Llevo tu luz y tu aroma en mi plo plo plo plo plo plo…

A Bueno…Todos hagamos el reto chalenyer mientras nuestros enemigos se preparan militarmente desde Brasil, Colombia y Guyana para invadirnos…

En uno de los grupos de whatsapp en los que participó, se había felicitado la iniciativa adoptada por el Presidente de la República, Nicolás Maduro, de viralizar un video en los espacios del Metro de Caracas, con el objetivo de humanizar los espacios de un sistema de transporte masivo que sirve al área metropolitana de Caracas (y que es uno de los objetivos de la conspiración, bueno es señalarlo) a fin de bajar los niveles de agresividad y tensión en lo que se ha convertido en una de las alternativas más económicas y viables en materia de transporte en la capital de la República.

Pero, y como diría ese famoso actor y humorista, Perucho Conde, en su famoso "Serrucho de Perucho", que baile que nuca falta el bendito pero…, ya de ahí se pasó de maracas cuando se sugirió realizar un challenger (pero como mi inglés es el del marañero de Sabaneta, castellanizaré la expresión por chalenyer) con la canción "Venezuela", escrita por cierto por dos españoles, que por cierto nunca vinieron al país, me refiero a pablo Herrero Ibarz y José Luis Armenteros Sánchez, ex miembros del grupo "Los Relámpagos". Esta canción fue compuesta originalmente para ser interpretada por José Luis Rodríguez en el álbum "Atrévete" (Venezuela 1980)/ Me vas a echar de menos (España, 1981), pero no se incluyó. Entonces, se dio a conocer por primera vez por el cantante venezolano Balbino. Es decir, esta canción, considerada el tercer himno nacional después del "Gloria al bravo pueblo" y el "Alma Llanera", es una canción española y no venezolana realmente.

Lo que quiero señalar, es que, y lo hago con todo respeto, pero con la firmeza revolucionaria de solicitar ciertas rectificaciones: ¿Quién será el asesor del Presidente que le dice que realice esas ridiculeces? ¿Será que pensará que realizar ese tipo de actos lo va a congraciar con los sifrinos y burgueses, enemigos históricos de nuestro proceso revolucionario iniciado por el Comandante Inolvidable y continuado por él? ¿No será que el momento histórico y político es tan grave, como para ponernos con este tipo de "acciones" que en nada ayudan?

Por supuesto, y lo señalé en el anterior artículo, no se trata que en medio de las dificultades y tensiones se pierda el buen ánimo y humor. Pero hay que ubicarse y todo tiene su momento y su tiempo.

Chávez, en lo atinente al tema de las amenazas contra el país, no se andaba con jueguitos ni rodeos. Era un gladiador, plantaba cara y se colocaba muy firme en lo atinente a la defensa de la soberanía y autodeterminación del país. No dudaba en señalar que en caso de ser agredidos, no entraría ni una gota más de petróleo a EEUU, además de su disposición de la preparación militar, por aquello de la máxima romana: "Si vis pacem, para bellum" (Si quieres la paz, debes prepararte para la guerra).

Insisto en que debemos prepararnos para los momentos duros y dificiles que se nos avecinan. Y las cosas hay que explicarlas de manera sencilla, clara y con la verdad. Que la entienda desde el niño de tres años de edad, hasta el más erudito o erudita en nuestro país. Algo de eso explicaré con mayor detalle en próximos artículos, luego de algunas informaciones que me socializaron algunos buenos amigos del mundo.

Es indudable que adicional al bloqueo contra nuestro país, el imperialismo está utilizando la estrategia del foquismo subversivo y efectista de la guerra, el asedio y terrorismo mercenario y paramilitar. Pero el problema más grave es que no realizamos ni activamos la ofensiva revolucionaria establecida en el lema: ¡Patria Libre o Muerte!. Y aquí cabe una interrogante: ¿Hasta cuando correr la arruga con el bendito diálogo?

De ahí, que en el colectivo en el que hago vida en whatsapp, hemos pensado, que nosotros como pueblo no estamos en capacidad de una contraofensiva revolucionaria, básicamente por tres aspectos fundamentales, que aunque pudieran ser más, consideramos que serían las siguientes:

1.- Cultura Mesiánica: Este condicionamiento histórico que tenemos basado en que alguien va y tiene que resolver la actual coyuntura, nos tiene pegados en una especie de espera e inacción, contando con que el Gobierno resuelva. Y ahora concejales, alcaldes, gobernadores, ministros y demás especies de la fauna política juegan a ser imprescindibles para el pueblo que sigue esperando.

2.- Desorganización de base: Mucho se habla del legado de Chávez (debería hablarse más bien de los legados de Chávez, como lo señala mi hermano y amigo, Juan Romero) y nosotros que hemos vivido estos tiempos en Venezuela y hemos mantenido seguimiento de las acciones del Comandante, no tengo en cuenta de las veces éste habló de la organización popular, pueblo organizado, hay que organizarse, eso ¿No formaría parte de los legados del Comandante Inmortal? Lamentablemente nuestro Gobierno se ha vuelto un gobierno de consignas, son como una gelatina con mucha agua, no cuaja y ya nadie habla de la organización popular. Por el contrario, en el discurso camina en que la salvación vendrá de la burguesía y los empresarios (haciendo salvedad a sectores productivos, los cuales los necesitamos, ojo) porque antes de Chávez eran (yo no) felices y no lo sabían.

3.- Falta de Formación Política e Ideológica: Hay un grupo que dice, muy lamentablemente, que ni siquiera el mismo Chávez se pudo ocupar de la doctrina, que ha habido demasiada democracia para instaurar una revolución, pero no se creó una sociedad revolucionaria de conciencia, y aunque hemos aguantado la pela, y a diferencia del Chile de Allende y la Cuba de Fidel, aquí la mayoría pretende sacarse los ojos los unos con los otros, pensando que el mayor ingreso resolverá su situación económica, olvidando que cada uno es parte de una sociedad y que sólo estaremos bien en la medida en que todos estemos bien, como en los tiempos de Chávez.

Hay mucho trabajo por hacer, muchas tareas que ejecutar, pero hay que formarse e informarse de lo que realmente está aconteciendo. Nuevamente, debo expresar una línea que he venido asumiento en anteriores artículos, hay que renovar el discurso y diversificar las vocerías, trascendiendo el discurso panfletario, porque el momento que vive el país, las circunstancias, pero sobre todo, las personas a la que nos interesa convencer y que entiendan el mensaje que les queremos transmitir, por la forma como lo estamos transmitiendo no lo están captando. Y en ese sentido, no estamos comunicando lo que debemos comunicar.

Se confunde lo mediático con lo comunicacional. Lo mediático tiene que ver con el espacio del medio (TV, Radio, Prensa, Redes Sociales Digitales y Plataformas Tecnológicas) y lo comunicacional con el mensaje a transmitir, recordando que hay un emisor y hay un receptor o receptores de ese mensaje, además de un canal y toda esa serie de elementos que expertos comunicadores han estudiado y explicado mucho mejor que yo. Y es claro que, en el momento en que uno de los elementos de la comunicación falla, no se da este proceso, así de simple.

El trabajo es arduo, y además de gestión, hay que dar información y formación, para poder blindar la Revolución. Debemos hacer muchos mayores esfuerzos en ese sentido.

Y no olvidemos, que el primer poder que debe tener el pueblo, lo señaló en innumerables oportunidades el Comandante Chávez, es el del conocimiento, porque el que tenga ese poder más el de la memoria, y él como éste la mente y el corazón de la gente, es lo que contribuirá en buena medida, a que podamos vencer en esta batalla.

El vacío se está apoderando de la humanidad… Y sólo el amor es la que lo podrá llenar y salvar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1805 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a281849.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO