El mundo atrapado en la ilegalidad imperialista

Art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos: "Todo persona tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión". Asamblea General de la ONU a 10.12.1948.

Cuando vemos con estupor la barbaridad como se maneja la diplomacia actual, la política, las relaciones de los peces grandes con los peces chicos, pensamos que gracias a Dios contamos con potencias que juntas pueden darle una "gran batalla" al ejército imperialista, eso sí, será la destrucción tan grande que es mejor no pensar en ella "por Ahora".

Estamos en un momento histórico en el que llegó a la Casa Blanca un viejito borrachín que le encanta pasarla bien con conejitas de Playboy mientras campanea su Clan MacAllan. Este "zorro viejo" ve al mundo como un gigantesco negocio y de ahí su gran rollo comercial con China, con la UE, con Rusia. Mono con una Hojilla en un jardín de infancia.

Trump no es del nivel de Rothschild o Rockefeller, estos son prácticamente sus jefes, pero todos quieren consumar a fondo sus pretensiones imperiales de ser la autoridad única para el mundo. Muchos piensan que es tarde para llevar a cabo semejante plan para terminar de apoderarse de la humanidad. ¿Dejará la gente de este planeta que eso pase?

Los medios, las agencias, han abusado tanto de la mentira que nadie les cree. En el caso venezolano, ignoran a 6.500.000 de chavistas que votamos el 20 de diciembre, ya que Nicolás les picó adelante como se dice en criollo y convocó aplicar la constitución para que tuviéramos una constituyente. Simplemente quedaron locos por la velocidad política aplicada.

Así vemos como los mismos actores del golpe del 2002, siguen estando en la jugada pero ahora hay un ¿WHY DO?, malandro pelaculos que quiere aprovecharse de la situación para quedarse con unos buenos verdes, pero las pruebas en su contra son incontrovertibles, irrebatibles. Solo unas y unos cuantos apoyan otra locura más de la mentecata derecha.

Algo que no debe pasar por debajo es el odio y violencia que es característico de todas esas catiras y catires que se apostan en las entradas de sus urbanizaciones sifrinas, acompañados de algunas morenas y morenos; queman cualquier vaina que este mal parada y en sus caras se ve la gran rabia que significa no poder joder al gobierno y ¡hasta se autojuramentan!

Lo grave es que queman personas, seres humanos que no deben morir por un afán político, lo espiritual solo les dura mientras van a su iglesia y se caen a cobas de que purgaron sus culpas delante de unos curas muy buenos, si muy buenos para meterlos presos por todos los pecados que cometen en nombre de Dios, violar niños no tiene perdón de Dios.

Mientras nos siguen robando con una mentalidad de pran, el jefe imperial decide cosas con aquel ratón de Whisky Clan MacAllan, de una noche con "la conejita del mes" que cuesta 10.000 dólares, los venezolanos seguimos pasando las de Caín por el simple hecho de querer ser quienes guiemos nuestro destino y con el viejo borrachín esperando otra noche de rumba.

Como periodista decidí comenzar este escrito con el art. 19 de la Declaración de Derechos Humanos en la Asamblea General de la ONU del 10/12/48.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 348 veces.



Jorge Osorio Rojas


Visite el perfil de Jorge Osorio Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a277854.htmlCd0NV CAC = Y co = US