El imperio contrareataca

Aunque parece casi un titulo de la saga de ciencia ficción de George Lucas, no estamos hablando de fantasía, sino de una realidad que se nos echa encima como una pesadilla que amenaza convertirse en cruel realidad.

Acaba de anunciar el vocero de la Casa Blanca que se inicia un bloqueo de armas contra Venezuela, porque nuestro país no colabora adecuadamente en la lucha “antiterrorista” que la administración Bush tiene contra los niños, niñas, ancianas, ancianos, hospitales y escuelas de Irak y Afganistán. Esto es un preaviso de una escalada violenta contra Venezuela.

Este imperio es poderoso, porque siempre ha librado sus guerras contra pueblos más débiles militar y tecnológicamente hablando Los militares norteamericanos quieren mostrar su enorme poder “Rambótico”, en una superproducción bélica de alto presupuesto. Buscan una taquilla segura y es por eso que tienen una campaña publicitaria “gobeliana” a nivel de los medios de comunicación masivos mundial que justifique una invasión a la tierra sagrada de Simón Bolívar.

Persigue el imperio la “obsoletizacion” del armamento de la Fuerza Armada Venezolana, para poder así invadir con ventaja a nuestro territorio. Piensan que encontraran un pueblo de rodillas que les dará una bienvenida de “Héroes”. No se la vamos a dar, como tampoco se las está dando el noble pueblo Iraquí, que con una lucha asimétrica, pero constante, le está minando la popularidad al gobierno de Bush, en la opinión publica norteamericana y mundial.

La verdadera intención del imperio es crear una atención única hacia el mar Caribe y que descuidemos las fronteras occidentales venezolanas, para que puedan seguir entrando ciertos sectores paramilitares, financiados a través de la ultra derecha política y militar golpista venezolana con recursos del departamento de estado norteamericano.

Las fuerzas mercenarias norteamericanas servirán de apoyo táctico y logístico a las fuerzas paramilitares, pero en una primera instancia no van a atreverse a invadir a nuestro país, por lo que están viviendo en el medio oriente. Este apoyo táctico será tecnológico, financiero y de infiltración de elementos armados por nuestras costas y fronteras. No es de extrañar que en esas fuerzas de entrenamiento naval, aéreo y terrestre, haya militares venezolanos golpistas y grupos paramilitares que reciben entrenamiento terrorista en los barcos norteamericanos, para atacar objetivos tácticos en Venezuela y para asesinar gente, inclusive a personeros de la oposición para sembrar el caos y la duda en la población venezolana.

Esos ejercicios bélicos en el Caribe no van a terminar, porque el departamento de defensa norteamericano les va a dar una misión disuasiva permanente, un claro mensaje a aquellos gobiernos y grupos políticos latinoamericanos que quieran vivir las aventuras nacionalistas, antiimperialistas, bolivarianas y comunistas. Los Estados Unidos tienen el concepto que quien controla la zona del Caribe, controla el mundo. Para ellos es imprescindible su presencia militar en esta zona.

Un ataque por parte de los Estados Unidos a Venezuela, seria arriesgado y desencadenaría una rebelión armada por parte de los grupos progresistas del continente,los cuales tendrían la convicción que no vale la pena llegar al poder por vías democráticas y electorales. Se iniciaría en toda Amerita un movimiento insurreccional inmenso y general que le costaría caro a los intereses de los Estados Unidos en la región y en el mundo entero.

Por eso la táctica del imperio es infiltrar gente entre los seguidores y dirigentes de la revolución, comprar militares traidores y financiar a paramilitares “desactivados” para sembrar el terrorismo “decente” que financia Mr. Bush. Ellos no quieren aparecer como los invasores malos y perversos, porque están en un año electoral y no se pueden dar el lujo de perder el congreso, en estos tiempos de impopularidad galopante de este gobierno terrorista norteamericano.
Hay que cuidar las fronteras occidentales del país, porque por allí es que se está organizando la invasión. Por allí entrarían las armas, los paramilitares, los sicarios, los dólares y los golpistas. No podemos entretenernos con una Campaña electoral en la cual todos los candidatos y candidatas de la oposición están comprometidos de antemano con el imperio para retirarse y crear las condiciones políticas que justifiquen una invasión. Esos candidatos y candidatas han apostado a perder. El llamado es que salgamos a votar masivamente los venezolanos y venezolanas por el presidente Chávez y que estemos alertas con respecto a las maniobras de la oposición golpista.

De aquí a Diciembre, el imperio va a ladrar con sus cachorros, porque tienen planificado una segunda parte de “Rumbo Propio”, propiciando la separación no solo del Zulia, sino de otros estados como Margarita o algún otro con costas convenientes para un desembarco militar, si hiciera falta. Esta es la aplicación de la teoría de Maquiavelo: “Divide y Vencerás”.

No cometamos el error de esperar una invasión solo por el mar Caribe, no descuidemos las fronteras occidentales de nuestro país. El imperio tiene sus cachorros y lacayos listos a cumplir sus deseos de derramar la sangre del pueblo Venezolano, para apoderarse de nuestro petróleo.

No, no es una saga de George Lucas, es la pura realidad: ¡El imperio recontrareataca!

Obedvizcaino@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2567 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor