Chavismo desplegado y en batalla

Nuestros primeros artículos han sido para expresar nuestras impresiones de cómo estamos viendo el momento político a inicios del año 2020. De alguna manera, ha sido para develar un poco la estrategia y la táctica del enemigo histórico.

Pero pese a muchas cosas, es importante señalar, y destacar también, que el chavismo con todo y los errores que haya podido cometer, también ha comenzado el año desplegado y en batalla. Indudablemente el año 2020 no será un año nada aburrido ni en lo nacional ni en lo internacional.

Este año empezó con una interesante entrevista del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y líder de la Revolución Bolivariana, Nicolás Maduro, el propio 1 de enero, con el periodista franco español Ignacio Ramonet. A nuestro parecer, hubo varios elementos importantes e interesantes en la misma, que delinean el curso de acción a seguir por el chavismo durante el año 2020 en diversos ámbitos. Recomiendo ver la referida entrevista.

Luego, el 3 de enero, si las cuentas no nos fallas, se dio una reunión en el Palacio de Miraflores por parte del Jefe de Estado conjuntamente con la Vicepresidenta Ejecutiva de la República, doctora Delcy Rodríguez Gómez, y los Vicepresidentes Sectoriales del Gabinete Ejecutivo. Muy probablemente sería para delinear el curso de las políticas públicas durante lo que será este año, entre otros tópicos que seguramente habrán sido tratados en la referida reunión.

Posterior a ello, y como es un hecho público, notorio y comunicacional, el 5 de enero se procedió a la instalación de la AN hoy en desacato, donde en medio de las fracturas y divisiones de la oposición, resultó electa una directiva compuesta de la siguiente manera: Luis Parra (PJ- Yaracuy) como presidente del parlamento; Franklin Duarte como primer vicepresidente (Copei-Táchira) y José Gregorio Noriega (Ex Voluntad Popular- Sucre) como segundo vicepresidente. Asimismo fue elegido Negal Morales como Secretario del Parlamento.

Esta elección de esta directiva, aunque opositora al gobierno nacional, porque la primera minoría del parlamento que es el PSUV (51 diputados) sumó sus votos junto a 30 diputados de la denominada "oposición disidente" para la elección de Parra y el resto de sus compañeros de fórmula, para defenestrar a Guaidó de la pretendida presidencia de la AN y, por ende, de su encargaduría como "Presidente de la República". Esto lo expresamos debido a las confesiones dadas por los diputados Julio Chávez y Tania Díaz en sendas entrevistas recientemente concedidas ante medios de comunicación.

Esto no solo fue por aquello de la apuesta para la reinstitucionalización del parlamento producto de los acuerdos de la Mesa Nacional de Diálogo, instancia que se viene reuniendo de manera pública desde el mes de septiembre de 2019, sino para contribuir a las actuales divisiones y peleas a lo interno de la coalición opositora. Esto es algo evidente, público, notorio y comunicacional.

Y ante los eventos y provocaciones que Guaidó ha pretendido generar, ya el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente y primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello Rondón, señaló que la instancia supraconstitucional está atenta ante cualquier acción o intento de paralización del Estado, o de destrucción del Palacio Federal Legislativo (sede del parlamento y de la ANC) para tomar las medidas necesarias y conducentes para garantizar el funcionamiento del Estado y la preservación de las instalaciones del popularmente conocido como capitolio ante los intentos de destrucción por parte del sector más fascista y violento de la oposición venezolana.

Asimismo, y ante la ya incipiente convocatoria para acciones de calle que puedan devenir en hechos de violencia y sangre en el país, las cuales piensan arrancar desde el día de hoy jueves 9 de enero hasta el martes 14 (por cierto día de la Divina Pastora), en la sede del Parlamento, para generar por tercera ocasión en menos de un mes, intentos de escaramuzas en el centro de Caracas, y con la posibilidad de locura de tratar de trasladar esos eventos hacia las adyacencias del Palacio de Miraflores, sede de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela; es por ello que las fuerzas revolucionarias y progresistas se han convocado para ese mismo día tomar las calles de Caracas y toda Venezuela, en una clara demostración de pulseo y de medición de fuerzas y evaluar el poder de convocatoria de los bandos en disputa.

No conforme con ello, los días 22, 23 y 24 de enero, como continuación de las reuniones celebradas a finales del mes de julio de 2019 en el XXV Foro de Sao Paulo, tendremos un importante encuentro de organizaciones políticas de izquierda de esta coalición internacional reunidas en Caracas. Y seguramente para el día 23, fecha en la que conmemoraremos los 62 años de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, y en la que muy probablemente Guaidó vuelva a llamar a movilizaciones de calle para conmemorar el primer año de su autoproclamación, pues que las fuerzas revolucionarias y chavistas tomemos las calles nuevamente ese día.

Todo ello es importarte destacarlo, porque los eventos de la AN en desacato más la geopolítica internacional la cual se ha exacerbado por el asesinato del General iraní Qassem Soleimani que ha devenido en una respuesta contundente y enérgica de Irán en contra de instalaciones militares de EEUU en el Medio Oriente y que dejan constancia del avance y poderío militar de los persas, advierten sobre una poderosa escalada a nivel internacional contra los gobiernos que no se pliegan a los intereses hegemónicos de la administración Trump. Evidentemente, Venezuela está en la lista de posibles países en los que las agresiones pudieran incrementarse de cara al año 2020.

Asimismo hay que tomar debida nota de las recientes declaraciones de Elliot Abrams sobre la posibilidad de activación de nuevas rondas de medidas coercitivas unilaterales en contra de Venezuela. Seguramente la salida de la parrilla de Directv del canal Globovisión (la cual se espera se le impongan "medidas" el próximo 21 de enero) y el bloqueo de cuentas twitter a varias instancias de la Administración Pública, del Estado venezolano y activistas del chavismo, así advierten sobre esta nueva escalada contra el país.

En ese sentido, es que al casi llegar a 4 millones de venezolanos y venezolanas que formamos parte de la Milicia Nacional Bolivariana, o en su defecto, de Cuerpos de Combatientes dentro de los que laboramos dentro de instituciones del Estado, es que el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, en su condición de Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, ha procedido a la convocatoria de nuevos ejercicios militares durante los días 15 y 16 de febrero del año en curso, ante la posibilidad de agresión por parte de EEUU y sus aliados cuyos gobiernos pertenecen a países vecinos al nuestro.

Indudablemente, en lo político el chavismo luce fuerte y muy sólido desde el año 2017 ante la violencia fascista que resintió el apoyo de la oposición dentro de su propia base social. No obstante, no podemos ni debemos confiarnos, porque no es menos cierto, como ya lo hemos señalado en artículos precedentes, que hay descontento en las bases chavistas y en la población en general debido a los magros resultados de la gestión económica del Ejecutivo Nacional.

La merma del poder adquisitivo, y por ende, su confiscación debido a la especulación desbordada en incontenida por parte de nuestro Gobierno se ha convertido en un elemento peligrosísimo que contribuye a minar la imagen del actual Primer Mandatario Nacional, y por ende del chavismo como fuerza política y realidad concreta en el país.

Mientras se da el circo y el triste espectáculo en la AN en desacato (creo que ello en realidad es una maniobra de distracción) chacales económicos disfrazados de comerciantes, especulan y agreden diariamente al ciudadano y ciudadana de a pie con los precios de los productos de la cesta básica, medicamentos, bienes y demás servicios que sustentan nuestra calidad de vida.

Es parte de las tareas pendientes que tenemos los revolucionarios y las revolucionarias.

Pero, con todo y ello, no se puede negar que el chavismo en estos momentos como fuerza política y hegemónica, está desplegado y en batalla.

¡A la carga!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!

¡Leales Siempre, Traidores Nunca!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 706 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a285942.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO