La ayuda terrorista e intervencionista de Trump

Es importante distinguir los conceptos de Ayuda Humanitaria y de Intervención Humanitaria. La primera, según la ONU, es la asistencia diseñada para salvar vidas, aliviar el sufrimiento, para mantener y proteger la dignidad humana en prevención, o en situaciones de emergencia y/o rehabilitación. La ayuda debe ser consistente con los principios de humanidad, imparcialidad, independencia y neutralidad. Se conocen tres grandes categorías de Ayuda Humanitaria: de emergencia, reconstrucción y rehabilitación. Mientras que, la Intervención Humanitaria, según el Diccionario de Acción Humanitaria y Cooperación al Desarrollo, abarca en general acciones de tipo político, diplomático y militar, para frenar violaciones graves y masivas de los derechos humanos, constituye además una excepción a tres de los principios más consolidados en el derecho internacional, como el de la soberanía estatal, no intervención en los asuntos internos de otros países y prohibición de la fuerza armada. La ayuda tiene un valor profundamente solidario; la intervención denota el elemento de la fuerza, sin el consentimiento del otro, o de un país. El carácter humanista en la Ayuda Humanitaria ha sido desvirtuado por los EE.UU, quien siendo el agresor o invasor se autoproclama como el socorrista humanitario, más no es visto así por las víctimas. Además, la Ayuda debe ser solicitada por los gobiernos; por lo tanto si se pretende introducir forzando esta norma (condición importante para que cuente con el apoyo de organismos como la Cruz Roja Internacional) es una violación al Derecho Internacional.

Existe un discurso falso e hipócrita de algunos gobiernos del mundo, de la ultraderecha nacional e internacional, de las cadenas de los grandes medios de comunicación con respecto a este tema y las consecuencias que esto implica, cuando se ejecuta una acción terrorista bajo la modalidad de "ayuda humanitaria". Lo indignante es cuando existen países que ameritan de Ayudas Humanitarias como Haití, Yemen, Palestina, Honduras, o el estado de Puerto Rico y no existen pronunciamientos contra la ausencia de ésta. Igualmente imperan países donde las violaciones a los DD.HH. es el pan nuestro de cada día que deberían ser intervenidos, pero pasan desapercibidos, como Colombia, Israel, Brasil, Honduras, o Guatemala. No hay artistas de Hollywood que se pronuncien, ni cantantes que vayan a sus fronteras para ser las voces de estos hermanos víctimas de los desmanes del capitalismo y de las políticas injerencistas del imperio, ni medios de comunicación que informen sobre estas tristes realidades.

La "ayuda" de Trump a Venezuela es terrorista, en virtud de que vivimos asediados por ataques ciberterroristas, mediante el uso de la aparatología tecnológica, como son los celulares, la internet, el uso de las redes sociales; así como un terrorismo internacional de nueva generación que se nos ha impuesto a través de bloqueos y sanciones económicas, del robo de nuestros principales activos por parte de los países aliados de EE.UU. para cumplir sus propósitos de apoderarse de nuestros recursos petroleros - minerales y de atacar militarmente a Venezuela; embestidos de un terrorismo psicológico que son los actos de violencia permanente que realizan sectores de la derecha de todo el mundo contra el pueblo de Bolívar, aterrorizándolo bajo la premisa de que Venezuela se vive una dictadura, que la gente muere de hambre, sembrando falsos positivos, imágenes o montajes inexistentes, entre otros elementos que causen horror. Por último, el más bestial y agresivo, la nueva modalidad: la "ayuda" terrorista insensata e intervencionista genocida del gobierno de los EE.UU. y sus aliados que pretenden introducir en Venezuela, mal llamada "ayuda humanitaria", tal cual lo han llevado a otros países, por eso llamo "Ayuda" Terrorista. La historia ha demostrado que no toda Ayuda Humanitaria está dirigida para proteger y preservar la vida humana, por lo tanto la aplicación de esta pantomima es un acto extremista simulado por los presidentes ilegítimos Donald Trump y Guaidó para tener la excusa de invadir o Intervenir militarmente a Venezuela. En función de ello debe "aceptarse" la "ayuda humanitaria" para salvar a los venezolanos.

Dios proveerá y saldremos una vez más victoriosos de cualquier intento suicida del ladrón de Trump, del peón de Guaidó y de los sectores de la derecha que le acompañan. Ellos pasarán a la historia como los genocidas más atroces que haya tenido este planeta después de Hitler, ese será su destino final. No obstante, quiero advertirles a aquellos hermanos venezolanos confundidos que, con la excusa de "ayuda humanitaria", los EE.UU., intervino muchos países, como: Haití con la misión Minutash, vigente desde 2004, el costo fue alto, se calculan cientos de denuncias sexuales y una epidemia de cólera causada por quienes fueron a brindar "asistencia" que dejó más de 8.300 muertos; en 1999, en Yugoslavia, bajo el pretexto de las denuncias de limpieza étnica y el incumplimiento de los requisitos sobre la retirada de las tropas serbias de la región autónoma de Kosovo y Metohija, dejaron más de 2.500 personas muertas, más de 100.000 heridos y daños económicos que oscilan entre 30.000 y 100.000 MM de dólares. En Irak diseñaron las supuestas armas de destrucción masiva para justificar una ayuda genocida que causó un grave desabastecimiento de alimentos y medicinas, que dejó también 500.000 muertos. En Libia, con la ayuda de los medios de comunicación crearon noticias falsas sobre supuestas masacres contra los libios, donde fallecieron más de 20mil personas y más de 350 mil de convirtieron en refugiados, muchos de ellos son utilizados como esclavos gracias a la "ayuda humanitaria" de los gringos. En los años 1980 los EE.UU. y Panamá, entraron en conflicto cuando el gobierno de este país llevó a cabo una política exterior independiente del imperio; luego de aplicarle sanciones económicas fallidas, se ordena una operación militar, en el año 1989, que dejó más de 4.000 víctimas fatales entre soldados y civiles de este país; aún hoy día se desconoce a ciencia cierta las pérdidas económicas. Y así muchos países más cuyos datos de asesinatos, violaciones, daños patrimoniales, pérdidas económicas y humanas han sido devastadores en nombre de la "ayuda humanitaria", convertida en Intervencionismo terrorista, para llevar una supuesta libertad que recibimos por conocer el otro lado de la moneda y una democracia que solo protege a quienes se lucraron con este tipo de actos sanguinarios.

Que el venezolano de a pie, por ignorancia, pida una Ayuda Humanitaria sin saber los efectos de ésta es comprensible, pero que la alta dirigencia "erudita" opositora pida una "ayuda humanitaria" para una intervención militar es un acto de traición a la Patria que denota la ausencia real de un alto valor de humanismo, que transmuta de especie humana a la peor barbarie, por colocar a nuestros hermanos venezolanos en una hecatombe. Por estas y muchas razones más el pueblo revolucionario y bolivariano se opone a la ayuda terrorista del imperio, de Guaidó y sus séquitos, ya que no existe crisis humanitaria sino un bloqueo económico y financiero que exigimos se nos libere, porque contamos con nuestros recursos que nos están saqueando (como otrora lo hizo el imperio español), para atender a la población venezolana. "Cuando la Patria está en peligro, todo está permitido, excepto no defenderla" dijo José de San Martín. El amor por ella debe ser puesta sobre todos los amores, es preferible hacernos morir como rebeldes y no vivir como esclavos, sumisos y entreguistas al imperio, cuando bastante pueblo hay aquí dispuesta para defenderla. ¡La Patria es el Hombre!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 414 veces.



Esmeralda García Ramírez

Licenciada en Administración

 esmeraldagarcia2309@gmail.com

Visite el perfil de Esmeralda García Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a276121.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO