Crítica Ácida

Las alimañadas de un mentiroso sin vergüenza alguna

En qué tipo de gobierno hubiese caído Venezuela, si por deseos de gobernantes extranjeros, una vez secuestrado el Presidente constitucional Nicolás Maduro Moros, estuviera preso en el exterior. La "democracia" gringa derrocó al sacerdote haitiano Jean Bertrand Aristide por considerarlo socialista, y al empresario hondureño José Manuel Zelaya, por el delito de ser amigo del Comandante Chávez, a ambos los secuestraron y los sacaron de su mandato. El autojuramentado en una calle del este caraqueño, el "presidente" en minúsculas de un gobierno inexistente, pero dependiente del dinero robado al pueblo venezolano, que se beneficiaba de esos ingresos, niega su parte en la incursión de mercenarios a Venezuela, cumpliendo el contrato criminal en el que está su firma.

La prensa internacional luego de múltiples pruebas admite que el plan sedicioso ejecutado por la extrema derecha, con apoyo de los Gobiernos de Estados Unidos y Colombia, "El Plan Gedeón", terminó desarticulado por autoridades de seguridad venezolanas y el pueblo miliciano. Respuesta venezolana al compromiso criminal que incluye colocación de minas antipersonales y firmado por Juan Guaidó, Juan José Rendón, Sergio Vergara, Manuel Retureta y Jordan Goudreau, aceptando el uso de estas minas que en el mundo han dejado miles de muertos y discapacitados al perder pies y piernas infortunados inocentes civiles.

No sorprende la cobardía de Alimaña y sus pandilleros politiqueros bandidos, molesta es que supuestamente hayan visto su primera luz en este país de valientes. Ya es costumbre que el vidiotizado pitigringo y sus guaidlovers hagan política excusándose a cada rato por sus metidas de extremidades inferiores, oírlos es pensar que están bien excusados porque conocemos sus mañas y no las cambian.

Lo importante es dar a conocer como son, y que nos hubiesen conducido al mismo desastre actual de Bolivia. A seis meses que la derecha acordó la Presidencia con anuencia capitalista salvaje, e impuso una fémina que ostentó La Biblia y se apoyó en ella, preside un gobierno tan ladrón e ineficaz que hoy es rechazado por la Iglesia católica y los dirigentes derechistas Meza y Camacho, en protesta por los métodos de Jeanine Añez y sus corruptos.

En plena pandemia mundial, negociantes afectos al gobierno que depuso a Evo Morales, militares y policías comprados por millones de dólares y viviendo fuera de Bolivia, permitieron el acceso al poder de individuos que han negociado últimamente mascarillas, respiradores y equipos comprados por el desgobierno añezista, más una presunta asociación oficial con narcotraficantes, denunciada por un Obispo boliviano. A ese peligro nos conducirían.

Al cierre propongo para el premio "Oscar" al proyecto político más imbécil, al Juan Gerardo Guaidó Márquez que en vista de no poder parar firme a nadie, decide asistir adonde piense que pueda ser rechazado por el colectivo popular que lo desprecia, y va para el show custodiado por motorizados armados. Guaidó después del apoyo que le dieron Los Rastrojos, descuartizadores contrabandistas en Colombia, y la ayuda conspirativa de narcos también colombianos, comandados por el "doble rueda", es resguardado en Caracas por las FMM –Fuerzas Malandras Motorizadas-, al grito de guerra ¡Vamos bien!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1565 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: