Mi palabra

Trump, la muerte

"El espíritu del hombre puede pudrirse tanto como su hígado.

Hay grandes epidemias morales, como de peste o de cólera"

André Chamson

 

En la época de euforia del ritmo de la salsa, el gran combo de Puerto Rico, puso de moda una canción, con el nombre (Yo soy la muerte) cuya primera estrofa, tiene la siguiente letra: Yo soy la muerte, yo soy la muerte/La muerte soy, yo soy la muerte/Yo soy la muerte, yo soy la muerte/La muerte soy, yo soy la muerte. Para ese entonces ni soñaba Donald Trump de llegar a la presidencia de los Estados Unidos, pero parece, como si la hubiese escrito él, porque lo único que ha hecho en su tiempo tenebroso de mandatario, es acelerarle la muerte a millares de personas, como si anduviera detrás de la canción.

El pensamiento que sirve de epígrafe a este artículo, viene, como anillo al dedo, al inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump y sus asesores inmediatos por la grave y escalofriante situación del mundo en medio de la pandemia del coronavirus; siguen tan arrogantes que parecen haber sido electos para contribuir a la descomposición del mundo, al no importarles para nada los horrores de las guerras y el cuadro dantesco, que envuelve a los Estados Unidos especialmente a la ciudad de New York, con la propagación alarmante del virus.

Todo parece indicar, que esta pandemia deja al descubierto el fracaso estrepitoso del capitalismo salvaje, porque nadie puede entender lo que está pasando en los Estados Unidos, país, donde se gastan cifras millonarias en eventos deportivos y acontecimientos superfluos, pero no pueden o no quisieron enfrentar en el momento preciso este terrible mal. Mientras el Presidente Trump, en lo único que se ocupa es, de atacar a Cuba, Irán, y Venezuela con una consigna establecida en su agenda de trabajo: solucionar cualquier problema a través de la fuerza –la guerra– aún, cuando no les conciernan a ellos, en una clara intromisión en los asuntos internos de otros países.

El principal aliado de los gobiernos estadounidenses para aplicar la fuerza, es el gran poder mediático utilizado por los distintos medios, y en esto las redes sociales llegan de manera explosiva a la mente de millares de personas, embelesados por el "sueño" americano. Lo último en esa invasión mental, es hacerle ver a un número importante de compatriotas, que la solución al grave problema económico de nuestro país, está en una incursión por parte de los gringos, cuando son ellos de manera descarada los grandes culpables de la situación, con las medidas coercitivas por demás criminales, al bloquear la entrada de alimentos y medicinas para tratar de echarle el pueblo encima al gobierno, en momentos de total desesperación.

A pesar, de todas las pruebas puestas en escena por parte del imperialismo, con Trump, y Guaidó a la cabeza, nada de lo que esperaban se ha producido, pero no se detienen en sus intentos; aún, cuando en el mundo se ha levantado una oleada de voces denunciando la actitud criminal de estos incitadores de la muerte. El premio Nobel de Economía 2018 Willian Nordhaus, lo dijo bien claro: "La economía de Venezuela para ilustrarla mejor, es como alguien tendido en el suelo y EE. UU encima, dándole con un puñal, desesperado mira a ver si la persona continua con signos vitales, sino, continuará dándole cada vez más fuerte, es muy lamentable, pero jamás vi algo tan feroz, ni lo imaginé que llegara a existir, destroza toda teoría económica existente".

En el mismo corazón de New York, la alarma es generalizada por la manera morbosa de Trump, enfrentar la pandemia sin pararle al aumento acelerado del virus. Una amiga, quien reside en el centro de la pandemia, me hizo llegar unas palabras muy dramáticas, fiel reflejo de lo que está pasando: "No te preocupes, por aquí cuidándome, como te explique hace algún tiempo cuido de mi madre que tienen Demencia y de mi esposo, así que tengo que cuidarme por obligación ambos dependen de mí. Hace 24 hrs que pude conseguir 3 nasobucos, pues aquí se desaparecieron los nasobuos, el papel sanitario, el cloro, el bleach , el alcohol, la poblacion esta totalmente indefensa y para colmo el Trump quiere levantar la cuarentena, para que más gentes se infecten, pues recuerda que la zona triestatal compuesta por NY, NJ y Connecticut son mayoría Demócrata, a mayor números de enfermos tendrán que aplazar las elecciones y me imagino que se eternizara en el poder y a mayor número de población de esos estados muertas más posibilidades de reelegirse en caso de que no se aplacen las elecciones. Así que el hp esta haciendo una jugada politica con este virus, recuerda que esta gente hacen mucho dinero de la desgracia ajena. Nos han dejado indefensos en la farmaia cdo sali a buscar masks (nasobucos) me dijeron que el estado las habia recogido pues eran para ser utilizados nada mas para los enfermos, yo ahora tengo 3 una para mi madre, mi esposo y la mia, cdo no tenia me colocaba la bufanda curiendome boca y nariz, y por lo que veo el verano llegara y seguiremos en las mismas. La gente se esta armando mi esposo quiere que compremos armas para protegernos, esto es demencial, aqui la gente piensa al estilo de la serie de walking dead, no hay espiritu de solidaridad ni camaraderia, esto es salvese quien pueda. A pesar de lo malo del panorama por aquí, me alegra ve ver el alba latinoamericana, y ustedes son un gran ejemplo de ello, así que mi hermano palante, un abrazo y palante como decimos en mi amada Cuba" Así, está el panorama en los Estados Unidos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 477 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: