Verdades reconfirmadas del primer debate Trump-Biden

" … de todos modos ya los traidores no podrán seguir ocultando la traición. "

Hugo Chávez Frías

 

Durante el primer debate entre Donald Trump y John Biden, Donald Trump, se encargó de confirmar con precisión absoluta dos aspectos (Morally unfit (inmoral) y Obstruction of justice (malandro de cuello blanco)) que definen su desempeño como empresario, los cuales ya habían sido anticipados por James Comey, Ex-director del FBI y en un libro cuyo autor es su asesor de seguridad John Bolton.

Durante el debate, Donald Trump reconoció rebuscar métodos para evadir el pago de impuestos y, como el policía que asesinó al afro-americano George Floyd, haciendo gesturas de querer saltar la distancia que los separaba, poco le faltó para agarrar por el cuello y asfixiar a Biden. Esos fueron los aspectos resaltantes del debate.

El que Donald Trump se aproximara interrumpiendo e intentando (para acabar con el debate) haciendo gesturas incontrolables de querer agarrar por el cuello a Biden, recuerda a los sindicalistas cabilleros adecos, quienes cualquier debate lo terminaban a cabillazos. Es una conducta típica de los malandros de cuello blanco asociados al negocio inmobiliario, como lo es Donald Trump. Ello explica la asociación de Donald Trump con criminales como el el ex-convicto y siniestro Elliot Abrams. También nos aclara el que su entorno cercano sea un bojote de estafadores y el que se haya valido de embusteros para asediar a Venezuela.

El que Donald Trump se dedique a rebuscar métodos para estafar al Estado gringo tampoco es extraño en Venezuela. Las mentes criminales dominadas por la narco-para-política que domina en Colombia y que quieren implantar en Venezuela ya había mostrado esas pezuñas con los raspacuperos y las empresa de maletín que ahora nos venden, desde Cultivando Patria, como " gloriosa Burguesía Revolucionaria", operando bajo los preceptos de la IV.

Como bestia herida por haber perdido el debate revelando sus habilidades mafiosas, Donald Trump es extremadamente peligroso para Venezuela. En particular, una herida profunda se la ha causado la incapacidad de los gringos para evitar que los buques de Irán ingresen gasolina a Venezuela. Eso es un fracaso de la política de Donald Trump y buscarán la forma de activar a sus narco-cipayos para hacerle más daño a Venezuela. Como un hecho, notemos que desde el reciente indulto de terroristas-guarimberos, la violencia se ha apoderado nuevamente de zonas de Venezuela y el saboteo a la electricidad ha reaparecido nuevamente.

En la esperanza que podamos evitar que embusteros y malandros sean mayoría en la Asamblea Nacional y que en La Ley Anti-Bloqueo el Gobierno Nacional haya propuesto métodos para enfrentar la corrupción (con el mismo nivel y calibre que debe usarse para sancionar las asociaciones delincuenciales comerciales que vulneran nuestro salario) y, además, que se evite que ingrese al país la narco-para-política que Donald Trump le ordenó introducir en Venezuela a Juan Guaidó junto a los partidos narco-terroristas Voluntad Popular y Primero Justicia, si existe un Dios que ilumine nuestros pensamiento para entender el misterio de su existencia salvando nuestras almas, si alguna tenemos. Nitimur in vetitum semper, cupimusque negata. Levantemos la cara y con ella nuestra mirada al infinito inspirador eterno nos guiará a que juntos hagamos que Nazca lo que tenga que nacer y se destierre la maldad de la oposición en Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 441 veces.



Sergio Rojas


Visite el perfil de Sergio Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: