Venezuela: Amenaza Global (Según Washington)

La Dirección Nacional de Inteligencia de Estados Unidos ha clasificado a Venezuela como una amenaza a la “seguridad global” en un informe entregado ante el Comité de las Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos el 11 de Julio del 2007. En un testimonio dado por el Dr. Thomas Fingar, Sub-Director de Analisis de la Dirección Nacional de Inteligencia (“DNI”) y la Agencia Central de Inteligencia (“CIA”), Venezuela, tanto como Irán, Irák, Corea del Norte, Siria, lugares donde opera Al Qaeda, Nigeria, China y Rusia, estan definidos como “areas de preocupación y peligro” para la comunidad global. Especificamente, dedican a Venezuela cuatro parrafos en el informe que declaran a la “democracia en riesgo en Venezuela y Bolivia” y que hablan sobre la “lucha contra el imperialismo estadounidense” liderada por el Presidente Chávez. También promueve, de manera intencionalmente distorcionada, la matriz de opinión sobre “el cierre de RCTV”, diciendo lo siguente: “[Chávez] revocó la licencia del canal de televisión de la oposición más grande del país el 28 de mayo, y ha nacionalizado las empresas de telecomunicaciones y electricidad más importantes del país. También forzó a las empresas estadounidenses y otras empresas petroleras extranjeras de convertirse en empresas mixtas con la empresa nacional de petróleo venezolana, o ser nacionalizados…Chávez es uno de los líderes más anti-americanos en el mundo entero y continuará socavando la infuencia estadounidense en Venezuela, el resto de América Latina, y a nivel internacional. Esta intentando establecer relaciones con naciones como Irán, China y Rusia que disminuarían sus lazos económicos con los Estados Unidos.”

El informe de inteligencia de la DNI y la CIA también dedica a un párrafo “las compras de armamento de Chávez”, donde destaca la “politización” de las Fuerzas Armadas venezolanas, la creación de una reserva militar, y la compra de los 24 SU-30 (Sukoi) rusos, como “causantes de grandes preocupaciones” por los vencinos en la región. Además de reforzar la tesis de Washington sobre el mantenimiento de Cuba y Fidel Castro debido a la relación con Chávez y Venezuela, el informe asegura que “este año marcará el fin de la dominación de Fidel Castro en Cuba”, sin embargo, continua, “hay poca posiblidad de un cambio político significante en el futuro cercano.” Finalmente, en el caso de Venezuela, el informe recuerda que la CIA mantiene su “Mission Manager” (Misión Especial) para Venezuela y Cuba, y aclara que estas son manejados por “ejecutivos de alto nivel, con el poder de actuar con todo el apoyo de la comunidad de inteligencia, para lograr una coordinación absoluta, una sinergia y una buena cooperación.”

Durante el año 2006, el informe producido por estos cuerpos de inteligencia no prestaba tanto espacio al tema de Venezuela como una amenaza a la seguridad estadounidense. A pesar de la clasificación de Venezuela como “uno de los cinco países de más preocupación en el hemisferio” en marzo 2005 de la CIA, realmente este concepto de tratar a Venezuela como un “país peligroso” se ha tomado forma durante el ultimo año y medio. Con la prohibición de la venta de armamento a Venezuela de Estados Unidos y países que fabrican armamento con tecnología estadounidense, a la clasificación de Venezuela como “país que no colabora suficientemente con la lucha contra el terrorismo”, tanto como “cómplice con el narcotráfico”, “número uno en tránsito de drogas”, Washington va formulando rapidamente el caso contra Venezuela que justificaría su intervención dentro del marco de la Guerra Preventiva.

El ex-Embajador de Estados Unidos en Caracas (y ahora embajador en Colombia), William Brownfield, confirmó este tésis cuando declaró que la relación EEUU-Venezuela iba pareciendo más cada día a la relación EEUU-Cuba, país con la cuál Washington no mantiene relaciones diplomaticas y esta clasificado como “país enemigo”. Brownfield también habló de Venezuela y la relación con Washington en terminos de la Guerra Fría, algo que indica que el conflicto solo va a crecer más durante los próximos años.

Pero además de esta estratégia bélica y agresiva contra Venezuela en el ámbito de seguridad y defensa, Washington esta trabajando duro el tema de la subversión y el aislamiento a Venezuela a nivel internacional. Aunque no ha tenido éxito con esta última estratégia, las actuaciones de la secretaria de estado, Condoleezza Rice, en la Organización de Estados Americanos y otros ambientes multilaterales y bilaterales, indican que el gobierno de Bush esta trabajando sutilmente la posiblidad de invocar la Carta Democrática contra Venezuela. Según un informe de inteligencia de la empresa STRATFOR, Estados Unidos esta moviendo piezas estratégicamente para convencer a otros países en el hemisferio, particularmente Chile, Perú y Paraguay, que Chávez esta destruyendo a la democracia en Venezuela y que ya después de la creación del nuevo partido socialista - PSUV – y la reforma constitucional, que se supone permitiría la “reelección indefinida”, Venezuela no sera un estado democrático. Washington esta utilizando al caso de RCTV como un punto de lanzamiento para este plan.

Y en esta estrategia entran las ONG y grupos financiados por Washington que supuestamente estan luchando por los derechos “civiles y políticos” en el país (y no los derechos humanos). El propio Presidente George W. Bush fue anfitrion de una Conferencia de las Americas el pasado lunes 9 de junio en Washington, donde más de 150 ONGs de América Latina fueron invitados por la Casa Blanca para participar con otros 50 ONGs y instituciones estadounidenses en la Capital del imperio. Varios grupos venezolanos fueron invitados por el propio Presidente Bush a la conferencia, con todos sus gastos pagados por Washington, para discutir sobre la importancia de sus “luchas por la democracia” en Venezuela. En la conferencia estaban presentes los grupos financieros del Departamento de Estado, como la National Endowment for Democracy (NED), USAID, Freedom House, el Instituto Republicano Internacional, Instituto Democráto Nacional, la CIA, el Pentágono, y otros, que reafirmaron su compromiso de seguir apoyando y asesorando sus colaboradores en Venezuela con la misión de derrocar al Presidente Chávez y destruir a la revolución bolivariana.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4627 veces.



Eva Golinger


Visite el perfil de Eva Golinger para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a38147.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO