Medidas coercitivas de EEUU asesinan impunemente a pueblos enteros indefensos

Mucho se ha hablado ya de las medidas coercitivas que viene aplicando  Estados Unidos a todos aquellos países que no son afectos a sus políticas o interés,  pero son muchos que lo aun ignoran la realidad desmenuzada de lo que implican estas medidas, que son desdibujadas, sobre todo por las grandes Corporaciones de la Comunicación, al servicio del imperio, con el nombre de “sanciones económicas”.

Los entendidos describen las sanciones económicas impuestas por el gobierno norteamericano igual o equivalente a un ataque aéreo con bombas o misiles que arrasan y eliminan, sin distingo de clases, razas o credo, a niños, jóvenes y ancianos inocentes.

El imperio, tras tener un dominio global y financiero con el dólar, además utiliza indebidamente esta cualidad para doblegar o torcer las voluntades de las naciones que le son adversas

Por lo general los países seleccionados por el imperio para declararles la guerra, en muchos casos de manera convencional o de cuarta generación, como la llaman, registran riquezas fundamentadas especialmente en petróleo y minerales preciosos, entre otros patrimonios o tesoros.

Gracias además al poderío armamentista y nuclear que EE.UU ostenta, lo ha llevado a ser un claro violador, a nivel global, de los tratados internacionales, incluyendo la preservación del medio ambiente y del clima.

EE.UU, al mismo tiempo, utiliza ese poder belicista para amenazar y declararle la guerra de manera directa, en muchos casos, y cuando así lo cree conveniente,  a esos países previamente seleccionados, por lo general en minusvalía, si no se cumplen sus voluntades al pie de la letra

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), entre tanto, poco hace al respecto o en el mejor de los casos se ve de manos atadas o indefensas,  para evitar que el imperio imponga su voluntad y viole los tratados o convenios que promueven el entendimiento y la paz entre las naciones.

EE.UU, quien controla el sistema financiero internacional, desde 1971, usa además su divisa como arma de guerra, por ello es notorio  que el mundo actual está dominado por el dólar, aunque se presagia su pronta caída. Esto le vale para activar o desactivar cualquier economía global, según han reportado expertos.

Una de las maneras de EE.UU de imponer su propia voluntad es hacer que el dólar sea la única moneda en el mundo válida para negociar, sobre todo, la compra o venta de petróleo o productos derivados de los hidrocarburos.

Vale destacar que de manera subrepticia, escondida o encubierta, EE.UU vende ante la opinión publica las “sanciones económicas” o el bloqueo a las naciones como una medida de reprimenda, cuando en realidad está promoviendo los asesinatos en masa de pueblos enteros al evitar, en el caso de Venezuela, que se puedan adquirir los recursos por concepto de venta de petróleo, para comprar alimentos y medicinas y otros insumos.

Así pues que EE.UU simplemente le ha declarado la guerra, no solo en contra de Irak , Siria, China o Rusia, sino también en perjuicio de Venezuela y otras naciones progresistas, que no responden a sus intereses, como Nicaragua,   México y ahora, nuevamente, en perjuicio de Argentina. Algo habrá que hacer.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 600 veces.



Italo Urdaneta

Periodista, historiador y profesor universitario

 italourdaneta@gmail.com

Visite el perfil de Italo Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a286629.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO