Mi viejo amigo cree ver bondad en Trump hacia nosotros

Mi viejo amigo ha estado escribiendo y publicando por los medios de manera que uno entienda, sin necesidad de decirlo de manera tajante, anhela que los gringos nos invadan. Por supuesto su intención no se queda en expresar su deseo nada oculto sino que sus lectores, como sus viejos amigos, compartamos con él como antes.

Demás está decir que él estuvo antes con nosotros en la acera de enfrente a la que ahora pisa. Pero los hombres son así, cambiantes y no es una mala costumbre. Al contrario, una excelente predisposición porque así es la vida y la realidad. Como ella cambia, los seres vivos, entre ellos el hombre, deben cambiar para adaptarse, quienes no puedan hacerlo perecen. Justo, en esta cualidad está la mayor ventaja del humano sobre las demás especies vivas. Pero la capacidad de cambiar, esa excelente cualidad humana debe tener sus límites, pues si nos excedemos, como querer pasarse de vivo, pudiera producir el efecto contrario. Si le damos una vueltas de más a la tuerca, para decirlo a la manera de Pepe Mujica, podríamos romper las roscas de la tuerca o el tornillo.

Hoy hemos leído una noticia que nos sirve para ponerla como ingrediente a este trabajo. En España, el partido Podemos, el de Pablo Iglesias, que comenzó como un brote irreverente contra la derecha española y con profundos vínculos con la izquierda de ese país y los nacionalistas vascos, acaba de unir sus votos a los del PSOE, partido gobernante, para rechazar una propuesta de Ciudadanos, partido de la derecha y el franquismo, para que se suspenda la venta de armas a Arabia Saudita a raíz del escándalo alrededor del periodista asesinado en la embajada de este país en Estambul. Es casi como una manera de banalizar lo acontecido por las ventajas del negocio. El presidente Trump, ha dado entender que le parecen buenas las explicaciones sauditas acerca del asesinato que consisten en admitir que se produjo en su embajada, pero que su gobierno no tiene nada qué ver con eso y menos sabe cómo pasó. Es decir, no admite su responsabilidad. Trump parece limitarse a pedir se sancione a los autores materiales, los mandados a cometer el asesinato y se eche un manto sobre quienes lo ordenaron. Porque Trump, esto lo ha dicho el presidente, no es una interpretación nuestra, privilegia los negocios entre su País y el árabe que andan en el orden de los 450 mil millones dólares. Averigüe el lector, se lo recomiendo y constate como el presidente de EEUU ha dicho eso. Como también le recomiendo enterarse como el mismo funcionario lanza todo tipo de amenazas contra los migrantes que marchan desde Honduras hacia su país, de la misma manera que lo hace contra Venezuela por las migraciones originadas en este país, en buena medida, por las medidas económicas que su gobierno aplica para intentar derrocar al gobierno, mientras utiliza a gobernantes del área centroamericana para apuntalar sus políticas injerencistas. Y es bueno recordar que los migrantes del mundo de Africa, Medio Oriente o América nuestra, resultan de una economía que acumula riquezas en un área y pobreza en otra. Nuestra América, desde México hasta Patagonia siempre ha sido un espacio que lanza migrantes hacia donde brota riqueza de repente, como Venezuela en otrora, por el petróleo o EEUU donde, por los mecanismos del sistema mundial, se ha acumulado la riqueza por años.

Es decir, Podemos, el partido de Pablo Iglesias, ha dado un cambio, apoya se le venda armas a Arabia Saudita que las utiliza para agredir a sus vecinos. Mientras que Ciudadanos, un partido como ya dijimos de la derecha y el franquismo, se opone. Todo eso, de un lado u otro, obedece al proceder propio del oportunismo. El gobierno español y Podemos, se mueven al servicio de la industria armamentista en este instante que a su vez fortalece al gobierno, Pedro Sánchez, PSOE y sus "aliados". Ciudadanos por lo contrario, por debilitarlos. Los principios y la justicia, como el uso que Arabia Saudita da a esas armas y el vil asesinato del periodista en la embajada saudí en Estambul, son cosas de poca importancia. Por supuesto, a Ciudadanos también esas cosas le traen sin cuidado, si estuviesen en el gobierno hiciesen lo contrario. Venderían las armas que el país árabe les demanda y adoptarían la misma posición del presidente Trump frente al asunto.

Mi amigo, por los vínculos muy internalizados que contrajo con sectores que antes combatió desde los tiempos del ascenso de Chávez al gobierno, no ha podido hallar la forma de asumir una actitud opositora primero contra éste y posteriormente con quienes le "heredaron", sin dejar de ser coherente, bajar sus banderas contra el imperialismo, por la vieja historia de agresiones de este contra nuestros pueblos y aspiraciones de mantenernos insertos dentro de unas relaciones donde estaríamos destinados a prestar nuestras riquezas materiales y potencial humano a cambio de un futuro incierto. Asunto que por demás conoce y antes lo movieron a estar junto a sus viejos amigos, muchos que ante ese mismo dilema no nos hemos confundido.

El haber tenido que estar tanto tiempo fuera de las áreas de poder y no insertarse por diversas circunstancias, lo que no es asunto privativamente suyo, le ha llevado a la confusión, tanto como ver al enemigo principal, según sus viejos principios, como su aliado. Para él, salir del gobierno de Maduro, se le ha vuelto una perentoria necesidad, tanto que lo demás es secundario. Razona como mucha gente, sólo que esta no tuvo nunca antes los compromisos, definiciones, formación y nivel cultural como él. Por eso, uno lamenta leerle cuando dice, que EEUU es nuestro tradicional amigo y que siendo así, los venezolanos vemos a ese país "con admiración". Por supuesto, esta expresión tiene doble filo o intención. Uno puede admirar la historia de EEUU, como esa pujanza para convertirse en una de las poderosas economías de su tiempo y muchas cosas más. Pero cuando se le une a eso de "nuestro tradicional amigo", uno descubre una trampa para justificar la injerencia del país del norte en nuestros asuntos internos. Pudiera ser una nación para llevar con ella las mejores relaciones y el intercambio comercial necesario y racional dentro del debido respeto y armonía.

Es falso que EEUU haya sido "nuestro tradicional amigo". Revise la conducta de este país a lo largo del desarrollo de la guerra de independencia venezolana y se comprobará como nunca estuvieron dispuesto a prestar la más mínima ayuda a los libertadores. Todo lo contario, siempre estuvieron colaborando con España, no por esta, sino dentro de su estrategia de apoderarse de territorios colonizados por este país. Lo de México a quien despojaron de un inmenso territorio, el promover golpes de Estado y amparar por años crueles dictaduras a lo largo de nuestro continente son hechos que hablan en sentido contrario.

Pero mi amigo, que lo sé muy inteligente, se deja manipular como tantos por sus deseos ocultos, esos que quizás amamantó desde joven, como gozar del poder y del bastante dinero. Quizás, como no puede o no ha querido vincularse a este gobierno, sueña con que uno por venir le tome en cuenta y hasta que esas bombas que llegaren a lanzar los gringos sobre nuestro espacio no le rocen a él y ninguno de los suyos. No le cabe en la cabeza que esa gente tiene todo bien cuadrado y si llegaren a venir con sus cañones, tanques y mercenarios, cobrarían completo y para eso no van a escoger al primero que se les ofrezca o les ponga a los pies una desgastada alfombra, sino detrás de ellos vendrían los payasos, los actores bien escogidos, con anticipación, ya están estudiados y ensayados a ponerse al frente de un gobierno de marionetas. Olvide amigo mío, usted no iría a ese baile. Ellos juegan a lo seguro, no van a escoger a alguien que antes dijo lo contario que ahora. A menos que usted tenga la sartén por el mango y además esté dispuesto hasta vender a los suyos. Los negocios y los negociantes son implacables; lo primero es la renta, la ganancia. Esos discursos que exaltan amigos inexistentes de nada sirven. Si Trump fuese generoso y amigo como usted cree, ¿por qué somete a los venezolanos, no a Maduro, a este cruel asedio? ¿Por qué esa persecución contra los migrantes, sobre todo de origen latino hasta nacidos allá? ¿Por qué ante cualquier circunstancia, como han hecho siempre, no ven forma de contribuir a solucionar nuestros problemas sino mediante el bloqueo, saboteo y hasta la guerra? ¿Por qué inventa usted la historia y ve en los comunistas, esos del PCV, entre los cuales tuvo – uso el pasado de manera lógica – grandes amigos como enemigos suyos de Venezuela y su gente? Sabes bien, sé que lo sabes, que esa versión histórica que ahora manoseas, no tiene nada que ver con la realidad y no resiste la más elemental revisión de un principiante.

¡No te vistas amigo que no vas a ese baile! Si tiran sus bombas, lo que harán si vienen, pudieran caer en tu propia casa y hasta confundirte con un enemigo y en consecuencia tratarte como tal.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 576 veces.



Armando Lafragua


Visite el perfil de Armando Lafragua para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a270974.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO