan lejos, las distintas intervenciones en Latinoamérica; directas e indirectas. El brutal bloqueo aplicado a Cuba. En todos estos eventos la campaña mediática del imperio se desarrolla con un descaro sin contemplaciones y sin sonrojo alguno. Es justamente allí donde las palabras de Fidel se erigen en cañones potentes contra el imperialismo; es por esta razón que Cuba es una especie de catalizador para detectar el camino que siguen las vanguardias políticas; entre más cerca o lejos de Cuba se encuentre, nos permite avizorar hacia donde marcha el asunto. ¿Quien puede negar que en el proceso venezolano hace falta profundizar la "siembra de ideas" que nos recomienda Fidel?, quien lo niegue, o peca de ignorancia o anda en una rara jugada. En este sentido, sin entrar a filosofar, entendemos perfectamente la "línea" de Fidel, y lo catalogo así, como "línea" porque ¿Quien, que se sienta revolucionario puede tener complejos de afirmar que Fidel no solo es comandante de Cuba sino de todos los revolucionarios del mundo?, igualmente Chávez está ganándose estas charreteras y estamos seguros que las obtendrá y de manera sobresaliente, pero Fidel, nos lanza esta linea porque justamente sabe que estamos en momentos de "ofensiva revolucionaria" y no se puede descansar un instante de pregonar la necesidad de darle solidez ideológica a estos procesos revolucionarios. Las misiones en Venezuela, que salvaron y pararon en seco la arremetida imperial, Cuba en la vanguardia; El ALBA, que representa un cañón en lo económico y lo social porque permite entrelazar esfuerzos y coordinar acciones, Cuba en la Vanguardia; la necesidad de profundizar lo ideológico y convertirnos en "sembradores de ideas" y refiriéndose al "Guerrillero Heróico", en su conversación telefónica a través del "ALO PRESIDENTE", Fidel nos entregó este fusil "Porque dije que nuestros hijos fueran com el Che y que las futuras generaciones se educaran como él, porque fue un ser humano como los demás pero dio ejemplo, fue sembrador de ideas, de conciencias, creador del trabajo voluntario, en el Che aprendimos esa idea y esa conciencia" (www.vtv.gob.ve). Cuba nuevamente en la vanguardia. Que mayor enseñanza que esta, el ejemplo del Che, "ser humano como los demás pero dio ejemplo". Hace falta eso, dar ejemplo. En nuestro proceso vemos a Chávez todos los días dando el ejemplo de trabajo, responsabilidad, dedicación, estudio, sacrificio, iniciativa revolucionaria; pero no solo esto es una responsabilidad de Chávez, también es de todos nosotros, los que queremos el socialismo, estemos en la trinchera que sea; la vanguardia o la retaguardia, donde sea, tratemos de hacer la política con responsabilidad revolucionaria, recuerden que "el Socialismo no cae del cielo". Hagámonos todos una pregunta ¿ Estamos siguiendo las ideas y las enseñanzas de Fidel, de Chávez, del Che?; ¿Estamos siguiendo las enseñanzas de Bolívar, Simón Rodríguez y Zamora?. Hagamos esta autocrítica, sin miedo, sin temor. A mi me da dolor cuando leo artículos y opiniones de quejas permanentes, que si en el batallón tal quedó no se quien de vocero, que no era el mejor, que debió ser otro, que fulano está más preparado que prensejo y que sutanejo, y si es así ¿Porque no ganó?. Que si el gobernador, el alcalde, el concejal, el legislador, etc. "monto un plan y otras cosas más" y entonces a estos camaradas yo le pregunto ¿ Usted o ustedes, se preocuparon en buscar la lista de los aspirantes que tenían derecho a votar, hablo con ellos y le trasmitió "una idea", o solo se limitó a escribir un papelito y lanzarse un discurso el día de las elecciones? o es que acaso estos camaradas ¿Son extraterrestres y no entienden?.Dejemos el lloriqueo y vayamos a encontrarnos con ese pueblo revolucionario, sin prejuicios pequeñoburgueses. Ese es el mensaje que nos quiere trasmitir Fidel, que nos trasmitió el Che al ofrendar su vida porque tenía ideas, creía en ellas y estaba dispuesto a dar la vida por ellas; es lo que nos dice Chávez y nos comenta que cuando pensó que lo asesinarían el 11-12 de Abril de 2002, en vez de dedicarse a pensar en el "como me salvo", solo se le ocurrió pensar en la mejor forma de ofrendar su vida y pensó en "ofrendarla como el Che". Jamás pensó en como negociar, pensó en la forma de "como seguir esto", aún después de muerto, con su ejemplo y sus ideas; así como lo hizo Fabricio Ojeda que cambió la "suaves caricias del hogar, por la fetidez y el frío del campamento" (renunció a su curul de diputado para irse a las guerrillas de la década del 60), porque, "si muero, otros recogerán las banderas".

Para concluir quisiera hacer referencia al llamado del presidente a "ser radical", ir a la raíz, a la esencia de las cosas. Tenemos dos grandes retos, aprobar por aplastante mayoría la reforma constitucional y Construir el partido desde las bases, como lo estamos haciendo y estos retos no los podemos afrontar sino pensamos en el cambio radical y en la incorporación del pueblo a esta construcción. Educar y aprender del pueblo, sembrar ideas a cada paso que alguna semilla queda. Esta ventana en la red que es aporrea es una ventana para el debate, la exposición de ideas; pero no solo aquí se hace la revolución, hay que ir al batallón, motivar e incentivar a los camaradas, en los batallones, circunscripciones y todos los niveles de las ramificaciones orgánicas de la revolución, un gran semillero debemos crear a lo largo y ancho del país y llegó el momento de profundizar la revolución, para ello hay que ser radical, pero radical de verdad, no de consignas. Y no olvidemos la orden del Comandante en Jefe "sembrar ideas", hagamos de Venezuela el gran semillero de la revolución Latinoamericana.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2711 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor