Juan Manuel Santos, no detecta contrabando de drogas ni de nada, pero sí de cajas Clap

A todo hasta inocente, y quien de eso finge ser por algo, no deja de llamarle la atención, que nunca la prensa, la de aquí y de cualquier lugar del mundo, informa sobre la incautación por parte de las autoridades de EEUU y Colombia de algún contrabando de drogas. Por ejemplo, pareciera que en Colombia nadie sabe dónde su cultiva la droga, menos quiénes, a menos que tomen a algún miembro de la guerrilla como excusa. Mientras tanto en puestos de mando, comandos políticos hasta de primeros jefes, abundan quienes de aquello se ocupan y con toda libertad y garantías.

En la época de la "Ley seca", cuando el capital tenía algo de dignidad, a Al Capone y demás mafiosos, contrabandistas de alcohol y otras drogas se les persiguió con saña y cómo debió ser. ¿Ha leído usted que algún mafioso, norteamericano o no, sobre todo de los grandes, no de pequeños traficantes al servicio de aquellos, hayan detenido en EEUU? Si así fuese, el sistema estuviera temblando más de lo que ahora está, tanto que Trump anda ansioso por prender no una, sino varias guerras al mismo tiempo.

Nadie, ni las autoridades mismas de esos dos países, niegan que Colombia en muy buena medida, dicho así para no ser tremendista, dedica la mayor parte de sus tierras, hasta las urbanas, al cultivo de droga y que desde allá, por distintas vías, salen los mayores alijos del producto. Claro, por la necesidad misma de fingir, no se va toda directamente a puertos y aeropuertos del país del norte, sino se siguen rutas diversas. Porque los Estados Unidos, sus gobiernos, fingen ser los adalides de la lucha contra tan infernal negocio, pero es el suyo el más grande mercado de la droga. Si EEUU quisiese de verdad acabar con ese sucio negocio que tiene enferma a buena parte de la población norteamericana, no tendría mucho que hacer sino elaborar un plan con los gobiernos colombianos, aprovechando que desde Santander, pasando por Rojas Pinilla quien, le prestó contribución militar en la guerra de Corea, con ellos ha tenido y tiene casi fraternales relaciones, para acabar definitivamente con los sembradíos de droga, destruir las organizaciones que a ello se dedican y dejar de hacer tanto teatro. Por ejemplo, esas bases militares norteamericanas que tanto abundan en Colombia, en lugar de dedicarse a espiar los vecinos y elaborar planes contra la soberanía de los mismos, pudieran ocuparse de trabajar contra la siembra y contrabando de droga. Y ese negocio se acabaría en un santiamén.

El contrabando entre Venezuela y Colombia, siguiendo con el de gasolina es histórico, abundante y de antología. Y de eso, los gobiernos colombianos nunca se han ocupado. Es más, lo auspician y prodigan. Y los gobernantes mismos hacen grandes negocios. Basta con decir lo que todo el mundo observa y le consta, al otro lado de la frontera, la gasolina se vende ante la cara de todo el mundo, hasta la del mismo Santos.

Por esa "cebada" conducta, como suele decir un amigo, uno se asombra que Santos anuncie, justamente hoy 17 de mayo, a pocos días de las elecciones en Venezuela, haber confiscado un número como demasiado grande de cajas de Clap, destinados a los venezolanos que se encuentran allá en condiciones de refugiados. Y se dice que se trata de productos en descomposición. Aparte que Santos, el mismo que inventó aquella increíble historia, tanto o más que la del Gabo en la "Cándida Eréndira", sobre el contenido de la computadora de Raúl Reyes y la infamia relacionada con el niño Enmanuel, es conocido en Venezuela como poco dado a sujetarse a la verdad –no voy a llamarle fantasioso porque sería elogiarle–, está particularmente dedicado a intervenir en los asuntos venezolanos por el viejo proyecto de anexarse parte de nuestro territorio y no por esos asuntos de la democracia, sobre todo siendo de la clase que gobierna en un país donde sempiternamente la aplastante mayoría, que nunca vota, está sometida a las mayores privaciones. Y estas, las privaciones, no son producto de una crisis o un mal gobierno, como el ahora venezolano y las agresiones del gran capital, sino son históricas por lo miserable de las clases e individualidades que siempre allá han gobernado.

Por eso o mejor por todo eso, si no fuese por la calidad del personaje, el mismo que sin contemplaciones bombardeó un campamento en Sucumbíos, en la frontera con Ecuador, donde se realizaba un pacífico encuentro entre jefes guerrilleros y representantes de la prensa, entre ellos unos mexicanos, uno tomase lo de Santos como un chiste. Imagínense, el aséptico Santos, decomisando un envío de cajas de Clap, con productos no perecederos, tanto como sal, azúcar y aceite, a manera de ejemplo, enviados desde Venezuela, alegando en primer término "estado de descomposición". Pero la torpeza, que suele ser muy mala consejera, o el deseo de hacer mala política, lo que es como una enfermedad muy expandida, les obliga a decir que esas cajas eran para ganarse el voto de quienes allá están, según ellos, refugiados, quizás lo único que pudiera haber de cierto, por las dificultades que estaban atravesando en Venezuela.

Pero uno se pregunta. ¿Si Santos les tiene allá bien protegidos, tanto como le incita su amor por Venezuela y los venezolanos y ellos se fueron huyendo con todas sus razones, por qué temer que unas cajas de Clap puedan hacerles cambiar de opinión sobre el gobierno, que de ganar según el razonamiento natural, terminará por matar su deseo de volver? Sin mencionar o poner en duda, en ningún momento, que esos refugiados de data reciente, tanto que están cercanos en la frontera, probablemente, por distintas y abundantes razones, no han hecho los trámites para poder ejercer su derecho al voto en Colombia y si es que allá, Santos y las mafias, se lo llegasen a permitir. Pues no es nada difícil suponer a Santos de parte de la abstención.

Es cierto, el gobierno de Maduro tiene muy mala calificación y hasta usa bonos y Clap para intentar influir en el electorado. Pero Santos y su cuadrilla no tienen autoridad alguna para cuestionar a nadie ni siquiera a la abuelita de la "Cándida Eréndira".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1972 veces.



Armando Lafragua


Visite el perfil de Armando Lafragua para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Armando Lafragua

Armando Lafragua

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a263413.htmlCd0NV CAC = Y co = US