Estados Unidos busca golpear a Venezuela

El título se refiere, evidentemente, al proceso de "golpe de estado" que viene desarrollando tanto la Casa Blanca como el Pentágono y la Secretaría de Estado estadounidenses contra el Gobierno constitucional de Venezuela durante el periodo presidencial de Hugo Rafael Chávez Frías como en las actuales realidades de funciones del Presidente Nicolás Maduro Moros en el marco del objetivo, en última instancia, de derrotar, contundentemente, al proceso político enmarcado en la globalidad significativa de la Revolución Bolivariana. Podríamos suponer que nos estaríamos refiriendo al clásico golpe de estado, el militar acompañado por civiles tan en boga en América al sur del río Bravo y al sur de la península de la Florida durante muchísimos años, demasiados para nuestro gusto, cuando desde el siglo XIX el Poder estadounidense nos consideraba no "colonias" en el concepto tradicional europeo sino en esa nueva modalidad sustentada en un marco jurídico internacional justificativo que "edulcaraba" ese concepto titulado de "colonia" para, por razones de seguridad interna del novel país americano, considerar que los espacios marítimos caribeños, fundamentalmente, eran de su absoluta propiedad geopolítica en el marco geo-estratégico algo así parecido a las políticas militaristas cuales, actualmente, son de justificación presencial estadounidense con "socios y aliados" en el mar meridional del sur de China bien conocido como South China Sea.

El mundo ha cambiado como lo expresaría uno de esos caballeros reflexivos a los cuales escuchamos más por educación que por tratar de comprender lo significativo de esa frase política. Si ha cambiado y es en esa referencia que José Vicente Rangel Vale (JVR) ha propuesta la tesis bajo el título de la "nueva política Obama" cual significa que el Poder estadounidense se ha visto en la imperativa necesidad de dar un salto cualitativo sobre las políticas que se fueran desarrollando desde la presidencia de Ronald Reagan hasta George W. Bush no solo en lo financiero-económico-comercial sino en lo político-ideológico como también en lo militar visto el particular e histórico agotamiento tanto del sistema capitalista como sistema socio-económico sino en las nuevas ingenierías que se están desarrollando en el campo de la geopolítica mundial cuando actores, aparentemente desgastados por sus políticas internas, cuando nos referimos a Rusia y China, entran, de nuevo, con agresividad inteligente a dar pautas estructurales a las relaciones internacionales con lo cual el escenario internacional entra en un profundo, conceptual e importante escenario de profundos cambios obligantes en el marco de la propia dinámica de la Historia, enfrentando las dos tesis fundamentales que los "think tanks" estadounidenses propusieron con el "Fin de la Historia" y la "Clash of Civilizations". Es un tema aún por desarrollar en perfecta profundidad académica y de la filosofía tanto capitalista como marxista en sus correspondientes evoluciones históricas.

Bien lo ha expresado José Vicente Rangel Vale en su programa dominical: "José Vicente hoy" (Televen, 17, abril, 2016), cuando en su introducción se refirió a los reales y objetivos intereses del Poder estadounidense sobre las realidades geográficas que definen a Venezuela y son ellas, sobre la combinación con lo ante propuesto, las bases reales sobre las cuales ese denominado como "interés norteamericano" se centra imperativamente en función de sus realidades objetivas tanto como Imperio capitalista como en las expresiones actuales de la "fase superior del imperialismo". La geopolítica mundial ha cambiado desde lo conceptual que significó el "11 de septiembre" mucho más importante que la propia "Caída del Muro de Berlín" cual significó su propia realidad histórica con su propio impacto geopolítico afectando a la Comunidad Europea, fundamentalmente, con efectos secundarios sobre países del Mediterráneo.

El "11 de septiembre" le abrió las puertas a un interesante proceso mundial cuando se desarrollaron escenarios de profundo caos mundial además de una nueva ingeniería de las finanzas internacionales sustentadas tanto en el crédito como en la acumulación gracias al mercado de los estupefacientes saltándose por los aíres aquellos acuerdos internacionales que se fueran acordados y firmados producto de las realidades significativas que exponían las exportaciones de drogas, fundamental, del opio con sus correspondientes y graves efectos sobre sociedades occidentales capitalistas y coloniales.

Si aceptamos que la geopolítica mundial ha cambiado y sigue su proceso de cambios, entonces, debemos aceptar la propuesta de JVR en cuanto a la "nueva política Obama" para así poder comprender el real significado de la "Orden Ejecutiva" cual contiene, en última instancia, no solo la amenaza sobre Venezuela sino el diseño de una política real geo-estratégica enmarcada en la geopolítica mundial del Poder estadounidense para, al aceptarlo en comprensión significativa, poder aprobar y asumir las políticas necesarias con la finalidad de confrontar esa amenaza real estadounidense sobre toda nuestra sociedad venezolana independientemente de las actitudes y comportamientos de toda la oposición a la Revolución Bolivariana por parte de importantes sectores sociales en nuestra Patria, Venezuela.

Nos referíamos más arriba al proceso real de golpe de estado que vienen desarrollando, directa y por intermediarios, los EEUU de América sobre Venezuela sin precisar sobre cómo se estaría desarrollando ese golpe de estado sobre el Gobierno de Maduro Moros. Es demostrable que no es un golpe de estado tradicional como lo expresáramos más arriba sino está circunscrito a la modalidad de golpe de estado sustentado en la "Guerra Política" y sus consecuentes desarrollos "aguas abajo" cuando el mismo está dividido en lo económico-financiero, comunicacional, seguridad, ideológico, militar y político. Es un golpe de estado más sustentado en dirigir sus objetivos golpistas a la sociedad más que al sector militar pero sin descartarlo por obvias razones como lo hemos conocido con el proceso de "invasión indirecta" que se ha llevado a cabo en la ciudad de Alepo, Siria, prácticamente, desde sus propios comienzos como, también, lo hemos percibido en el proceso político en Ucrania sobre lo justificativo-conceptual titulado como una de las "revoluciones de colores". Pero, en nuestro criterio, esos escenarios han sido superados en los procesos precedentes que hemos conocido en Venezuela tanto durante el "Golpe de Abril" como durante el proceso contra-revolucionario bajo el título de las "guarimbas" en el 2014.

Es decir, lo inmediato anterior significa que esos modelos de conspiración sobre la fase imperativa del golpe de estado para Venezuela se han superado por lo cual el Pentágono se ha visto en la necesidad de desarrollar nuevas propuestas como la "Orden Ejecutiva". Ello nos obliga a preguntarnos no solo qué significa en sus contenidos dicha decisión de Barack Obama en el plano de su "nueva política Obama" sino el cómo se podría implementar, es decir, desarrollar en el campo esa decisión del Poder estadounidense en el obligante marco de necesidad imperativa del control de toda la geografía física venezolana.

Es decir, para que el Pentágono pudiere imponer dicha política referida tendría que desarrollar, al mismo tiempo, varios escenarios; en primer lugar, que la Asamblea Nacional actualmente bajo el control del sector que suscribe "la salida" en sus bases de la aprobación de leyes evidentemente de carácter golpista profundice sus actuaciones políticas circunscritas, eso si, a la Asamblea en considerando y aceptando la poca casi nula capacidad de movilizar a la "masa opositora" no porque no exista sino que aún está presente en el inconsciente colectivo de esa "masa opositora" las realidades que se desarrollaron tanto durante el proceso del "Golpe de Abril" como durante las "guarimbas".

En segundo término, el Pentágono necesita, en el caso de Venezuela, poder rescatar sus influencias en el sector militar; es decir, en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana–FANM-, y es por ello la actual matriz de opinión que se viene imponiendo en contra del Ministro de la Defensa en la persona de Vladimir Padrino López al cual acusan de ser el "comisario político" de la FANB. Ello no significa que "los dardos" contra la FANB se circunscriban, únicamente, al señor ministro Padrino López sino en la matriz referida a la supuesta influencia de Cuba sobre ese sector nacional, además del tema de la corrupción y de la participación no demostrada sobre oficiales y oficiales retirados en el mundo del tráfico de los estupefacientes generando; en contrario está presente otra matriz de opinión cuando se conocen mundialmente que la producción de opio en Afganistán, el lavado de dinero en la banca estadounidense y el no señalamiento de países productores de estupefacientes son "temas tabú" tanto para la prensa internacional como para el Pentágono y el Departamento del Tesoro.

En el tercer momento del proceso golpista está referido a la combinación de la denominada como "guerra económica" y la "guerra de la salud" en perfecta sintonía golpista cual impresiona profundamente a la siquis de toda la sociedad venezolana sin distingo de ideologías y de clases sociales. Inteligentemente el Gobierno de Maduro Moros "ha plantado cara" a tal proceso golpista reactivando "Barrio Adentro" para atender, fundamentalmente, a las clases con menos recursos y sin estar adscritas a cualquier compañía de seguros.

Ahora, nos preguntamos: ¿Por qué la actitud de los EEUU de América no solo con respecto a la Revolución Bolivariana sino globalmente es la desarrollar el caos global y la confrontación entre países? Es decir, en nuestro modesto criterio, nos consideramos que hay una correlación entre el futuro de la Revolución Bolivariana y los actuales escenarios globales de "permanente crisis, caos y resurgimiento del fascismo". Es decir, la actual crisis estructural del sistema capitalista aún en el marco de la actual reingeniería del propio sistema está circunscrita al marco de la necesidad de reiterar la presencia real, fáctica y objetiva de los EEUU de América como "potencia mundial" en el escenario internacional de las relaciones internacionales bajo y en los términos actuales de la ideología capitalista del siglo XXI conjuntamente como "imperio" sobre el contenido conceptual de las tesis marxistas-leninistas en considerando, al tiempo, las objetivas diferencias entre aquellos históricos imperios de testas coronadas europeas con la significación del concepto imperio en referencia a los EEUU de América.

Reiteramos nuestros pareceres sobre el escenario internacional ya descrito más arriba pero adicionemos algunas realidades que colaboran con nuestra tesis sobre el desarrollo de los escenarios militares cuales bien nos podrían llevar bien a un equilibrio sobre la base de la "…new type of great power relations…" ("…nueva forma de relaciones entre los poderes…". Presidente Xi Jinping dixit) y, en la acera de enfrente, la agudización de las contradicciones de los actuales escenarios en referencia como, por ejemplo, el poco estudiado sobre el impacto real de las migraciones desde Asia Central y Siria hacia los mercados laborales de la Comunidad Europea con lo cual, en consecuencia imperativa y inevitable, la OTAN en el marco geográfico de su escenario europeo tendrá que no solo asumir en objetividad dicha realidad en impacto sico-social en las sociedades comunitarias aburguesadas sino tratar de agravar con sus decisiones político-militares los escenarios en confrontación con Rusia en la búsqueda de situaciones de mediana intensidad en violencia omo lo estamos observando con Polonia y los países del Báltico.

Lo inmediato anterior llevará a escenarios energéticos de alta sensibilidad e inestabilidad que impactarán no solo en los precios del crudo y gas como en el costo por transporte y los obligantes seguros cuando los riesgos son altos sino que la Comunidad Europea tendrá que decidir sobre el futuro de sus relaciones con Rusia, por un lado, y sus intereses reales con los países del Golfo Pérsico como suplidores ¿confiables? de crudo, por el otro; es decir, la agudización de los escenarios pre-bélicos se están mostrando inevitablemente con lo cual el futuro escenario sobre Venezuela y la Revolución Bolivariana entrará se encontrará con una probable crisis de identidad que tendrá que comenzar a resolver imperativamente. Mutatis mutandi, profundizar el proceso revolucionario bolivariano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1344 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a226573.htmlCd0NV CAC = Y co = US