Llegó el lobo. Presidente luchamos o emigramos, no queremos ser espectadores

Es más que evidente que la incapacidad y ambigüedad de la oposición permitirá una nueva victoria del presidente Maduro y que eso ya no será tolerado por un gobierno de USA más guerrerista y desesperado por mantener su hegemonía que ningún otro y menos en un escenario geopolítico en el que China y Rusia aceleran el cerco a su economía y a la supremacía del petrodólar y su FMI y que como colofón este mismo año habrá elecciones en Brasil, México y Colombia con mucha probabilidad (sin trampas como en Honduras) de que ganen candidatos de “izquierda” con posiciones más nacionalistas e independientes como lo indican las encuestas (Lula, Obrador y Petró). Para ello los amos del valle requieren INTERNACIOLANIZAR el conflicto político interno, y convertirlo en un problema de estado en la región ya sea como una “crisis humanitaria” o como conflictos bélicos con los vecinos y para ello la guerra de cuarta generación ha creado las condiciones para la emigración en masa de venezolanos (y arreciará en los próximos días) que pronto muchos de ellos serán llamados refugiados en campos de concentración para ser usados como centros de agitación y propaganda para justificar la intervención extranjera de Venezuela.

Después de creado un escenario desesperanzador en Venezuela en el que un triunfo opositor es improbable e incluso indeseable (para opositores) por la enorme irresponsabilidad, inconsistencia, incapacidad para dirigir las masas (menos para dirigir un país), la ausencia de propuestas de solución a la crisis y su clara corresponsabilidad con el bloqueo y la guerra económica; después de convencerte de que no aceptarán un triunfo de Maduro por lo que con su victoria arreciará el bloqueo, la guerra económica, los ataques paramilitares a los servicios y a las personas y de ser necesario iniciarán una guerra civil como en Siria o Libia con su respectiva “ayuda humanitaria” de mercenarios, tropas extranjeras, marines con todos sus “jugueticos bélicos”; es lógico y aceptable que nuestros jóvenes piensen en emigrar buscando “una salida” para sacar a su familia de “este infierno” o al menos sobrellevarlo con las remesas que les puedan enviar.

En estas circunstancias no son ni cobardes ni antipatriotas quienes emigran, en todo caso si no se quedan a luchar por defender a la patria y buscar un mundo mejor para todos y no solo para sus familias es responsabilidad de los revolucionarios que en 18 años no hemos sido capaces de avivar en ellos la resistencia de nuestros indígenas, el amor patrio y de su pueblo de Guaicaipuro, Miranda, Bolivar, Ayacucho, Jose Félix Rivas, Zamora, Chávez y tantos otros que entregaron sus vidas, que resistieron a peores circunstancias y salieron victoriosos. Que es lo que estamos viviendo comparado con los 500 años de exterminio que han resistido nuestros indígenas, comparado con las penurias de un joven Bolívar rico que arruinado necesitó pedir ayuda a un pueblo de esclavos libertos como Haití para volver victorioso a libertar 5 naciones con un ejército de desarrapados descalzos y mal armados.

A esos valientes emigrantes no nos queda otra que desearles éxito en su emprendimiento, que no se rindan ante las dificultades y recordarles que seguirán siendo patriotas mientras no se humillen y no vendan su dignidad ni dobleguen su orgullo de ser venezolanos, que no se dediquen a hablar mal de la patria que los vio nacer y que a pesar de las dificultades de hoy es mucho lo que les ha dado y mucho más lo que está por dar, que no permitan que los usen como excusa para invadirla, masacrarla y apropiarse de sus riquezas y que sean agradecidos con los jóvenes que a pesar de la crisis decidieron quedarse porque ellos serán los que preservarán la gloriosa historia de la patria, recuperaran la esperanza y harán el trabajo para desarrollar nuestra economía para facilitarte tu feliz regreso.

A los patriota que se quedan convencidos de que de los problemas no se huye, se confrontan hasta resolverlos como lo han hecho nuestros antepasados, les rendimos tributos porque estamos reescribiendo la historia de liberación que nos llevó a la destrucción del imperio Español hace 200 años que utilizó todo su arsenal militar, político y religioso para doblegarnos y terminó siendo derrotado y reducido en todo el mundo gracias al valioso aporte de Venezuela y sus valientes. Hoy somos una pieza importante en la estrategia geopolítica de potencias emergentes que buscan acabar con el imperio Norteamericano, sus transnacionales financieras-militares y su institucionalidad (FMI, ONU, ONG´s alienadas…) y es por eso que “el lobo” viene con todo, pero gracias a valientes como nosotros no podrán.

Presidente, ordene comandante, denos tareas determinantes a los patriotas que decidimos luchar, no nos deje expectantes esperando milagros, construyamos esos milagros con el pueblo, el único capaz de salvarnos y de llevarnos a la victoria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1862 veces.



Noel Peralta Barreto


Visite el perfil de Noel Peralta Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI