El temor del Imperio al Alba

El imperialismo está viviendo una de sus más profundas crisis políticas y económicas. Ya no solo es el fracaso en Irak, que les trae a la memoria su derrota por parte del pueblo Vietnamita, ahora se suma a ello la caída estrepitosa de la bolsa; la crisis financiera y todos los intríngulis que esto representa, su deuda con los Chinos que representa un significativo porcentaje de su presupuesto, entre otras bagatelas. Pero lo más letal en contra del imperialismo es que “su patio trasero”, Latinoamérica, despierta hoy cuan gigante y se apresta a desempeñar su papel histórico. En este escenario, el ALBA, como mecanismo de Unión de los pueblos, desarrollo de políticas complementarias y de solidaridad, es un duro golpe para las pretensiones imperiales. Ya no se trata del discurso, la arenga exquisita o del turismo ideológico; se trata de un plan concreto con instrumentos y mecanismos en función de la lucha contra la pobreza, la exclusión y el olvido. Estas acciones inexorablemente repercutirán en la realidad de los pueblos Latinoamericanos y permitirá contrastarlas con las ejecutadas por el imperio y neutralizar las políticas económicas emprendidas desde Washintong.

A pesar de las disímiles realidades da cada país, una propuesta socialista de este tipo ya no es satanizada como solía suceder en el pasado. La crisis imperial ya no le permite ofrecer más que un barquito navegando por el caribe atendiendo una ínfima cantidad de personas con problemas visuales; el Plan Colombia se le ha convertido en un Boomerang que amenaza con agudizar aún más la crisis en este país; el ALCA duerme el sueño eterno; los TLC están llenos de inconvenientes, ni se diga los mal llamados “biocombustibles” que pretenden dejar sin alimentos a buena parte de estos pueblos, en fin, las iniciativas imperiales cada vez se desvanecen más. El Comandante Chávez ha referido que ante este escenario ese monstruo imperial se hace más peligroso y esta es una aseveración absolutamente cierta. El desespero imperial pudiera aumentar los niveles de locura de los halcones de la casa blanca y traer situaciones muy difíciles. Ante esta amenaza el ALBA representa un fuerte bastión de lucha por la liberación de nuestros pueblos y eso lo ve el imperialismo con temor. Que un país como Argentina haya superado su terrible crisis post-neoliberal e insurja nuevamente, representa una derrota para el imperio; que Bolivia construya su propio camino libertario y además se presente al futuro con un inmenso potencial energético, es una derrota para el imperio; que Nicaragua retome la senda Sandinista y se libere paulatinamente de los llamados “organismos multilaterales” es otra derrota del imperio; asimismo que en Ecuador se retome el camino Bolivariano y Alfarista, representa otro durísimo golpe para el imperio. Ni hablar de Venezuela, donde ya se hace común que los Yanquis tropiecen, a lo mismo que en la Gloriosa Cuba, la decana en eso de propinarle derrotas al imperio y todavía nos falta los cambios significativos e importantes en Uruguay, Brasil y Chile. Esto se convierte en el muro de contención para que la locura imperial no termine de explotar en una conflagración u ola intervencionista. Por otra parte están los movimientos sociales que se fortalecen en países como Perú, Colombia y Paraguay. De la misma forma en el Caribe las cosas no están nada fáciles para los EE.UU. Todo esto representa un cuadro político muy factible en la estrategia bolivariana de liberación y el ALBA debe esta cumpliendo con su misión.

En este escenario tan desfavorable para los Gringos, es donde surge la llamada “Guerra Mediática” o “Guerra de Cuarta Generación” y en ese contexto surge lo del Affaire del maletín en Argentina. Ya el Ministro Rafael Ramírez, de quien haremos un comentario más adelante, ha denunciado la virulencia con la cual se está desatando esta guerra mediática. No nos debe sorprender este tipo de acusaciones u ollas periodísticas montadas para tratar de enlodar el papel que hoy por hoy desempeña nuestro buque insigne PDVSA; algunos me acusarán de economicista, pero la realidad es esta. El motor del ALBA, hay que decirlo, es PDVSA. Claro todo motor necesita de otras herramientas, pero PDVSA será ese motor impulsor de este carro histórico que nos toca desempeñar. En este sentido, el pueblo venezolano debe estar muy atento; así como manipulan hasta más no poder por el asunto del maletín, lo harán con otras estrategias que montarán en función de debilitar el buque insigne. Cuando le pedimos a todos los compatriotas comprensión y atención a toda esta situación, estamos tomando como base que; le toca a Venezuela ser el motor que impulse estos cambios; lógicamente que serán los pueblos quienes determinen la velocidad de la marcha y las aceleraciones o desaceleraciones que se produzcan, pero en definitiva al país le toca cumplir un papel de primera fila en esta gran revolución Latinoamericana. El imperio tratará de confundir, de hacer nacer en nosotros el chauvinismo para desconectar la empatía que está produciendo en nuestro pueblo todo este proceso de cambio latinoamericano. Por ello es tan vital que las Asambleas de Batallones del PSUV, debata estos temas. Que todo el pueblo maneje estos temas como algo necesario y vital para poder sobrevivir. Solo unidos los pueblos latinoamericanos seremos capaces de enfrentar al imperio y sus convulsiones de animal moribundo; es el sueño de Bolívar, fue la empresa que nos legó el libertador. En su momento a Bolívar lo traicionaron; ante el Congreso Anfictiónico de Panamá convocado por Bolívar se impuso el panamericanismo y la doctrina Monroe. Esta historia no se puede repetir; Bolívar no solo nos legó la iniciativa de la unidad Latinoamericana, sino que nos legó para la posteridad algo insoslayable, es necesaria la unidad para que no se repita lo vivido por él. Ahora más que nunca, ante un imperialismo voraz, delirante y agonizante; con una terrible enfermedad en su interior; el cáncer del capitalismo que tarde o temprano lo derrumbará y este proceso, en la medida que los pueblos asuman mayor conciencia y ocupen mayores espacios, el Réquiem para el imperialismo se acelerará, de allí el pánico que hoy los embarga. Por eso, el ALBA es peligroso; como herramienta económica, herramienta social y si se le nutre de una herramienta política en función de la liberación de los pueblos, ésta será un instrumento formidable.

Prometí hacer un comentario aparte de los camaradas que dirigen PDVSA, específicamente del ministro, Rafael Ramírez ha demostrado al frente de PDVSA una actitud absolutamente revolucionaria. Durante su gestión comenzó a profundizarse la verdadera liberación de PDVSA, se comenzó a asumir el verdadero control de esta empresa. Como es normal todo proceso revolucionario conserva aún las taras del pasado, pero hay una realidad irrebatible, el impulso del proceso de cambio a partir del momento en que se tomó control definitivo de esta empresa es monumental. Después de lo hecho por Ramírez dudo que la oligarquía y la derecha nacional e internacional le perdonen estas acciones. Los ataques van con mucha saña; no hay que ser expertos para darse cuenta que existen fallas todavía, pero con lo que ocurre últimamente podemos descubrir la intención de las trasnacionales y la derecha mundial. El ataque va dirigido a desprestigiar, a “matar” moralmente a quienes poseen mayor poder de fuego. Quien asuma en estos momentos las riendas de la industria petrolera será blanco de ataques, conspiraciones, intento de desprestigio, etc. En este orden de ideas, a la revolución le toca cuidar en grado sumo a la niña de sus ojos, la industria petrolera. Así como la revolución Cubana ha cuidado por siempre su Cancillería, como buque insigne de su lucha contra el aislamiento, a nosotros nos toca cuidar a PDVSA. ¿Ustedes creen que si Ramírez lo estuviera haciendo mal para la revolución Al frente de PDVSA recibiría los ataques que hoy recibe por parte de la oligarquía? Seguramente que no. Ahora, sí debe el Comandante Chávez y el ministro Ramírez, cerrar los círculos, cuidarse mucho, no permitir que por nada del mundo allí se incube la contrarrevolución. Por esta razón, todos los que de alguna manera generamos alguna opinión estamos obligados a ser muy cuidadosos de no caer en la estrategia enemiga de crear una tormenta en un vaso de agua, el caso de la maleta de los dólares se investiga, se sanciona a los responsables de nuestra parte si es que los hay y ya. Los tiros van dirigidos, se ve a simple vista, a PDVSA, esa es la misión del imperio, es obvio y el camarada Ramírez tendrá que soportar estoicamente ese vendaval; afortunadamente parece que ya tiene el cuero duro.

En conclusión, el ALBA se está convirtiendo en la principal herramienta de nuestras luchas y por ello el pueblo debe manejar, conocer y comprender a profundidad la importancia histórica de este instrumento. ¡A discutir el tema en los Batallones Socialistas!...

latojeda@gmail.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 4155 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor