¿Cuánto vale el show de la OEA?

Los payasos están dispuestos, el escenario también, el dueño del circo ansioso, con profunda inclinación a la desesperación, todo lo que ha hecho, todo lo que ha invertido, todo, todo se esfuma ante un pueblo bravío y decidido que no se doblega a pesar de años de guerra económica, financiera, psicológica, mediática, etc. El payaso del día, Luis Almagro, otrora vanagloriose éste por ser “de izquierda", esa izquierda que no pasó de hablar pendejadas, pero que gracias a hombres como el Pepe Mujica se planteó un proyecto serio que ascendió al poder en Uruguay y, por cosas del destino, este personajillo fue ministro de exteriores del Pepe Mujica y eso lo obnubiló a tal punto que se consideraba presidenciable en su país, pero servirle al imperio acaba con todo, seca a las personas porque cuando las utiliza no les importa ni siquiera la dignidad de las mismas, es por eso que al imperio no le importa ni siquiera la dignidad de Almagro, por eso lo usa y luego lo desechará como una piltrafa. Sin embargo, en medio de esas marañas donde se engaña a gente  buena como el Pepe, Almagro lo utilizó para instalarse en la Secretaría General de la OEA, fue paradójicamente el Pepe quien convenció al gobierno venezolano de votar por Almagro en la OEA, la historia que luego allí se desarrolla ya la conocemos, esperpento quizás sea demasiado digo de llamarle a un personajillo como este. Los demás payasos se les conocía de antemano su papel: Temer, Macri, Kuczynshi, Santos, Peña Nieto, pues en Latinoamérica representan a la derecha y los intereses de las trasnacionales de todo tipo, que van, desde el tráfico de armas y drogas hasta los encumbrados centros financieros pasando por petroleras y muy renombradas “empresas”.

Por todos los medios se pretende sancionar a Venezuela en la OEA, que de paso, hay que destacarlo, es una organización tan desprestigiada que solo se sostiene con las presiones y el poder imperialista, pero hoy por hoy se demuestra que la tal OEA, más allá de "ministerio de las colonias" ha pasado a ser el brazo armado de ilegalidad para agredir a los pueblos, no tienen escrúpulos para violentar la ley... habrá que reconsiderar ser representante de un país serio y pertenecer a la OEA, seguro será un debate interesante a dar en los próximos días, pero, no se justifica de ninguna manera las últimas actuaciones de esta organización que solo obedece al libreto ejecutado por los títeres gobiernos del imperio y manejados por el fascismo puro sin respeto a ley o norma, incluso hecha por ellos mismos.

A pesar que estos gobiernos de derecha, Brasil (Golpe institucional), Argentina (Golpe mediático y psicológico), Perú, un perro fiel, al igual que otros gobiernos serviles cómo los de México, Colombia, Honduras (Golpe de estado también), Paraguay (Golpe), están perfectamente alineados a la estrategia de las grandes trasnacionales con intereses en Venezuela, la batalla que se ha librado en esa instancia, recurriendo a la dignidad de los pueblos y gobiernos populares, en una primera ronda se les ha hecho morder el polvo de la derrota, ante ese escenario ocurre el clímax de la pantomima y se da un golpe de estado en la OEA en contra del Consejo Permanente representado por Bolivia y Haití, y violentando las normas se insiste con el tema de sancionar a Venezuela y aplicarle una carta democrática que no es tal, está concebida ésta en el concepto de la democracia burguesa que es representativa, pomposo nombre que le dan, pero en el fondo, la llamada carta democrática no es sino un muro de contención para contener las revoluciones populares cómo la venezolana. ¿Sirvió la carta democrática para restituir a Zelaya en Honduras?... pues no, porque éste es progresista ¿Servirá la carta democrática para agredir a Venezuela? ... Pues si, con esa aplicación pretenderán ejecutar la intervención en Venezuela por decisión imperial que ha decidido luchar "hasta el último soldado colombiano" para sacar a la revolución bolivariana de raíz ¡¿Podrá? Es la gran pregunta!

Ahora bien, una cosa puede decidir la OEA contra Venezuela, que en concierto con la derecha apátrida venezolana, siempre será la agresión, y otra cosa es que nosotros, el pueblo de Bolívar nos calemos cualquier intervención y les permitamos ejecutarla, mochos no somos, así que burgueses; “preparen alpargatas que lo que viene es joropo”... el triunfo es la paz, de ello no hay duda, pero si algo tiene claro la dirección de la revolución y el pueblo consciente venezolano es que esta revolución es pacífica pero armada hasta los dientes: en primer término armada con la razón, armada con una constitución que representa la democracia participativa y protagónica, armada con la verdad histórica que viene de lejos, de Bolívar, de José Leonardo Chirinos, de Guaicaipuro, Zamora y muchos otros y otras, pero también, modestia aparte, armada con armas de verdad. Estamos armados con un pueblo que el 12 y 13 de abril junto a la FANB rescató al presidente Chávez y lo restituyó en el poder ante la deposición del cual fue objeto en un plan imperialista de golpe de estado conocido como el carmonazo. A veces pareciera que al imperio se le olvida todas estas cosas y contagia a sus adláteres criollos en esa amnesia. En un escenario, que seguramente así sería, en donde se le termine aplicando la carta antidemocrática a Venezuela como parte del plan de intervención imperialista, modestamente opino que la reacción de los pueblos sería inusitada e inesperada para el propio imperio, no se sorprendan de una reacción en cadena que barra a los gobiernos títeres de derecha, sobretodo en Argentina, Colombia, México y Brasil, esto cambiaría el escenario Latinoamericano... el otrora patio trasero se le volvería un polvorín al imperialismo y terminaría por quemarle el culo si lo deja afuera como todo pareciera indicar que lo tiene.

¿Que cuanto vale el show de la OEA? Pues muchos millones hay en juego por parte del imperio, reunidos en un pote perverso que va desde las trasnacionales petroleras, mineras, traficantes de armas, traficantes de drogas, corruptos y ladrones venezolanos, bachaqueros corporativos como Mendoza y Cia, narcos como Uribe, corruptos como Kuczynshi, Temer y Macri, corporaciones financieras, la mafia Miamera a la cual pertenece Marco Rubio y la derecha venezolana, dividida y golpeada pero con respiración pulmonar aplicada con millones de dólares, en fin, todo lo perverso del mundo se une para acabar con la revolución bolivariana. Este pueblo que ha resistido años de guerra económica, que ha soportado estoicamente el desprecio de una burguesía grosera que ha emprendido una guerra sin cuartel escondiendo los alimentos para inflarles el precio exorbitantemente, esa misma burguesía que estafó a parte de este pueblo con la llamada "última cola" y los llevó a votar por sus verdugos, ese pueblo, ese mismo pueblo es el que derrotará en el medio y campo que sea al imperio y todas las burguesías del mundo juntas... no olviden eso.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1089 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor