La estrategia es buscar que el Zulia se rebele

Negar que el Zulia es una entidad portentosa que le aporta y le ha aportado al país inmensurables beneficios, es no reconocer lo que representa nuestro estado nativo para todos los venezolanos.

Desde hace muchos años atrás hemos venido sintiendo que el Zulia, y su capital, a pesar de los cuantiosos aportes que hace a la nación, siempre han sido "marginados y sin un real", como dice la afamada gaita en alusión a Maracaibo, del monumental Ricardo Aguirre.

Desconocer esta realidad es ir en contra de la corriente. Y precisamente hoy en día la corriente, el flujo eléctrico, el que tanto se necesita para el bienestar y progreso de los pueblos, pero el mismo que electrocuta y mata, está siendo interrumpido, mal utilizado, para llevar al Zulia al caos total, con tal de que el gobierno del presidente Nicolás Maduro se caiga o se desmorone.

La historia nos reseña que el Zulia ha tenido varios intentos de independencia, y uno de ellos lo encabezó en el año 1869 el entonces gobernador del Zulia, Venancio Pulgar. Como hijo de esta noble tierra estamos negados a que semejante acto se lleve a cabo. Pero no es mentira que los gobiernos sucesivos que ha tenido el país, a lo largo de su historia, han mantenido siempre al Zulia desolada, apartada y desasistida.

Yo diría que el peor enemigo que tiene el Zulia es irremediablemente tener que estar ubicada en plena frontera con Colombia. Desde el país granadino el flujo de desplazados hacia acá, más allá de si son buenos o malos, le han hecho daño a este portentoso estado, sobre todo, han contribuido a colapsar los servicios públicos, en especial la parte médica. No obstante hay que reconocer que la atención se la merecen esos "hermanos", por cuanto vinieron a quedarse.

Pero más allá de todo lo explicado la realidad que nos toca abordar es otra. El gobierno de Juan Manuel Santos, que recién acaba de entregar a otro sucesor colombiano, en esta caso a Iván Duque, ambos de la ultraderecha colombiana, la misma "santandereana" que se opuso al Libertador Simón Bolívar, se fijó siempre, entre "ceja y ceja", contribuir con la oposición venezolana a derrotar al gobierno revolucionario y legítimo que hoy le toca encabezar al presidente Maduro.

Es aquí donde entra en juego aquello de que el Zulia tiene en su haber vestigios de separación o cesación, para constituirse en un estado soberano e independiente. Y, desde luego, como arma segura, para alimentar está posibilidad infausta, la interrupción del flujo eléctrico de que está siendo objeto la entidad zuliana, encaja perfectamente.

No es descabellado pensar, entonces, que la interrupción constante del sistema eléctrico que se viene dando en el Zulia forma parte de toda una estrategia para que el pueblo zuliano, obstinado de tanta desidia, olvido calamidad y malos gobiernos, se incline por promover, de manera definitiva, una separación de Venezuela.

¿Quiénes ganarían en todo esto?. Desde luego, Colombia, en primer lugar, porque formaría parte del juego de esa nueva república que le daría petróleo para saciarse. Y, desde luego, el imperio norteamericano, que pudiera de nuevo reconquistar la explotación del "oro negro" a sus anchas, sin control y pagarlo, si es que lo hace, a precios muy por debajo del mercado internacional.

Así pues que la crisis que vive el Zulia, si bien el gobierno tiene gran parte de la culpa de la misma, el otro resto tiene nombre y apellido: Colombia, el imperio y el sector de la oposición venezolana, que desea reinstalar, de nuevo, las empresas de servicio eléctrico, que fueron confiscadas por el presidente Hugo Chávez, por prestar un mal servicio.

Por cierto, cada vez que se habla sobre las interrupciones del servicio eléctrico en el país, se me viene a la memoria que precisamente María Corina Machado, una de las más conspicuas oponentes al gobierno revolucionario y quien le hace fuertes críticas al sistema eléctrico nacional, forma parte de una de esas grandes familias que perdieron el privilegio de continuar con sus empresas promoviendo este servicio en la zona central del país.

Pregunto: ¿Le interesa sí o no a la Machado que el servicio eléctrico colapse en el país, como de hecho lo vienen buscando manos criminales al servicio de los grupos oligarcas y del imperio y que el Zulia se declare autónomo?. Vaya usted a saberlo. 

 

italourdaneta@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 10176 veces.



Ítalo Urdaneta

Periodista, historiador y profesor universitario

 italourdaneta@gmail.com

Visite el perfil de Italo Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: