La “lógica del capital” y el madurismo mocho

El gobierno nacional mantiene una política internacional formalmente anti imperialista. En sus imprecisiones no es extraño que el presidente de la república, luego de insultar al jefe del imperio, le “extienda la mano” de amistad, pero es determinantemente anti imperialista, así se califica él mismo y define a su gobierno, en medio de una excitación y un discurso de apariencia revolucionarios.

El profesor Julio Escalona tiene fe en el carácter anti imperialista de Maduro (fue su alumno, parece), o mejor dicho, de la política internacional que dirige. Pero nosotros no, o no entendemos cómo eso es posible, considerando que a lo interno sus acciones son contradictorias; más bien con ellas se apoya a los enemigos “declarados”; al imperio, a las potencias europeas y al capitalismo. Es el caso de la “promoción y estímulo a las inversiones extranjeras”, de la Ley de las Zonas Económicas Especiales, del Arco Minero, razones por las cuales el imperio y las otras potencias son “lo que son”, a pesar de todas las alharacas anti imperialistas.

Hay dos maneras de abordar los efectos nefastos de la crisis del capitalismo y sus consecuencias bélicas (chantajes y presiones, es decir, todas sus “agresiones” de tercera generación). Una es declarar que se es anti imperialista y hacer “oposición internacional” en la ONU, al lado de otras naciones agredidas y explotadas. Y la segunda es ahondar en el socialismo. Radicalizar la lucha en contra del capitalismo, saltarse las ilusiones reformistas y tomar “al cielo por asalto”; conquistar el poder del proletariado por el proletariado, retomar la lucha de clases de manera consciente. Las dos cosas a la vez, una no puede ser más importante que la otra: revolución socialista… y la revolución global, “en cada lugar de mundo donde se cometa una injusticia”, es decir, en todo el planeta.

Pero Rusia, China, Irán, y muchos aliados del “Sur” no son necesariamente comunistas o socialistas, funcionan dentro de la “lógica del capital”, a pesar de sus tradiciones orientales y pasado socialistas. Podríamos sostenernos resistiendo las agresiones políticas, mediáticas y militares del imperio, pero no de la lógica del capitalismo, el cual se escurre por las grietas de la consciencia como la peste bubónica en la sangre.

La verdadera oposición al imperio está en los ideales y en la revolución socialista. Para ser más específico hablamos del combate al consumismo, al egoísmo, a la indiferencia; de construir sobre los escombros del capitalismo una economía planificada, imponer el control del Estado, hacer las confiscaciones de rigor a la gran propiedad… en favor de toda la sociedad y no del 1 % de la población.

El socialismo, o sea, la sociedad controlando los procesos económicos, a través del Estado; el socialismo como propiedad social de los medios de producción y el socialismo como conciencia social; todo en lo que no pensamos y no trabajamos ahora.

Hay otro “socialismo”, el falso, la socialdemocracia. La socialdemocracia es una de las tantas formas en las cuales hace vida el capitalismo. Cuando se agotan los regímenes de fuerza, se sustituyen por una democracia falsa, la democracia burguesa donde hace vida también la socialdemocracia y su reformismo del capitalismo.

El reformismo consiste en la promesa de alcanzar los ideales socialistas a través de reformas sociales dentro de la lógica del capitalismo; mediante las adecuaciones del capitalismo a las demandas sociales y sindicales las cuales actuarán siempre en favor del capitalismo; mediante reformas a las leyes laborales; de las reivindicaciones sociales y laborales sin que su “lógica” cambie etc.

No pasan de ser promesas vanas, la ilusión de que la sociedad cambia porque se reforma el capitalismo; ajustes del capitalismo para sostenerse y crecer en el tiempo y “los tiempos”. La democracia burguesa y la ideología socialdemócrata pequeñoburguesa sirven para sostener al capitalismo en sus peores crisis… y para contener los verdaderos cambios revolucionarios socialistas: en eso es en lo que se piensa y se trabaja ahora en el gobierno.

Se trata del madurismo enfrentando al “Plan de la Patria” de Chávez, al Plan que fue mutilado y adulterado por ellos para engañar a la gente; aplastando el impulso de Chávez para los cambios socialistas fundamentales; el punto de no retorno.

Retomando el tema del antiimperialismo, es imposible resistir y menos vencer a las potencias capitalistas dentro del capitalismo y sin un internacionalismo socialista muy claro, una lucha ideológica deslindada. Es imposible resistir mucho (y menos vencer) sin entender que el enemigo es el capitalismo, la ideología burguesa y pequeñoburguesa, así suene a lugar común; así suene a una “paja chamuscada” no hay mejor manera para precisar y nombrar al enemigo que desde los principios teóricos y espirituales socialistas; desde la defensa de los intereses de la clase de los trabajadores y de los más pobres en el mundo. Diríamos con Chávez, que es imposible vencer al capitalismo si no combatimos su “lógica”, la “lógica del capital”.

En la base de la crítica y supresión de la lógica del capital descansa la teoría del valor de Marx y el concepto de tiempo del trabajo socialmente necesario, de trabajo excedente (de plusvalía), la idea del fetiche de la mercancía, la teoría de la alienación,… ¡Teoría!, a la base de la compresión de esa “lógica” del capital hay ¡teoría marxista!... y una dura realidad, una base material aplastante: la explotación humana y de la naturaleza, la pobreza material y del espíritu, el consumismo, la fragmentación de la sociedad, el egoísmo radical, la codicia por el lujo, la ignorancia, la competencia, la ¡conciencia pequeñoburguesa!… y la guerra. El capitalismo, frente a su “lógica”, resulta tan “abstracto” que muchos no pueden ver su base material, la miseria que produce, reproduce y que lo sostiene en el tiempo.

Una “radical supresión de la lógica del capital”, esto daría unidad, fuerza y sentido a nuestra lucha.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 697 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a257248.htmlCd0NV CAC = Y co = US