¿Una primavera en Venezuela?

"La situación está lista para cuando EE.UU. quiera intervenir en Venezuela". Thierry Meyssan.

Luego de ver y oír la entrevista realizada por la periodista Erika Sanoja de Russia Today (RT) al reconocido analista francés Thierry Meyssan, transmitida en extractos por Pérez Pírela en su programa "Cayendo y Corriendo" que se transmite por Venezolana de Televisión, queda uno pasmado y con un sentimiento de extrema preocupación ante las afirmaciones de Meyssan, quien se ha destacado a nivel mundial por la casi infalibilidad de sus análisis y sus conclusiones, muchas veces premonitorias, con una certeza pasmodica.

Con toda la experiencia que lo encumbra, el señor Meyssan realiza paralelismos sobre la "primavera árabe" que destruyó medio Norte de África y el incipiente conato de rebelión civil que ya se vive en nuestra patria.

El mismo modelo, el mismo inicio, afirma Meyssan, y el mismo final, vaticina: destrucción de todo, incluida la oposición que ayudó a fraguar el movimiento.

Se desprende de este análisis que nada de lo que hoy sucede en nuestro país es interno nuestro, sino que por el contrario Estados Unidos usa a la oposición venezolana (con el ofrecimiento de poder a futuro) para que destruyan el movimiento que reivindica a la mayoría de la población del país, por el peligro que significa para los Estados Unidos la posibilidad de que una América del Sur se erija en bloque poderoso (no por sus gobiernos, pero si por su gente) y se les plante de pie y les de la patada por el trasero que se merecen desde aquella vez que Simón Bolívar exclamó :"Los Estados Unidos de América parecen destinados por la providencia a plagar ala América de miserias en nombre de la libertad".

Según esta teoría, Estados Unidos está usando a los movimientos opositores al chavismo para iniciar un movimiento masivo de descontento político y así poder infiltrar agentes de ataque para causar los muertos que estamos viendo; la verdad es que es de dudar que los que están matando con pistolas eléctrica, con metras, incendiando personas sean venezolanos; en Estados Unidos y Europa la mayoría de los terroristas son de origen musulmán (Ojo, no los musulmanes sino el grupo de ellos que mantiene una lucha religiosa contra el demonio, sin aceptar que ellos lo son también); ¿Serán aquí de origen colombiano (digo colombianos sin ánimo de xenofobia, sino por su parecido físico a nosotros, lo que les permite camuflarse en nuestras concentraciones) los terroristas?. ¿Estarán aquí células paramilitares de Uribe, matando a nuestros opositores? Ya Estados Unidos utilizó, en otros países, la técnica de matar opositores para culpar al gobierno y así arreciar el odio interno y facilitar su excusa de intervención.

Aquí hoy la oposición acusa al gobierno de estar matándolos, mientras el gobierno acusa a la oposición de los mismo (y ambos bandos de pueblo corean con convencimiento lo que su parcialidad les dice). Aun si esto fuera así no implica inocencia de parte de la oposición pues no hay dudas de que algunos de sus líderes no sólo están al tanto de este plan sino que han asistido a reuniones preparatorias para lograr el fin, y están apoyando en la logística para que entren aquí los terroristas y los insumos necesarios.

La mesa está servida según se desprende de la entrevista, pues para asegurar el piso, los empresarios, crearon la escases de productos de primera necesidad, cuyo monopolio está en manos de familias poderosas y transnacionales incrustadas en nuestra patria desde hace cien años; estos ya hicieron su parte, ya sea cerrando sus plantas o bajando a límites extremos la producción.

El gobierno de Obama hizo la suya con el decreto presidencial que nos cataloga como amenaza para los Estados Unidos.

Colombia hizo la suya, haciendo ejercicios militares con los gringos en la frontera de ellos con Perú y Brasil, solicitando el ingreso a la OTAN, llevándose a su embajador y poniendo en estado de guerra un ejército en nuestra frontera.

Los líderes opositores que fueron captados por los Estados Unidos bajo el ofrecimiento del poder cuando caiga el gobierno constitucional, están haciendo la suya; pero no han tomado en cuenta que no importa quién asuma la presidencia de lograr los objetivos, ya que, igualmente, durará poco quien sea, pues el fin es la destrucción total de todo incluida la oposición.

Este proceder del gobierno norteamericano no es nuevo y ni siquiera es autóctono pues ya lo indicó Maquiavelo, hace siglos: en su Capitulo V de "El Príncipe" ("DE QUE MODO HAY QUE GOBERNAR LAS CIUDADES O PRINCIPADOS QUE, ANTES DE SER OCUPADOS, SE REGIAN POR SUS PROPIAS LEYES ")

"Hay tres modos de conservar un Estado que, antes de ser adquirido, estaba acostumbrado a regirse por sus propias leyes y a vivir en libertad: primero, destruirlo., después, radicarse en él; por último, dejarlo regir por sus leyes, obligarlo a pagar un tributo y establecer un gobierno compuesto por un corto número de personas, para que se encargue de velar por la conquista. Como ese gobierno sabe que nada puede sin la amistad y poder del príncipe (Estados Unidos), no ha de reparar en medios para conservarle el Estado. Porque nada hay mejor para conservar, si se la quiere conservar, una ciudad acostumbrada a vivir libre que hacerla gobernar por sus mismos ciudadanos.

Ahí están los espartanos y romanos corno ejemplo de ello. Los espartanos ocuparon a Atenas y Tebas, dejaron en ambas ciudades un gobierno oligárquico, y, sin embargo, las perdieron. Los romanos, para conservar a Capua, Cartago y Numancia, las arrasaron, y no las perdieron. Quisieron conservar a Grecia como lo habían hecho los espartanos, dejándole sus leyes y su libertad, y no tuvieron éxito: de modo que se vieron obligados a destruir muchas ciudades de aquella provincia para no perderla.

Porque, en verdad, el único medio seguro de dominar una ciudad acostumbrada a vivir libre es destruirla. Quien se haga dueño de una ciudad así y no la aplaste, espere a ser aplastado por ella. Sus rebeliones siempre tendrán por baluarte el nombre de libertad y sus antiguos estatutos, cuyo hábito nunca podrá hacerle perder el tiempo ni los beneficios.

Por mucho que se haga y se prevea, si los habitantes no se separan ni se dispersan, nadie se olvida de aquel nombre ni de aquellos estatutos, y a ellos inmediatamente recurren en cualquier contingencia, como hizo Pisa luego de estar un siglo bajo el yugo florentino. Pero cuando las ciudades o provincias están acostumbradas a vivir bajo un príncipe, y por la extinción de éste y su linaje queda vacante el gobierno, como por un lado los habitantes están habituados a obedecer y por otro no tienen a quién, y no se ponen de acuerdo para elegir a uno de entre ellos, ni saben vivir en libertad, y por último tampoco se deciden a tomar las armas contra el invasor, un príncipe (¿Estados Unidos?) puede fácilmente conquistarlas y retenerlas.."

Ante la pregunta de la periodista sobre ¿Que busca Estados Unidos en nuestra patria?, el analista de manera pasmosa responde: Nada!!!; -¿Ni siquiera el petróleo?- Le insiste la periodista; -No, ni siquiera el petróleo-, responde fríamente Meyssan-, ya tienen el del golfo de Méjico y los países árabes; solo necesitan la destrucción del país como tal.

¿Por qué? La respuesta se vislumbra aterradora: A estados Unidos no le conviene una Venezuela libre e independiente, América Latina fuerte y unida seria la destrucción de la hegemonía norteamericana.

Si no nos unimos ante el ataque que estamos sufriendo no habrá patria para nadie, solo cenizas quedarán de la Venezuela bonita; por el contrario si quienes están incendiando personas, matando a sus mismos compañeros de marcha son venezolanos, el germen de la destrucción ya se incrustó en nuestras células y somos peores de lo que nos podíamos imaginar; yo me niego a creer eso.

Una guerra no es una guarimba es la muerte caminando por nuestras calles y entrando en nuestros hogares.

Un plan maquiavélico está desarrollándose sobre nuestro país y la solución está en que la oposición y el gobierno se den la mano y le pinten una paloma a los Estados Unidos: la paloma de la paz.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2505 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: