Bloqueos, cercos y guerras en la vida de los pueblos: Larga historia

Es común en el habla venezolana lo del cerco y bloqueo, pues desde hace algunos años hemos estado sometido a tal situación, se trata de unas decisiones políticas y económicas inscritas en la filosofía bélica, del jefe militar prusiano Carl von Clausewitz, resumida en: "la guerra como continuación de la política… " En este texto colocaremos algunos ejemplos demostrativos de tales prácticas y nos referiremos a la experiencia venezolana de estos años, que es muy particular y cuyo abordaje debemos limpiarlo de impurezas acomodaticias que es lo que nos puede ayudar a buscar una salida digna sustentada en la sensatez política. No habrá ninguna duda, que las generaciones futuras sentirán respeto por las inteligencias venezolanas que hoy sean capaces de tal logro.

Estas modalidades bélicas de la política, ha sido trabajada en los últimos tiempos por diversos analistas y en nuestro país, entre otros, por el luchador social, especialista en estos menesteres Carlos Lanz (quién permanece extrañamente desaparecido). Decíamos que los cercos y bloqueos nos vienen desde remotos tiempos, una de esas experiencias la encontramos en la literatura, llevada al cine y a la TV con asiduidad, haciéndola muy familiar en nuestra memoria histórica ¿Quién ignora a Troya? y es que su tragedia, aunque lejana en el tiempo, tiene un nivel de complejidad y significaciones que no son ajenas a los comportamientos humanos en nuestros tiempos.

De Troya algo hemos sabido por el trovador Homero, ciudad próspera ubicada en la entrada del Helesponto, hoy estrecho de los Dardanelos, corredor marítimo mediterráneo que comunicaba el Mar Egeo, el Mar de Mármara, el Bósforo y el Mar Negro; cuya prosperidad derivaba de las conexiones con el Asia profunda a través de diversas caminos que con el andar de los tiempos seguramente serían las Rutas de la Seda, caminos reanimados hoy por los chinos y otras naciones con una acción expansiva industrial-comercial ante el cual sucumben los viejos hegemones de la economía mundial. Por, allí por el Helesponto navegaron los Argonautas, cuando iban en búsqueda del Vellocino de Oro.

Nos cuenta Homero que durante una década los Aqueos cercaron y bloquearon a Troya, a donde se habían dirigido en "mil naves" para rescatar a Helena, esposa de Menelao rey de Esparta, hermosa mujer raptada por París hijo del rey de Troya; pero también hay otra versión desmintiendo el secuestro y considerándosele más bien, una aventura amorosa correspondida. La guerra en tal caso sería una justificación para salvar el honor del rey cornudo, pero en el fondo, en el fondo, lo que estaba de por medio era la riqueza de la próspera ciudad. Allí la cosa se complicó, pues en ese conflicto de mortales, se metieron los dioses y hay que ver lo numeroso que era ese panteón de los dioses griegos y sus capacidades de intrigas e intereses, lo que hizo que el caldo se pusiese morado. El resultado de todo aquello fue después de tan largo asedio, bloqueo y guerra, la destrucción total de Troya, y el infeliz y dilatado regreso de los sitiadores sobrevivientes a sus lares, donde los que pudieron llegar, lo que consiguieron fueron desajustes, ni querencias ni poder. Estas enredadas y agradables narrativas del poeta Homero nos ponen al tanto de tantos incidentes, sin embargo muchas dudas se crearon alrededor de ellas, al fin y al cabo Homero nunca utilizó citas a pie de página ni bibliografías. En el Siglo XIX, Schliemann, acaudalado alemán, apasionado de la Grecia clásica y la arqueología, se interesó por Troya, y reactivó la narrativa Homérica.

Saltando siglos,300 años (a.c) las poderosas legiones romanas en sus guerras contra los Samnitas pueblos de los Apeninos, mediante una bien urdida estratagema del enemigo, fueron conducidas por un desfiladero entre dos pasos de montañas con profundos barrancos, lugar conocido como las Horcas Caudinas, donde fueron cercados, sin ninguna posibilidad de escapar, ni siquiera combatir. En ese lugar estuvieron hasta consumir todas las provisiones, hasta que aceptaron las humillantes condiciones de los sitiadores y someterse a su yugo, entre otras entregar todas las armas y quedar apenas con una túnica, pudiendo regresar a su patria con vida pero sin honor.

En estos días de aniversario de la Comuna de París, varios articulistas han abordado este tema que desde 1871, año del acontecimiento, ha generado muchas interpretaciones y desarrollos teóricos, sobre el poder, las posiciones de las vanguardias, las luchas de clases y de masas. El cerco y bloqueo prusiano de París, y la masacre de la población patriota, resistente, insurgente y hambrienta, realizada por el ejército nacional en su papel de verdugo de su propio pueblo, es entre otras cosas, una necesaria lección pendiente para los pueblos del mundo en todos los tiempos (Recordando Febrero de 1989 Caracas-Venezuela).

En agosto de 1942, el ejército alemán (Wehrmacht) y las tropas rumanas, italianas y húngaras cercaron y bloquearon a la ciudad soviética de Stalingrado (Volgogrado), fueron varios meses de combate, casa por casa, calle por calle, muerte y hambre, la población civil y la industria desalojada casi totalmente. Esta ciudad era un emporio industrial, estratégicamente ubicada conectada a importantes vías fluviales (Don, Volga). La ofensiva estuvo al mando del experimentado general ascendido a Mariscal Von Paulus, quién llegó a ocupar el 90% de la ciudad, más bien de las ruinas de la otrora urbe. La contraofensiva soviética cambió radicalmente la situación acabó con el cerco y bloqueo; el jefe militar nazi von Paulus y sus ejércitos se rindieron, derrota que estremeció al poder hitleriano.

En la larga guerra independentista venezolana, hubo numerosos cercos y bloqueos de ambos contendientes, Puerto Cabello sufrió varios. México en el siglo XIX, y Venezuela comenzando el siglo XX, fueron bloqueadas por poderosas naciones. El imperio español durante un buen tiempo en la época colonial, sus navíos fueron asediados y hostigados en el caribe por piratas, corsarios y filibusteros de varias naciones: Inglaterra, Francia, Holanda… que terminaron dando numerosos mordiscos territoriales, dejando en el devenir histórico secuelas geo-políticas como ocurre actualmente con la Guayana Esequiba.

Comenzando el siglo XXI, se produce la "extraña" voladura de las Torres Gemelas, en Nueva York; tal acontecimiento permitió satisfacer un viejo anhelo imperial y era formalizar su intervención político-militar-policial Urbe Et Orbi, tal cosa lo logró mediante la Ley Patriota, materialización del sueño norteamericano, la universalización de Supermán, la ficción de la comiquita hecha realidad.

Sin embargo, hay que admitir, que el sobrevenido evento de la voladura de las Torres, y la incursión mundial estadounidense no debió haber sorprendido a nadie, pues sabíamos de la mala conducta del vaquero global en buena parte del siglo XX. En Venezuela desde hace muchos años numerosos y consistentes ciudadanos nos habían advertido de las malas costumbres y hábitos del susodicho vaquero.

En estos tiempos para alivio y estímulo a la esperanza nacional, varios expertos en política y economía han hecho interesantes ejercicios sobre estos complejos temas tratando de explicarnos a los legos, la calamitosa situación del país, manejando algunos datos de las posibles causas. A Los ciudadanos y a la nación entera le urgen opiniones responsables desburocratizadas, pues precisa pisar terrenos conceptualmente sólidos, aunque ello lleve a desvelar realidades dolorosas, lo contrario sería el avestruz, la evasión, el embuste, la politiquería, la subestimación de la inteligencia ciudadana; la reiteración de una oferta política engañosa, y al final un resultado pobre históricamente hablando, y además antivenezolano. De no lograr correctivos tendríamos que admitir que fracasamos como unidad ciudadana histórica, estaríamos en presencia de un enclenque país susceptible de ser subastado entre facciones político-económicas venezolanas y foráneas y ello nada tendrá que ver con el legado Bolivariano ni Soberanías.

El bloqueo, y el cerco económico en general, así como la guerra y sus modalidades generacionales aplicadas aquí, necesitan ser bien conocidas por la población. Esto pasa por que existan vocerías coherentes, creíbles, verdaderos liderazgos, no la banalidad discursiva, saturadas de ofrecimientos y consignas, comportamientos que se asemejan a predicadores religiosos ofreciendo parcelas en el cielo, como premios a la conformidad e inmolación social, es como una vuelta al siglo XVI, y la "venta de indulgencias", lo que falta es que salga por allí Martin Lutero a poner orden en el entuerto terrenal-celestial venezolano.

La población mayoritaria venezolana está sufriendo graves calamidades, esos hombres, mujeres y niños, que ven como cada vez más, se le precariza la vida, sumidos en el hambre, la pobreza y la miseria se hacen preguntas: ¿quiénes son los cercados y bloqueados? ¿contra quién es la guerra económica? ¿Quiénes compran e importan vehículos de alta gama y como ingresan al país? ¿los productos importados de los bodegones, quién los trae y como ingresan?¿Quiénes compran en los bodegones? En este feroz cerco y bloqueo, en Venezuela se consigue cualquier exquisito y costoso producto foráneo a los cuales solo tienen acceso un reducido sector social.

La ideología de la ambición y la codicia, o sea el capitalismo, ha permeado exitosamente a la sociedad venezolano, desintegrándola y a su vez compartimentándola, recordándonos brutalmente el poema: "Todos los árboles del monte tienen su separación, unos sirven para leña y otros para carbón" se acabaron las formalidades, buenos modales y protocolos, se impone una nueva categorización: los acaudalados integrados por los ricos de ayer y los de hoy, incluyendo la burguesía revolucionaria; la alta burocracia cívico-militar-policial, y en tercera ubicación la mayoría poblacional pertenecientes a la antigua clase media funcionarios, obreros privados y públicos, jubilados, pensionados, pequeños comerciantes, artesanos, campesinos; desplazándose este sector cada vez más hacia abajo y cuidado si terminamos desheredados de la tierra, del agua del aire del fuego y del país todo y los Afectos de la Patria. La grosera desigualdad social se incrementa y visibiliza con descaro. No se trata de una exageración, sino de un ALERTA, ¿o es que acaso no existen esas realidades en países en nuestra América y otros lugares del Mundo?

LA REVOLUCION ES CULTURAL

 

*Especializado en Gestión cultural/Colaborador y Fundador de Instituciones de la Cultura en el Sector Público y Privado.

@racas42

racasce@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 491 veces.



Rafael Castro

Especializado en Gestión Cultural. Colaborador y Fundador de Instituciones de la Cultura, en el Sector Público y Privado.

 racasce@gmail.com      @racas42

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI