La estrategia imperial se centra en la abstención y los quinta columna

Han hecho de todo, y a cada intento, la frustración cunde; el desgaste de una oposición torpe y anquilosada, llena de prejuicios y miope, hace a los enemigos de la revolución y directamente al imperialismo más peligroso; ahora ya ni siquiera tienen la esperanza de debilitar al proceso, tarea que los gringos le asignan a sus lacayos, a cambio les dan migajas de poder, porque ni siquiera le permiten el ejercicio de éste. La estrategia definida en Washintong y dictada a los "líderes" opositores, tiene en el fondo una intención perversa; utilizarlos y luego lanzarle las migajas y pequeñas cuotas de poder para satisfacer su egoísmo, sin embargo, en el fondo nunca podrán ejercer el poder pleno.

Señalaba que el imperio en estas circunstancias se torna más peligroso porque la desesperación los lleva a cometer más errores, llegan a un callejón sin salida y apelan a la violencia; desde todo punto de vista, un escenario de esta naturaleza es detestable, no obstante, allí es justamente donde el pueblo tiene una gran fortaleza. La fortaleza del pueblo se basa en que no tiene nada que perder y si mucho que ganar, por esta razón es que está dispuesto a llevar las cosas a situaciones extremas si fuese necesario. La oligarquía criolla por el contrario, jamás expondrá su pellejo. Lo vimos el 13 de Abril de 2002; la cara de aquel almirante era un poema; aquel general que tristemente lleva el nombre del Glorioso Cacique, en su carrera demuestra para que están hechos; los rostros desencajados de todos los golpistas el 13 de Abril, nos rememora, entre otras muchas cosas, que la oligarquía criolla no es capaz de soportar un traquitraqui.

No obstante, la cobardía de estos señores la suplantan por el sadismo y la locura de los perros de la guerra, tarifados de siete suelas y las acciones que pudieran desencadenar serían mucho más lamentables, aunque es allí donde justamente el pueblo responde de una forma más contundente, determinante y definitiva.

La oligarquía criolla y sus secuaces han venido perdiendo espacio y se han ido reduciendo a pequeños nichos que solo otorga el poder económico; esto se reduce a medios de difusión, círculos estudiantiles de clase media alta, universidades autónomas, algunas estructuras sindicales, el sector de los médicos y clínicas privadas y, a mi manera de ver, el sector más importante con el que cuentan ellos que se oculta en viejo estado y actúa como quinta columna. Este es el sector más importante en estos momentos para la oposición, pero a mi entender, el más pendejo de todos. Los llamados quinta columna o "cuerda floja", son aquellos que por muchas razones, pero la fundamental es porque no son revolucionarios, se prestan a la desidia, la corrupción, la negligencia, el oportunismo y todo tipo de desviaciones pequeñoburguesas y, muchos, la gran mayoría, no saben que en el fondo están contribuyendo con el imperio, ni siquiera con las estructuras políticas locales, sino con el imperialismo norteamericano. Prosigo acotando estos puntos importantes; estos sectores, en estos momentos, están siendo utilizados, lean bien UTILIZADOS, así como se usa cualquier cosa y luego se bota, sin más ni más. Esta utilización será obviamente temporal, a cambio le ofrecen "espejitos" y otras baratijas como: La meritocracia, tu condición de no ser dirigido jamás por un indio pelo malo como "ese Chávez", mucho menos negro y si es una combinación de indio y negro, ni se diga, no tendrás que compartir de igual a igual con esos "tierruos", "malhablados" y "malolientes" chavistas ¿Como es eso que quien puede ser tu servicio ahora reciba "cursos" contigo? En fin todo ese tipo de desviaciones pequeñoburguesas son caldo de cultivo para que la derecha trabaje la mente y proceda a alienar y enajenar a buena parte de esa burocracia estatal que permanece allí dentro del viejo estado. Las consecuencias de este plan si se les da es que los proyectos del gobierno tendrán retrasos, habrá decepción y para las cuentas del imperio habrá sido su plan exitoso. En este sentido, le hacemos un llamado a todos estos compatriotas que ejercen funciones públicas; si tienen diferencias con la propuesta del presidente, hagan frente, sin miedo, pero no jueguen con la esperanza de un pueblo, porque además que no es justo, es una canallada y por otra parte, no caigan como tontos útiles porque de hacerse realidad una derrota de este proceso revolucionario socialista, ustedes también pagarán las consecuencias cuando el imperio en su voracidad acabe con todos los logros sociales de este gobierno, ojo pelao pues.

Por otra parte, otro sector de importancia, yo diría el segundo, siguen siendo los medios de difusión; en éstos el imperialismo pretende dar "la batalla final"; el esfuerzo permanente de hacer ver una Venezuela que no existe; unas medidas políticas que seguramente el presidente ni las ha soñado, es decir, la Venezuela virtual. El imperialismo considera que, con el descontento producido dentro del propio estado, sumado esto a una intensa campaña mediática, estarán creadas las condiciones óptimas para desencadenar todo un mecanismo de presión contra Venezuela en el mundo, subrayo esto, porque allí es donde nos debemos detener todos a pensar las cosas muy bien. Ya los voceros de la oposición abiertamente reconocen o dejan traslucir que ellos no andan detrás de intentar parar el proyecto de reforma por la vía institucional, o sea, por la vía electoral, el llamado de ellos es al desconocimiento de las instituciones, en pocas palabras, el llamado es a desconocer a un gobierno legítimo. En estos planes del imperio y sus lacayos, por ninguna parte aparece el pueblo como actor, solo aparece como un sujeto cuyo objetivo es ser utilizado.

LA OPOSICION RENIEGA DE LA POLITICA MILITANTE PARA ABRAZAR ABIERTAMENTE LA POLITICA CONSPIRATIVA.

La oposición en su delirio reniega totalmente del ejercicio político de masas y se dedica solo a crear condiciones favorables para la ejecución de un plan conspirativo. Por esta razón llama a la abstención, primero porque sabe que no tiene pueblo y segundo porque su desmantelamiento es evidente y esto no es casual, forma parte de los planes del imperialismo. La desmovilización de los pueblos es lo que ellos siempre han querido y por esta razón, en sus estrategias políticas contra Venezuela hacen lo propio. Los cipayos criollos repiten como loros el mensaje de sus "jefes" del norte y no se ocupan de organizar sus partidos ni nada de eso, solo se prestan para obedecer los planes imperiales y a cambio de ello reciben, "los dirigentes" su buena cantidad de dólares, pero para el pueblo nada de nada. Los revolucionarios respetamos profundamente y por principios el derecho a disentir, pero háganlo dentro de las reglas de juego; si usted está en contra de la propuesta de reforma constitucional, manifiestelo en el referendo aprobatorio; salga a votar en contra, sin temor, sin miedo, pero no se preste a esta macabra jugada del imperio para luego intentar retaliaciones contra este país, por cierto, el país de todos, chavistas y antichavistas.

EL PUEBLO LE PROPINARA UNA DERROTA MAS AL IMPERIALISMO EN LAS ELECCIONES DEL 2 DE DICIEMBRE

El pueblo venezolano ya conoce los métodos del imperialismo, los percibe, los huele y por esta razón saldrá de forma decidida y contundente a votar el 2 de diciembre por la reforma; ahora con mayor razón, no se trata de un candidato, se trata de nuestra carta de navegación; en esta nos jugamos a rosalinda, no permitamos que por pequeñeces nos utilicen como tontos; tampoco caigamos en el triunfalismo. Salgamos como uno (a) solo (a) a defender nuestro futuro; llevemos el 2 a votar "hasta el gato" como decimos en criollo. Los Batallones Socialistas, a organizar a todos los electores de nuestros centros de votación, a visitar a todos los que se registraron en el PSUV y que por cualquier razón no han asistido a las Asambleas. Allí donde haya problemas de organización e internos, recordemos que la unidad se produce por la base, en la calle, no en las cúpulas y los círculos que siempre pululan por allí; demostremos que el pueblo está en condiciones de asumir la vanguardia de este proceso, abramos las compuertas para el debate y la discusión sana y desprendida de pequeñeces y echemos a andar la poderosa maquinaria que nos da la historia para construir la patria nueva.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1965 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor