El Imperialismo, ataca lo físico y lo simbólico

Es una práctica asidua del imperialismo gringo, atacar gobiernos, instituciones, personas, entre muchos otros, pero cuando lo hace sin lograrlo, o no puede, recurre a destruir lo simbólico que representa a los primeros mencionados.

Tal es el caso de gobiernos, instituciones, personas revolucionarias, tal es el caso de cualquier símbolo que representa o recuerda los anteriores. Veamos algunos ejemplos:

Hay la sospecha que acabó con la vida del Comandante Hugo Chávez de Venezuela, ataca ferozmente a Nicolás Maduro; llevó a prisión a Lula da Silva de Brasil; intentó asesinar a Rafael Correa de Ecuador; acaban de derrocar a Evo Morales de Bolivia; manejó vilmente la política para que ganaran los lideres de izquierda en Argentina, Uruguay, Nicaragua y otros países con orientación revolucionaria. Durante décadas intento asesinar al Comandante Fidel Castro y no lo lograron.

Hoy despreciablemente asesina al pueblo chileno, manteniendo a un mandatario de derecha despreciado por el pueblo, como es el caso de Ecuador, Bolivia ahora. En fin, obviando a otros líderes de izquierda, atenta contra instituciones, gobiernos y sus líderes.

Durante los últimos meses, y es una práctica de siempre, hemos venido asistiendo a ataques a lo simbólico: en los hechos más recientes en Bolivia, han atacado fotos, retratos, estatuas de Evo Morales, mencionando además, símbolos propios de su gobierno como la bandera pluricultural, la Whipala. También han destruido estatuas de Chávez, El Che y Allende.

Recientemente, han derribado estatuas del Apóstol Martí en Cuba. En Chile y Ecuador igualmente, han acabado con las figuras simbólicas que les recuerde cualquier signo revolucionario.

En el caso de Venezuela, la oposición sacó de la Asamblea legislativa, las figuras y fotos de Bolívar y Chávez; igual hizo el gobierno de Macri en Argentina, con las figuras de los Kirchner y otros patriotas argentinos.

En fin, parece ser que lo simbólico tiene una fuerza inmaterial que se interioriza en el pueblo, por lo que hay que tratar de destruir cualquier sentimiento, que refuerce la conciencia revolucionaria. Igual sucede con las consignas, palabras importantes de los líderes, documentos, logros populares, entre muchos otros.

Es una práctica revolucionaria, enaltecer la figura de sus líderes, a través de fotos, retratos, estatuas y otros. Ante esto el imperialismo norteamericano atenta para tratar de borrar todo vestigio. Por supuesto, no lo logra, porque las figuras patrias están enraizadas en el subconsciente del pueblo.

De todas formas, pudieran acabar con lo físico, más no con lo simbólico, éste es eterno e indestructible.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 612 veces.



José Amesty


Visite el perfil de José Amesty para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a286201.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO