Fuera Trump de América Latina! ¿Cómo es eso?

No hace nada el presidente Nicolás Maduro pedía una conversación telefónica con Trump, pero antes le ofrecía su mano, y más antes lo llegó a llamar el "camarada Trump", y todo en nombre de la paz. Fuera de toda consideración acerca de si eso fue una broma, fue en serio. Un "mensaje" para Trump y para el Gobierno de los Estado Unidos y un "mensaje" al pueblo venezolano –muy negativo, por cierto-. Dónde queda la dignidad. Por más broma que parezca ¿Dónde queda la dignidad? ¿Hasta cuándo el gobierno de Maduro y lo que queda de la revolución de Chávez se seguirá venciendo para tener una diplomacia de paz y de respeto con los Estados Unidos? ¿Vale la pena acaso una Paz conquistada con deshonra, postrados ante el imperio? Ahora que no vengan a decir que no es así, que Venezuela no se humilla ¡Claro, Venezuela no se humilla! Pero el gobierno de Maduro Sí, y sin mucho pudor. Fue suficiente que Trump amenazara con una invasión militar a Venezuela para que saltara Maduro, más asustado que valiente, a decir que Venezuela se respeta (Eso lo sabemos. Lo que no sabemos es por qué él y su gobierno no se hacen respetar).

¿Será posible defender militarmente al país? No lo creo. Con un discursito patriotero que no aguanta un tribunal político revolucionario ¿Acaso no se vale ser coherente en la política, entre el discurso y las prácticas políticas? ¿Seguro que existen planes de contingencia, organización popular y militar que resista una invasión extranjera, así sea de Colombia? ¿Acaso existe una motivación política capaz de estar por encima de las contradicciones?

No la hay. Solo vemos contradicciones, discursos patrioteros y por la defensa de la paz, pero de la paz de los capitalistas, se consolida otra vez la democracia burguesa, viene otra vez la alternabilidad y las negociaciones secretas, lo que antes se conocía como la democracia de la guanábana. O de la dictadura de la mediocridad; de una voluntad de ser mediocres.

No se debe pelear en guerras inter capitalistas. Hasta que el gobierno no se defina como socialista y retome el camino para la construcción de una economía de propiedad social, no debemos caer en el juego de defender la patria boba de la paz capitalista, donde caben todos, incluyendo los intereses de las familias Cisneros, Vollmer, Lorenzo Mendoza, y de las trasnacionales metidas en el negocio petrolero con ventajas, ahora que un decreto presidencial y una sentencia del tsj cambió las reglas del juego a su favor; además de las Zonas Especiales de Desarrollo Económico y en el Arco Minero… La amenaza de Trumpes para "una verdadera guerra económica", y no la especulación y la escasez que el gobierno no puede controlar, a lo cual nos acostumbró, este gobierno por ser permisivo –porque cree en el capitalismo- y a la cual llama "guerra económica", una guerra financiada por el propio gobierno ¡Qué curioso!

¿Cuál es el mensaje? No hay proporción entre los niveles de solicitud de paz y la altanería con la cual se grita la defensa de la patria ¿Cuál es el mensaje que se le da a la gente común? ¿De qué patria somos patriotas o de que paz somos pacíficos? Y si somos pacíficos ¿Cómo se puede caracterizar esa paz? ¿Como la de los monjes tibetanos, como la paz de los difuntos, la paz de los resignados? ¿Dónde quedamos los pacíficos, explotados en las fábricas, pasando necesidades o muertos? ¿Tenemos esperanzas en el socialismo?

La revolución es una lucha, se trata de cambiar el orden social, así se define en general. No se puede cambiar las estructuras de la sociedad sin conmoverla, sin superar su legalidad. La revolución pacífica supuso hace años un intento de cambio de la legalidad burguesa a través de la constituyente, en una nueva Constitución, el cual nunca fue suficiente en ella, por eso el comandante Chávez intentó otros caminos "pacíficos", de cambios, en reformas, en decretos, etc. Pero sobre todo intentó hacer una acción política concreto que presionara los cambios, hacer para cambiar.

En una revolución socialista verdadera siempre llegará el momento de la confrontación directa con la vieja sociedad. La paz no forma parte del discurso estratégico, lo estratégico es el socialismo y luego la paz. Una revolución por la paz, pero si esta paz es el socialismo, y este gobierno no es socialista, su paz es una conciliación dentro de otra socialdemocracia.

Si, de cualquier manera, el imperio viene por Maduro y su gobierno ¿Por qué insistir en la conciliación con los capitalistas, por qué insistir en dormir con los enemigos, con los patrones? Igual el imperio lo va a presionar por lo menos hasta fin, hasta que se desgaste, se agote en sus contradicciones. Mejor que sea sancionado por razones serias, con motivos firmes, por ser un gobierno digno y no por débil. Más vale pelear por el socialismo que por una Paz de tontos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 613 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a250940.htmlCd0NV CAC = Y co = US