Créanlo o no el país sufrió un nuevo atentado

Una vez más el país es sometido a la barbarie, a la carestía y al propio colapso. De nuevo la nación sucumbe ante la estrategia malsana de ver disminuido el sistema eléctrico nacional. Ante este hecho se tejen muchas conjeturas. Hay quienes esgrimen razones probables o creíbles del por qué se produjo este nuevo apagón, mientras otros lo desestiman. Lo cierto de todo es que la tranquilidad, la armonía y la paz de todos los venezolanos, y desde luego el buen vivir, una vez más se ve afectada, bien por descuido del gobierno o por la acción de una mano criminal.

Lo que está claro de todo esto es que la nación, llámense las familias venezolanas, siguen siendo asediadas por el infortunio, y claramente demostrado por el imperio Norteamericano.

Lo peor de todo es que mientras sigamos con el modelo político y económico que nos hemos impuesto, Estados Unidos no dejará de actuar de manera perversa y desquiciada en contra del país, como lo viene haciendo, de manera continua, desde que emergió la revolución.

Y es que el descaro ha llegado a tales extremos que el propio presidente de Estados Unidos, Donald Trump lo ha anunciado repetidas veces, que mientras Venezuela continúe manteniendo relaciones estrechas con Rusia y China no cesarán las presiones y los atropellos por parte del imperio en contra de nuestro país, en clara violación al derecho internacional y a la auto determinación que tienen derecho los pueblos, tal como lo consagran los propios postulados de la Organización de las Naciones Unidas(ONU).

Es decir, que los venezolanos tenemos que estar bien claros y conscientes que las vicisitudes que vive la nación son claras demostraciones de lo que es capaz el imperio Norteamericano con tal de lograr sus propósitos y así preservar sus intereses.

Vale destacar, que a pesar del asedio y las sanciones económicas que se le han impuesto al país, notamos que en los últimos días venía dando muestras de tranquilidad y normalidad. Es decir, el gobierno, con matices muy suaves, comenzaba a recuperar la gobernabilidad, sin que ello implicara que la oposición, con el apoyo del imperio, estuviese de capa caída o con los brazos cruzados.

Hay quienes aún no perciben que el gobierno, para buscar estabilizar el panorama económico y acabar con los desencuentros y con la diatriba estéril, permitió la liberación de precios y el libre cambio, lo cual ha hecho que los anaqueles de los negocios del país, sobre todo los del ramo de alimentos, estén de nuevo repletos, claro está con la salvedad que son muy pocas las personas con posibilidades de poder adquirirlos, debido a la alta inflación que nos agobia.

Pero esa tranquilidad de la cual venía gozando la nación se debió también al fracaso que una vez más se repite en la oposición, ante sus intentos de acabar con el gobierno y la revolución por la vía de la fuerza, o del llamado a dar un golpe. Ese es el camino a seguir de la ultra derecha, pues está clara que el gran enemigo a vencer es la Constitución y la forma de enterrarla es dando el golpe.

Pero para encender de nuevo la "candelita" y buscar el derrocamiento del gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro, esta vez la propia oposición y el imperio han utilizado la figura de Michel Bachelet, quien preside la Comisión de DDHH de la ONU. La estrategia que se trazó con la figura de la ex presidenta de Chile era reflejar, por demás de manera amañada, que la supervisión que le hizo al país determinara en el informe final que en Venezuela el gobierno viola los DDHH.

Según el propio gobierno del presidente Maduro, más de 70 observaciones le fueron hechas al informe de Bachelet, quien optó por desconocer las atrocidades que se han venido cometiendo en perjuicio de las familias venezolanas, debido a los planes estratégicos que ha desarrollado la oposición bajo un guión debidamente estructurado por el gobierno Norteamericano, que incluía quemar vivos a quien se creyeran chavistas.

Aunado a esta situación todos los venezolanos hemos podido percibir, sobre todo en estos últimos días, como los representantes del gobierno del presidente Trump, han asumido posturas, como es el caso del secretario de estado, Mike Pompeo, anunciando, como arpones punzantes, nuevas medidas coercitivas y sancionatorias, en contra del gobierno revolucionario.

Recordemos que el propio Pompeo habría dicho hace a penas escasos días u horas, que "el final del mandato del presidente Maduro está cerca, lo cual implica que no gobernará más en Venezuela".

Ahora hablemos de los dos aviones norteamericanos que fueron sorprendidos por aeronaves caza de nuestro Ejército sobrevolando el espacio aéreo venezolano.

El primero de estos aviones interceptado se pudo ver que se trataba de una aeronave de gran envergadura, con capacidad de transportar equipos de importante volumen, seguramente diseñados y creados, al mismo tiempo, con moderna tecnología.

Si hay un invento que revolucionó al mundo fue precisamente el control remoto que actualmente se utiliza para cambiar o sintonizar los canales de los televisores, y más recientemente para controlar y dirigir los vuelos de los afamados drones que hoy en día son utilizados no solo para vigilar y asediar a países que el imperio considera hostiles o sus enemigos, sino también para bombardear sus espacios territoriales.

Aquí vale preguntarse: ¿qué hacían o que propósito tenían esos dos aviones norteamericanos sobrevolando sin el debido permiso el espacio aéreo venezolano?

¿Qué cosas de gran tamaño transportaban?. ¿Sería un equipo de gran potencia, como algo parecido al control remoto de un televisor para llevar a cabo –repetimos- el perverso y criminal atentado en contra del sistema eléctrico nacional?

De algo si está claro y además enterado el pueblo de nuestra nación de cómo viene actuando y piensa la ultraderecha venezolana, lo cual nos hace pensar que nada tendría de raro que una vez más se ha atentado, perjudicando el servicio eléctrico, en contra de la tranquilidad del país para buscar la caída del gobierno.

A propósito, este segundo apagón al parecer ya estaba anunciado, pues más de uno llegó a comentar, incluso a primeras horas de la mañana del día lunes, que el mismo se iba a producir en el transcurso del resto del día, por lo cual recomendaban tomar las previsiones pertinentes. ¿Se fue de lengua algún opositor?, vaya usted a saberlo, pero lo que está claro es que el país recibió un nuevo atentado, créalo o no.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1358 veces.



Italo Urdaneta

Periodista, historiador y profesor universitario

 italourdaneta@gmail.com

Visite el perfil de Italo Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a280731.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO