Mi palabra

Las elecciones de las elecciones

"¡Qué espanto causa el rostro del fascismo!

Llevan a cabo sus planes con precisión artera

Sin importarles nada.

La sangre para ellos son medallas.

La matanza es acto de heroísmo

¿Es este el mundo que creaste, dios mío?»

Víctor Jara

La diferente entre Luis Lacalle Pou, y su rival para dilucidar la presidencia del Uruguay, no fue más que el entendimiento acompañado por el sentido común; la diferencia fue tan mínima, que parecía no tener solución; nadie sabe qué hubiese pasado de darse lo contrario. En Venezuela, Capriles Radonski, no respeto casi 300 mil votos, cifra a favor de Nicolás Maduro, para montar las guarimbas; y recientemente en Bolivia, echaron al basurero el 10% de ventaja obtenida por Evo Morales, para dar el golpe de estado, que instauró una dictadura bajo el mandato de una frívola, "religiosa", y racista, comparable a la estrella del pop Michel Jackson, quien llegó a despreciar su color, con tanta repulsión, que al final casi todos sus rastros fisionómicos habían desaparecidos por la cantidad de retoques en las visitas a los quirófanos, para tratar de parecerse a los blancos.

En Brasil, prepararon las condiciones, como preparan los carnavales de rio de Janeiro. Todo lo fueron llevando fríamente calculado; empezando por montar un juicio a la Presidenta Dilma Rousseff para destituirla; así, como llevaron a la cárcel a Lula Da Silva, para dejar el camino expedito y montar un títere –Michael Temer– el mismo que ahora ha venido soltando confesiones muy precisas sobre las consultas de Donald Trump, para intervenir militarmente a Venezuela. El nuevo mandatario brasileño –bolsonaro–con solamente verle el rostro, podemos compararlo con un Hitler en Suramérica.

En Colombia todo lo han venido resolviendo a la fuerza, apoyándose en la represión, y en la muerte selectiva de dirigentes en las zonas, donde no han podido callar los gritos de libertad; con la particularidad que, han prestado el suelo de una patria heroica, para montar un centro de operaciones los gringos, por demás peligroso para la estabilidad de nuestra América, como quedó demostrado el 23 de enero en el puente de "tienditas", cuando trataron de penetrar la patria de Simón Bolívar, con el camuflaje de una "ayuda" humanitaria, con el Iván Duque, convertido en un guarimbero, y ahora tiene las protestas encendidas denunciando sin ningún miedo, a pesar de la represión.

En ninguna parte donde han procedido con las bayonetas en las manos, han podido tranquilizar a la población. Haití, la pisotearon sin poder humillarla; expatriaron al legítimo Presidente Jean Bertrand Aristide, y las manifestaciones no callan reclamando justicia en medio de los oídos sordos de los mandatarios impuestos por el imperialismo. Por nada del mundo, gobierno estadounidense alguno, podía aceptar la expresión de Aristide, en una entrevista: "El imperialismo estadounidense ha sustentado al gobierno de Haití. Las elecciones no son la salida, las elecciones son un modo de aquellos en el poder para controlar al pueblo. La solución es la revolución, primero en el espíritu del Evangelio; Jesús no podía aceptar que el pueblo pasara hambre. Es un conflicto entre clases, entre ricos y pobres. Mi trabajo es de predicar y organizar"

En Honduras, echaron abajo el gobierno de Manuel Zelaya, para abrirle paso a un gobierno totalmente entregado a los designios del imperialismo con Porfirio Lobo, como Presidente, y después de 10 años la crisis en el país centroamericano está crudita; ha crecido la desigualdad, y la represión va dejando muertos; sin embargo, los gritos de libertad y soberanía se escuchan a cada instante enfureciendo al monstruo herido.

En Ecuador, se presentó un traidor emulando a Judas Iscariote para beneplácito del actual inquilino de la Casa Blanca; como quien dice: ¡rompió el molde! Para mantenerse en el poder, después del estallido social por la represión desatada con la ayuda del imperialismo, y todas las jugarretas puestas en práctica a través del poder mediático tan poderoso, como las mismas armas que bañan de pólvora el rostro de los ecuatorianos.

A todas estas el gobierno de Washington, ha venido utilizando todos sus medios a su alcance para presentar a Chile, como una vitrina; un modelo de desarrollo, con la solapada intención de justificar el golpe de estado contra Salvador Allende, y dejar la puerta abierta en otros sucesivos y similares atropellos, pero llegó el día, como dice la canción ¡todo se derrumbó! No cesan las protestas, y han montado en la cuerda floja al arrastrado de Sebastián Piñera.

Nada de esto lo archiva el imperialismo, menos el caso cubano, el cual sigue alumbrando con tanta intensidad, que parece el sol al medio en un desierto del medio oriente. Razón y motivo para que siga arreciando el bloque criminal, a pesar de las voces en el mundo que piden el cese. Pero la lección de dignidad y amor por la patria no la pueden detener ni el bloqueo, ni los arrastrados, cuando aplauden todas las mentiras de su inmoral amo: el gobierno estadounidense.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1293 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a284873.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO