La soberbia de un Imperio que cree que hasta Dios debe sometérsele

Con cierta risa pude ver las noticias internacionales que los pocos originales medios privados de información destacaron en primera línea. Un miembro del Congreso norteamericano, Ernie Chambers, ha introducido una demanda contra Dios. Esto demuestra clara e inequívocamente como algunos sectores norteamericanos siguen en la vía del principio del destino manifiesto, que ellos como norteamericanos se creen estar aun sobre Dios. Seria bueno y hasta interesante que curas, pastores y monseñores puedan emitir su opinión al respecto.

La soberbia de una nación que se considera la nación escogida por Dios, no tiene límites y esto se nota en ridiculeces como estas y que a diario los medios de comunicación nos lo presentan con un sensacionalismo desmedido. ¿Será Dios juzgado en ausencia? ¿Tendrá un justo juicio? ¿Se le asignará un buen defensor?

Esta es otra patraña del imperio, que como siempre y en una conducta irresponsable, le echa a Dios la culpa de todos aquellos errores que nosotros y nosotras cometemos a diario.

¿Por qué no demandar a los presidentes y vicepresidentes norteamericanos y a altos funcionarios imperiales del Departamento de Estado, por no suscribir al gobierno norteamericano al protocolo de Kyoto?

¿Por qué no demandar a George Bush y a sus halcones de la guerra por invasión a otras naciones menos poderosas y hacer del principio de la guerra preventiva, la excusa para masacrar a pueblos inocentes, especialmente a Niños, niñas, mujeres y ancianos?

¿Por qué no demandar al presidente Bush por inventar la mentira de las "Armas de destrucción masiva en Irak, como pretexto para el saqueo de las riquezas petrolíferas de Irak y de todas las naciones del golfo pérsico?

¿Por qué no demandar a los Estados Unidos por ser la única nación del mundo en lanzar premedita y criminalmente una bomba sobre cientos de miles de personas inocentes?

¿Por qué no demandar a la sociedad norteamericana por practicar el racismo, asesinato, y la exclusión de negros, aborígenes, latinos, europeos del este asiáticos?

¡Por qué no demandar al gobierno norteamericano por el asesinato de Lincoln, Martín Luther King. Malcom X?

¿Por qué no demandar a las comunidades blancas, angloparlantes y protestantes por mantener y financiar al klu klux Klan?

Los gringos quieren culpar a Dios de sus metidas de patas, de los genocidios cometidos por sus gobernantes, para que esto les pueda dar la oportunidad de invadir a cualquier nación en la cual unos locos drogadictos, borrachos y sodomitas que gobiernan desde la casa blanca en la cual ellos crean que Dios se ha refugiado. Siempre los Estados Unidos necesita una Guerra con pueblos más pobres y débiles para aceitar a su industria y a su economía.

De todas maneras esta demanda es nula de toda nulidad, porque la ha hecho un hombre, Ernie Chambers, quien es un declarado Agnóstico que ha negado la existencia de cualquier ser supremo.

¿Cómo se puede demandar a alguien o a algo que el mismo demandante dice que no existe? Todavía el Imperio norteamericano necesita de la política del Pan y Circo tan propio del antiguo imperio Romano.

Creo que el parlamentario Chambers, debería demandar al Diablo, a Satanás, y a ese si lo tiene cerca, en la Casa Blanca y se llama George Bush, ese si anda suelto por el mundo llenando a los pueblos del medio oriente bombardeando pueblos inocentes. Estuvo por México y Perú, robando resultados electorales y estableciendo gobiernos títeres. Anda por toda América latina desestabilizando a los gobiernos legalmente instituido por la voluntad popular.

Anda suelto arrebatándole a la gente de la boca los alimentos para crear combustibles y para alimentar la maquina bélica y terrorista que contribuye con su poder criminal en el mundo.

Anda suelto maltratando a los emigrantes que han contribuido a formar la gran nación imperialista que es los Estados Unidos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2323 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor